The Wildhearts Strike Back
ZONA-ZERO
70
2 VOTOS
65
+
The Wildhearts The Wildhearts Strike Back
Publicación:
Enero 2005
Sello:
Gut / PIAS
Productor:
Jase Edwards
Género:
pop-rock

Tracklist

  • Disco 1:
  • 01. I Wanna Go Where The People Go
  • 02. Greetings From Shitsville
  • 03. Top Of The World
  • 04. Vanilla Radio
  • 05. Caffeine Bomb
  • 06. O.C.D.
  • 07. Someone That Won’t Let Me Go
  • 08. Nita Nitro
  • 09. Caprice

  • Disco 2:
  • 01. Girlfriend Clothes
  • 02. Jonesing For Jones
  • 03. Suckerpunch
  • 04. Beautiful Thing You
  • 05. Turning American
  • 06. My Baby Is A Headf**k
  • 07. Loch Ness Interlude
  • 08. Cheers
  • 09. Nothing Ever Changes But The Shoes
  • 10. Dangerlust
  • 11. Love U Til I Don’t
  • 12. Don’t Worry About Me

Miembros

  • Ginger
  • C.J.
  • Stidi
  • Jon

Análisis

por el 10 Ene 2005
1103 lecturas
A pesar de sus 12 años de carrera y 8 álbums publicados, los británicos The Wildhearts no gozan de la fama o popularidad que tal vez por su firme y consolidada carrera merecerían. Tras un relativamente prolongado periodo de silencio, en el 2003 regresaron por todo lo grande gracias a su disco “The Wildhearts Must Be Destroyed” y a su single “Vanilla Radio”. Algo más de un año después, el cuarteto regresa con un doble cd grabado en directo durante su última gira británica, llamado “The Wildhearts Strike Back”, en el cual demuestran que su directo es una de sus mayores virtudes.

“The Wildhearts Strike Back” no lleva consigo ninguna sorpresa, pues se trata de un recopilatorio de los 21 temas más representativos de su carrera (con especial hincapié en los temas de sus últimos dos discos de estudio) interpretados en vivo, en frente de un apasionado público, siempre presente de fondo.

The Wildhearts, que llevan mucho tiempo practicando un sonido mezcla de punk, hard rock sucio y pop melódico, cuentan con un repertorio extremadamente amplio, pero por desgracia, no disponen de un mega-hit fuera del Reino Unido. Esa es posiblemente una de las principales explicaciones a la falta de popularidad del grupo fuera de las islas británicas. No obstante, siempre que han salido fuera, han convencido, muestra de ello es la última gira americana que realizaron junto a The Darkness, donde sorprendieron gracias a su peculiar estética y a su buen sonido. Precisamente eso es lo que nos espera en este “…Strike Back”, muchas canciones de buen nivel, con pocos temas en plan hit y con un sonido live realmente destacable.

A medio camino entre los suecos Backyard Babies, Supersuckers, Mötorhead (no hay más que escuchar “Suckerpunch”) y Hellacopters, The Wildhearts dejan en este doble cd en directo todas las referencias posibles de su trayectoria. Por un lado, no se requiere más que una escucha para darse cuenta de que todas las composiciones son muy sencillas, sin alardes técnicos ni añadidos de ningún tipo y por otro lado, demuestran que tienen la virtud (para algunos defecto) de saber hacer canciones directas, con gancho y muy divertidas para escuchar, especialmente en directo.

Tratándose de un doble cd con todos los temas más recodables del grupo, es realmente difícil destacar alguno, no obstante, el inicio del primer cd, con “I Wann Go Where The People Go”, “Greetings From Shitsville”, “Top Of The World” y “Vanilla Radio”, es realmente espectacular. Se trata de 4 de los temas más pegadizos y “pop” del grupo, y realmente cumplen con su función de incitar a la juerga. Luego los temas más explosivos se distribuyen con mayor espacio entre unos y otros, pero ahí quedan himnos como “Someone That Won’t Let Me Go” también en el primer cd o “Girlfriend Clothes”, “Jonesing For Jones”, “Nothing Ever Changes But The Shoes” (la cual me recuerda mucho a Nofx) o la final “Don’t Worry About Me”, estas ya en el segundo disco.

The Wildhearts tampoco se olvidan de su lado más macarra y pesado, dejando constancia de ello en “Nita Nitro” (o como hacer una canción con un par de riffs y que suene bien), “Caprice”, la cual mezcla metal sabatino con punk “guarrete”, “Suckerpunch”, demostrando lo bien que saben imitar a Lemy y sus chicos de Mötorhead (cabe destacar la actuación del cantante del grupo, Ginger, quien demuestra ser todo un showman y líder carismático, a pesar de sus carencias vocales), “Turning America” (seguramente el tema más pesado de su último disco de estudio) o la 100% metalera “Dangerlust”.

¿Pegas del disco? Pues que va de menos a más, que el sonido excesivamente simple del grupo acaba por resultar repetitivo tras más de 100 minutos y que se echa en falta un himno de esos que ensalzan a grupos que a veces no se lo merecen y que también evitan que un grupo con experiencia pueda darse a conocer más allá de sus fronteras.


Lo Mejor: Repertorio consistente, fruto de 12 años de carrera. Buen sonido en directo.

Lo Peor: El disco va de más a menos. Puede resultar repetitivo. No cuenta con ningún super-hit.
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre