Death After Life
ZONA-ZERO
70
2 VOTOS
65
+
Impaled Death After Life
Publicación:
Julio 2007
Sello:
Century Media
Productor:
Trey Spruance
Género:
metal

Tracklist

  • 01. Goreverture
  • 02. Mondo Medicale
  • 03. Gutless
  • 04. Theatre of Operations
  • 05. Preservation of Death
  • 06. Wrought in Hell
  • 07. Resurrectionists
  • 08. Critical Condition
  • 09. The Dead Shall Dead Remain
  • 10. Medical Waste
  • 11. Dead Alive
  • 12. Coda Morte

Análisis

por el 07 Jul 2007
1396 lecturas
Este disco ha sido toda una sorpresa para mi, tengo que reconocer que Impaled era uno de tantos grupos de los que solo había oído el nombre y visto portadas de sus discos, y por lo visto me había hecho una idea erronea del grupo, me esperaba un disco de gore grind/death técnico muy cafre, al estilo de grupos como Exhumed o Regurgitate. Aquí en cambio la única conexión que existe con esos grupos son las explicitas letras sobre operaciones o vísceras, musicalmente encontramos una mezcla de death sueco y thrash metal, con una gran influencia de los últimos Carcass, sobretodo en las letras y las voces, todo eso aderezado con teclados, partes con melodía y solos bastante técnicos.

Death After Life” es el tercer larga duración de Impaled desde que se formaran en 1997 y es su debut con Century Media. Según he podido leer en su web, este disco es conceptual y explica la historia de cuatro estudiantes de medicina que están preparando una operación ilegal, que va contra las reglas establecidas, que consiste en descubrir si hay vida después de la muerte, de ahí el título del disco. A lo largo de los 42 minutos que dura, van intercalando canciones narradas, grabadas por ellos mismos como si fueran trozos de una película, que hace que quede el disco como una historia bastante interesante, con sus efectos de sonido a la hora de hacer operaciones incluidos y una música de fondo que podría haber firmado el mismísimo John Carpenter.

Uno de los aspectos a destacar en este disco es el debut de Jason Kocol como guitarrista/cantante, después que Andrew LaBarre dejara el grupo por incompatibilidades musicales y se montara un proyecto de black metal en solitario llamado Altar The Sky. Aunque ese cambio no se nota tanto, ya que su voz no es la única que suena en el disco, también hay muchas partes de voz del otro guitarrista y del bajista del grupo, además Kocol demuestra que es un gran sustituto y que tiene una buena garganta para hacer guturales.

El disco se abre con una de esas canciones narradas, que parece que esté sacada de una película de terror de serie b, el tema se llama “Gorverture” y es el que nos introduce en la historia de estos locos estudiantes de medicina en busca de un remedio para revivir a los muertos. El disco prosigue con “Mondo Medicale”, curiosamente el mismo titulo que su anterior trabajo, que es un tema de death metal a la antigua usanza, con un gran solo y una juego de 2 voces que podrían firmar Jeff Walker y Bill Steer de Carcass. En otros temas como “Wrought In Hell” o “Medical waste” podemos escuchar una base musical muy influenciada por el thrash metal de la bay area mezclada con voces death/grind y buenos punteos de guitarra, “Preservation Of Death” tienen un toque sinfónico, gracias a ese teclado inquietante. Otra clara influencia para el grupo es el death sueco de grupos como At The Gates, esa influencia se escucha claramente en “Gutless”. También hay temas con una mezcla de death metal y rock, como “The Dead Shall Dead Remain” (titulo también del primer disco de Impaled) y “Dead Alive”, que tienen ritmos rockeros muy cachondos, mezclados con otros típicamente death metal y voces guturales.

Del tema de la producción se ha encargado Trey Spruance, conocido por haber formado parte de Mr. Bungle, pero ese famoso nombre no hace ningún bien al resultado final del disco, es sorprendente ver como un grupo como Impaled y un sello como Century Media permiten una producción como esta. Las guitarras deberían sonar más duras y estar más presentes y también quitarle un poco de protagonismo a la batería, este tipo de producción se podría tolerar hace años, pero hoy día está muy lejos de las producciones actuales de los grupos de death metal.

En definitiva un disco recomendado para fans del gore, del humor negro y del death metal sin etiquetas. Abstenerse estómagos sensibles o gente con poco humor.


Lo Mejor: Las letras y el concepto del disco y la variedad musical del mismo

Lo Peor: Disco interesante pero que con el tiempo se hace aburrido
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre