metalcore / deathcore
 Despised Icon
Beast
ZONA-ZERO
70
4 VOTOS
74
+
Despised Icon Beast
Publicación:
Julio 2016
Sello:
Nuclear Blast
Productor:
Yannick St-Amand
Género:
punk-core
Estilos:
deathcore

MEDIA

Tracklist

  • 01. The Aftermath
  • 02. Inner Demons
  • 03. Drapeau Noir
  • 04. Bad Vibes
  • 05. Dedicated To Extinction
  • 06. Grind Forever
  • 07. Time Bomb
  • 08. One Last Martini
  • 09. Doomed
  • 10. Beast

Miembros

  • Alex Erian: voz
  • Steve Marois: voz
  • Eric Jarrin: guitarra
  • Ben Landreville: guitarra
  • Sebastien Piche: bajo
  • Alex Pelletier: batería

Análisis

por el 22 Jul 2016
454 lecturas
Parece que siete años son más que suficientes para volver a los escenarios, aunque muchas veces nos preguntamos si la gente de un grupo que vuelve acaso ha parado de tocar, entre componer o pegarse alguna gira o bolos sueltos con otros proyectos paralelos. Probablemente estemos en lo cierto. De ninguna otra manera se explicaría que estos canadienses, que sienten un amor incondicional por el deathcore, se mantengan tan en buena forma en este nuevo “Beast”.

Despised Icon nunca han sido los másteres de la simpleza y la melodía. Es decir, su mezcla entre el death más técnico y burro (y con dejes grind) y su parte “core”, más petada de breakdowns y similares, no augura coherencia, sino más bien mosh a piñón, pues por y para ello existen. Pues bien, el gran detalle a tener en cuenta de este disco es que esos dos ingredientes esenciales para la fórmula aparecen aquí de la manera más heterogénea posible. Sin apenas acordes melódicos, todo se centra en destrozar cabezas a base de riffs lo más sanguinarios posible (inserte aquí su grupo de brutal death burraco) y en acompañar esto de un breakdown más intenso todavía. Tampoco importa mucho si la velocidad es endiablada, o si se pasan con los gorrinillos, porque esa buena y equilibrada mezcla satisface en su totalidad a todos los temas.

Si la primera “The Aftermath” es una declaración de esas intenciones ásperas de las que hablábamos, la segunda “Inner Demons” pone en liza la parte más técnica y de más lucimiento de sus tres guitarras; y entre esas dos vertientes anda también el resto. Como pelotazos destacados tenemos “Drapeau Noir” (la importancia de tener un riff reconocible e inspirado), “Bad Vibes”(combina breakdowns, doble bombo y gorrinillos con una habilidad bastante curiosa) o “Time Bomb” (otra que hará gozar a amantes de la técnica).

Por lo tanto, y resumiendo, tenemos delante un álbum muy bien hecho (producción exquisita, sonido crudo a propósito) con unas canciones que no salvarán al mundo ni harán rica a la banda, pero que superan el corte, y que oye, compones 29 minutos de música y ya tienes disco. A ver quién es el guapo que se casca uno de una hora a estas alturas, con la faena que eso resulta, para que luego te digan que es un tostón…

En fin, que la vuelta de la formación original de estos siete chavales de Montreal no ha sido en vano. Siempre han sido regulares en cuanto a calidad (mi favorito es “The Ills Of Modern Man”, pero es difícil criticar los demás) y no les vamos a contradecir el que sigan para adelante, si muchos otros y con menos tablas que ellos también lo hacen. Y si siguen con la crudeza de este “Beast” pues mucho mejor.


Lo Mejor: Breve, conciso y al grano.

Lo Peor: No estará entre los mejores discos de metal de la historia, y de los de la banda pues así así...
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre