funk / progressive metal / alternative metal / experimental rock / dub / funk metal
 Twelve Foot Ninja

CRÓNICA

Twelve Foot Ninja
Twelve Foot Ninja, Uneven Structure
30 de Abril de 2017 por Jorge Azcona Sala Stage Live, Bilbao 554 lecturas

Con una programación repleta de giras vistas por casi todos, de grupos consolidados o de vacas sagradas venidas a menos, siempre es de agradecer que también se apueste de vez en cuando por propuestas arriesgadas y diferentes como la de Twelve Foot Ninja. Tres han sido las fechas en las que los australianos desembarcarían por primera vez en nuestro país en lo que está siendo la presentación de su último disco de estudio, “Outlier”.

En un cartel que intenta descubrir los diferentes caminos que puede tomar un estilo como el djent, Uneven Structure serían los encargados de ir calentando el ambiente bilbaíno al igual que en todas las fechas de la gira europea. Con un nuevo trabajo que lleva escasos días en la calle, "La Partition", los franceses intentarían dejar huella con una visión del género bastante personal e introspectiva, aunque curiosamente serían los riffs más meshuggeros los que más harían mover a la gente. Teniendo en cuenta que estos eran los menos, con claro margen para las atmósferas lentas y sin demasiados sobresaltos (incluso las luces acompañaban sin apenas mostrar sus rostros hasta el final), no bastó con intentar mantener los cinco sentidos alerta durante los 45 minutos que duró su actuación. Aunque parezca contradictorio, el abusar tanto de un sonido orgánico hizo que todo pareciese demasiado mecánico y falto de emoción.

A las 21,45 de la noche y con un escaso pero devoto público de los australianos, empezaban a sonar las notas de "Collateral". A pesar de estar enchufados desde el primer momento, sería un tema como "Mother Sky" el que haría temblar el suelo de la sala y dejar las primeras palabras de un sonriente Kin Etik con un "Kaixo Bilbao!". "Kingdom" o "Deluge" fueron otros de los temas que rescatarían de su debut "Silent Machine", aunque sin llegar al clímax de "Coming For You", uno de los más emblemáticos de la todavía corta discografía de Twelve Foot Ninja y donde lo mismo puedes hacer headbanging extremo que bailar un ritmo bossa nova. Aquí es donde reside uno de sus mayores encantos.

Otro de los puntos fuertes del quinteto y que les aleja del cliché de banda aburrida y seria que abunda en estos géneros es su sentido del humor. No hace falta ver más que alguno de sus videos para darse cuenta que es un grupo peculiar, y su directo no iba a ser menos. Lo más gracioso es que se nota que es algo espontáneo y no parte de un espectáculo repetido cada noche.

La última parte del show estuvo dedicada exclusivamente a "Outlier", claro síntoma de que el último disco ha gustado entre el público y ha supuesto un paso adelante en la carrera del grupo. Como también lo es el que les haya traído por primera vez a nuestras salas. Temas como "Invincible" o "Sick" dejaron claro el amplio abanico de influencias tanto de una banda muy cómoda sobre el escenario como de un Kin que parece la reencarnación del señor Patton en uno de sus tantos proyectos paralelos. Pero si hay un tema que se ha convertido desde ya en su canción estrella (al menos por ahora), es "One Hand Killing", en la que nadie pudo contenerse y puso el broche final.

Una hora justa de reloj se puede antojar algo escasa si solo tenemos en cuenta la duración. En cuestión de intensidad el grupo lo dio todo y el público quedó más que satisfecho. Volved cuando queráis.

COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA