Turtle Nipple and the Toxic Shock
ZONA-ZERO
70
2 VOTOS
69
+
Heavy Heavy Low Low Turtle Nipple and the Toxic Shock
Publicación:
Noviembre 2008
Sello:
Ferret Music
Productor:
Sam Pura
Género:
punk-core

Tracklist

  • 01. Hahahahahahaha
  • 02. Giant Mantis VS. TURT nip
  • 03. How Many Dad's Must Eat Themselves?
  • 04. 3000, 100 Points, 100pts, Gummy Octopi
  • 05. H.D.EYE Hybrid Cyborg
  • 06. Trot Line Beer Can
  • 07. The Toxic Shock Mountain Blues
  • 08. R4TB3LLY
  • 09. Eagle Mewnadria
  • 10. Supernova Ninja Surfers
  • 11. Is This Your Homework?
  • 12. Green Genes
  • 13. Wasted (Black Flag Cover)
  • 14. Rotten Church / Mall / Parking Lot
  • 15. Please, That Bitch Will Outlive us All

Miembros

  • Christopher - batería
  • Andrew - bajo
  • Danny – guitarra y voz
  • Robbie – voz

Análisis

por el 04 Nov 2008
1040 lecturas
Heavy Heavy Low Low son una de esas bandas a las que me cuesta horrores acceder. Y no es porque sean excesivamente tralleros, ni demasiado caóticos. El problema, creo, es que tienen un concepto demasiado personal del término “canción”. A lo largo de este segundo larga duración, que es su segunda referencia de este año tras su EP homónimo, encontramos quince canciones que, si no contamos que el último tema se alarga hasta el cuarto de hora a base de la repetición de un zumbido, rondan una media de un minuto y medio de duración cada una.

Este es un dato que no se presenta como un problema en otros grupos en los que la inmediatez y la velocidad son primordiales, como pueden ser los locos de The Locust, a los que los temas efímeros les vienen como anillo al dedo. Pero, personalmente, me da la sensación de que a Heavy Heavy Low Low este hecho les juega en contra. Porque, como he dicho, su música no es ni muy caótica ni muy trallera como para justificar esas prisas por acabar, y sin embargo sí es suficientemente compleja como para que no sea pueda entender fácilmente que no ahonden más en sus ideas.

El álbum se empecina en una sucesión de temas con cierta personalidad, que no se termina de manifestar porque en el minuto escaso que duran no da tiempo a asimilar ni la melodía ni la estructura. Es un continuo coitus interruptus en el que cuando parece que le has cogido el rollo a la canción, termina. Lo que provoca que una vez terminado el disco, no nos acordemos de ningún corte en particular pese a que seamos conscientes de que hay buenos temas y buenas ideas. Quizá un número de canciones menor y de más duración, incluyendo todas esas ideas en diez temas en lugar de quince, habría dado un disco más completo y redondo, más consistente.

Si nos centramos en el sonido del disco, hay que decir que desde luego caña hay, aunque quizá no tanta ni de la manera que cabría esperar de un grupo que bebe directamente del grindcore y el mathcore. Se escuchan melodías y ganas por hacer de este un disco incuso bailable, pese a no ser accesible en el sentido estricto de la palabra. El tempo no es en absoluto frenético, sino que consiguen un ritmillo que te hace mover la cadera sin que te des cuenta. El problema viene cuando en mitad del buen rollo, el tema coge y acaba dejándote con la miel en los labios. Es un hecho que ensombrece el que podría ser un muy buen disco de hardcore relativamente bailongo (entiéndase esto como una exageración, porque los cambios de ritmo que se marcan impedirían poner esto en ningún club). Otro punto que podrían tener en contra es la voz de su cantante, que no termina de cuajar en el conjunto.

Resumiendo: buenas ideas, buenos músicos, buenos temas, buen ritmo pero un pésimo concepto de disco que emborrona por completo todo lo demás.


Lo Mejor: La música en sí de este grupo es buena y lo demuestran en casi todos los cortes.

Lo Peor: Las duración de las canciones no permite disfrutar tal como se podrían disfrutar si fueran menos y más largas.
 


COMENTARIOS

1 Comentarios

  • 68 Bueno
    USER_AVATAR
    caba_rpm
    me ha defraudado un pcoo este disco... pero me encanta el análisis isra crack
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre