Dogma
ZONA-ZERO
76
1 VOTO
80
+
Nice Price Dogma
Publicación:
Abril 2006
Sello:
Grabaciones Muerte / PIAS
Productor:
SPAM
Género:
otras tendencias

Tracklist

  • 01. Indiferentes
  • 02. Dosis
  • 03. Mateo 7:22.23
  • 04. Dos Segundos
  • 05. Neón
  • 06. Sutura
  • 07. Impulso
  • 08. Auspicio
  • 09. Wake Up
  • 10. Suffragette City (live)

Miembros

  • Josephine Vicio
  • Eddie Bondage

Análisis

por el 26 Abr 2006
1464 lecturas
En Alemania, a parte de cerveza, salchichas y gente rubia, muy alta y seria, abundan los grupos de electro-dark, bandas que mezclan el rock con la electrónica, los ritmos bailables y discotequeros con las letras metafísicas además de poseer siempre una llamativa imagen y unas performances de lo más chocante que beben influencias de la dark wave de los 80 y el metal gótico de los 90. Pero aunque parezca mentira, en un país como España desde hace años este estilo, dentro de garitos oscuros y ghettos exclusivos, ha ido creciendo enormemente tanto en número de bandas como en calidad, especialmente en la ciudad de Barcelona. Conocidos por todos son grupos como Glamour to Kill (quienes tuvieron que emigrar a Alemania), Aviador Dro, Cycle o Digital XXI, y bien seguro que a esa lista tendremos que añadir dentro de poco a Nice Price.

Nice Price es un dúo formado por Josephine Vicio y Eddie Bondage (¿por qué les dará a los miembros de estos grupos por ponerse este tipo de nombres?), dos personajes que se conocieron a través de una amiga en común y que tras poner sus intereses musicales sobre la mesa, decidieron lanzarse a buscar la gloria con su música. A raíz de la suma de las aficiones al black y el death metal de uno y al gótico y la new wave del otro, surgió Nice Price y las canciones que forman su primer disco: “Dogma“.

Dogma“ es un trabajo intenso, que aúna todo lo que se le debe pedir a un disco de electro-dark: actitud, pose, ritmos adictivos, letras alocadas, programaciones originales y pegadizas, riffs de guitarra potentes y la capacidad de llevar por unos minutos al oyente a otro mundo.

Tras la primera escucha, llama la atención la voz de Josephine Vicio, melódica y con un registro bastante personal que lo aleja de la mayor parte de grupos del estilo (que acostumbran a utilizar una voz más grave y agresiva). Pero incluso por encima de la voz encontramos los ritmos electrónicos percutidos que ya desde el tema inicial “Indiferentes” demuestran que tiene mucho que decir.

Las canciones de “Dogma“, especialmente en la primera parte del disco, están cargadas de ritmos que atrapan al oyente sin remedio y que a bien seguro van a convertirse en asiduos en los clubs dark más cool de las grandes ciudades. Dentro de ese apartado de música potente y bailable cabe destacar “Indiferentes” (la mejor forma que tenían de abrir el disco), “Mateo 7:22.23”, “Sutura” o “Impulso”, un impresionante corte en el cual abunda la electrónica y los teclados de tintes góticos.

Pero Nice Price va más allá y no se conforma con ofrecer un disco para bailar un rato. También añade temas más introspectivos, ambientales y melódicos que ayudan a diversificar un poco el contenido de “Dogma“ y sobretodo, consiguen hacer que el oyente no llegue a caer en el error de pensar que Nice Price es un grupo a la usanza. Canciones como “Dosis”, cargada de guitarras potentes entrecortadas de inspiración black y una atmósfera electrónica muy decadente, “Neón” con una melodía muy emotiva y una maravillosa capacidad para generar emocionas (para mí, la mejor canción del disco) o “Wake Up”, canción recargada de cambios de ritmo y unas programaciones muy originales (de hecho, una de las melodías de la canción me recuerda a “Smooth Criminal” de Michael Jackson), demuestran que esta banda no morirá por falta de ideas.

Para acabar de rematar la faena, una versión del clásico de David Bowie, “Suffragette City”, versionado e interpretado en directo hace que el disco termine por todo lo alto y de forma muy agradable.

Que se preparen los seres oscuros aficionados al baile, porque a partir de ahora van a pasar muchas noches escuchando a Nice Price en sus clubs preferidos.


Lo Mejor: Temas pegadizos y canciones más ambientales de mucho nivel.

Lo Peor: Se echa en falta una producción más elaborada.
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre