melodic hardcore
 The Swellers
Good for Me
ZONA-ZERO
85
1 VOTO
60
+
The Swellers Good for Me
Publicación:
Junio 2011
Sello:
Fueled by Ramen
Productor:
Bill Stevenson, Jason Livermore
Género:
punk-core

Tracklist

  • 01. Runaways
  • 02. Inside My Head
  • 03. The Damage
  • 04. Parkview
  • 05. The Best I Ever Had
  • 06. Better Things
  • 07. On the Line
  • 08. Nothing More to Me
  • 09. Prime Meridian
  • 10. Warming Up

Miembros

  • Nick Diener - voz, guitarra
  • Jonathan Diener - batería, voz
  • Ryan Collins - guitarra
  • Anto Boros - bajo

Análisis

por el 29 Ago 2011
1083 lecturas
En pleno verano, y mientras medio país está absolutamente parado disfrutando de sus vacaciones, a mi me toca seguir trabajando unos días más hasta poder disfrutar de mi tan ansiado descanso. Durante esta agonía final por lo menos puedo abstraerme un poco compartiendo con vosotros mi opinión sobre el "Good for me", el quinto trabajo de The Swellers. Y estoy encantado de hacerlo, porque pese a que los escuché por primera vez en un contexto muy poco favorable (a un volumen muy muy bajo mientras conducía con mi novia durmiendo al lado), estos chicos de Michigan han sido uno de las bandas que más me han impactado en estos últimos años.

The Swellers es un grupo liderado con por los jovencísimos hermanos Diener, Nick y Jonathan, que ahora tienen 24 y 23 años, pero que cuando publicaron su primer álbum, "End of discussion" (2003), tan solo tenían 16 y 15 años respectivamente. Así que pese a su juventud, estan más que curtidos, y se nota (eso incluye una primera participación en el Vans Warped Tour en el año 2005). No obstante, no fue hasta el 2007 cuando se empezaron a hacerse realmente conocidos alrededor de todo el mundo con su álbum "My Everest", uno de mis álbumes preferidos por cierto. Después del éxito cosechado con dicho trabajo ficharon por un sello muy potente a nivel mundial, Fueled by Ramen, el cual también trabaja con grupos como Paramore o Panic! At the disco. Y bajo este sello han publicado sus dos últimos álbumes: "Ups and Downsizing" (2009) y "Good for me" (2011), el que a partir de ahora os comentaré.

 

Seguramente la opinión de este disco sería muy diferente si no hubiese escuchado tantas y tantas veces sus discos anteriores. Pero en mi posición y sin parecerme un mal álbum, la verdad es que me sabe a poco. Mis sospechas y las de tanta otra gente se han confirmado, un giro anunciado hacia el mainstream que ya se empezaba a intuir con el trabajo anterior, que se ha acabado de confirmar en el "Good for me" y del que seguramente tenga mucha culpa su nuevo sello. Aquí han olvidado de los ritmos rápidos y contundentes que marcaban sus temas anteriores, han bajado el tempo de sus metrónomos y se han dedicado a hacer canciones con grandes melodías tanto guitarrísticas como vocales. Tan solo han dejado pequeños destellos de los riffs rápidos y los breaks complejos que abundaban en sus discos anteriores. Y quiero dejar claro que pese a esto, me parece que el disco tiene grandes canciones, pero ya no me suena a Hardcore Melódico, ahora me recuerda mucho más a Jimmy Eat World o Foo Figthers, y que no me maten sus seguidores porque son dos bandas que me encantan, pero son diferentes de lo que antes eran The Swellers.

 

Con "Runaway", el primer tema, ya se marca una diferencia clara con la tralla con la que empezaban sus anteriores discos. En éste, como en los cortes que le siguen, destacan unas muy buenas melodías que enganchan y mucho. Entre ellos me gustaría destacar "Inside my head" y "The Damage". Siempre que he escuchado el álbum entero me ha parecido que tiene dos partes bien diferenciadas separadas por el quinto corte, el single, "The Best I Ever had", seguramente la mejor canción del disco y que actúa como punto de inflexión. A diferencia de los otros temas, éste si que engancha a la primera escucha y no se si es casualidad o no, pero a mi me suena más a lo antiguo (y no quiero hacerme pesado con el tema). A partir de este temazo, el disco tiene un bajón significativo del que para mi gusto solo se salvan "Nothing more to me" y "Warming up", la canción que cierra el álbum.

 

Por lo que se refiere a la parte técnica, como siempre me gusta a hacer en mis análisis, este es seguro el mejor álbum de los que he reseñado hasta ahora para vosotros, y probablemente es de lo mejor que se puede escuchar actualmente. No en vano, este álbum ha sido producido y grabado por Bill Stevenson, un productor con un historial que asusta. Sólo por nombrar alguno de los grupos con los que ha trabajado: NOFX, Rise Against, Lagwagon, A Wilhelm Scream, Comeback Kid, y me dejo auténticos grupazos y discazos del género… La verdad es que a partir del "My Everest", The Swellers siempre han tenido un sonido excelente en sus discos, caracterizado por ser muy envolvente, lo cual a mí personalmente me encanta. En su siguiente álbum, ya lo acabaron de rematar no dejando mucho margen de mejora en este aspecto para lo siguientes. Así pues, este último trabajo el sonido no mejora mucho lo anterior, pero es que tampoco no había donde mejorarlo. El disco suena increíble se escuche donde se escuche y la ejecución impecable. Excepto ellos, dudo que nadie le pueda encontrar un solo fallo.

 

Como conclusión general, y tras insistir tanto en las diferencias respecto de sus últimos trabajos, siempre me quedará la duda de si me hubiese gustado más el disco sin conocer lo anterior. Me huelo que sí, pero no me atrevo a asegurarlo, y por tanto, si alguien no los ha escuchado antes tampoco sé qué recomendarle en este sentido… Lo que sí que les recomiendo es que escuchen el disco sí o sí, es un muy buen trabajo que gana con las escuchas y que como dice un amigo mío: te llena el alma con sus canciones. Y pese a ser muy diferente de lo anterior, no deja de ser sobresaliente.



Lo Mejor: Álbum que gana con las escuchas, cada vez se disfruta más.

Lo Peor: Tan solo quedan destellos de algunas de sus señas de identidad en el pasado.
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre