Descent
ZONA-ZERO
75
1 VOTO
75
+
My Shameful Descent
Publicación:
Octubre 2008
Sello:
Firedoom Records
Productor:
Sami Rautio
Género:
metal

Tracklist

  • 01. Allconsuming
  • 02. Deity Of Retribution
  • 03. This Hate
  • 04. Of Haunting
  • 05. Kill The Emptiness
  • 06. Unrepentant
  • 07. Self-Abuse

Miembros

  • Sami Rautio - Voz, Guitarra
  • Mario Hahn - Guitarra
  • Twist - Bajo
  • Jürgen Fröhling - Batería

Análisis

por el 06 Oct 2008
792 lecturas
My Shameful son uno de los mayores exponentes del panorama Doom/Death Metal a velocidad absurda de la actualidad y llegan con un nueva criatura que trae bajo el brazo un pan mohoso repleto de oscuridad, depresión, angustia y siete temas a cámara lenta.

La banda nace allá por 1999 en la nevada Finlandia, aunque Sami Rautio, alma máter, guitarrista, vocalista y cerebro del grupo, se mudara a Alemania hace unos años convirtiendo la banda en un combo doom finés con ciertos toques de acento alemán. Las atmósferas del grupo son de clara manufactura finlandesa, turbias, dolorosas, agobiantes, depresivas a más no poder, pero tienen cierta pesadez en las guitarras, las cuales se dedican durante todo el disco a aplastar largos riffs, seguidos de notas aún más largas, aunque respetando ciertas melodías superpuestas que guían a la oscura y profunda voz de Sami a través de unas letras que hablan de los aspectos más oscuros de la naturaleza humana, lo que ellos vienen a decir, “describimos los momentos que ocurren ante nuestros ojos, cuando toda esperanza se ha desvanecido”. Esto se resume en canciones de ritmo muy pausado, largas diatribas e historias sobre el ser humano, a veces gritadas y a veces recitadas.

Sin duda la mejor arma de la banda son algunas melodías inesperadas que el grupo se saca de la manga como en “Of Haunting” o “This Hate”, pero es “Unrepentant”, quizá la mejor canción del disco, la que destaca sobre todas las demás por su variedad y por cómo va de menos a más de una forma tan natural.

La banda provoca toda la oscuridad a partir de los elementos más básicos, sin fuegos de artificio ninguno. Coros, teclados o cualquier elemento que podemos encontrar en los anteriores discos de la banda no los oiremos esta vez. Unas cuerdas, una batería y una desgarrada voz hacen todo el trabajo. Es doom/death puro, como recién destilado. Esto puede entusiasmar a mucha gente, pero también dejará de lado a otros que, como yo, encuentran ciertos vacíos en algunas canciones y ciertos fragmentos bastante tediosos en los que la banda parece entrar en bucle con una voz demasiado lineal y monótona y ciertas notas innecesariamente alargadas. Pese a ese “vacío” en ciertas atmósferas, el grupo se mueve con soltura dentro del estilo, pero la producción creo que debería haber explotado algo más la contundencia de las bases.

Descent” es un disco para amantes de los pasajes oscuros, pero que a los no iniciados resultará algo rocoso y pesado, teniendo que buscar el momento adecuado para disfrutar de las cosas que aporta musicalmente. Si una noche lluviosa estuviera triste y desesperado, nervioso a más no poder y necesitara algo reconfortante que llevarme a mis oídos, no me pondría “Descent” de ninguna manera.


Lo Mejor: Algunas melodías y algunas atmósferas de lo más oscuro.

Lo Peor: Ciertas partes de la producción y algunos elementos muy monótonos.
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Octubre