PELÍCULAS

por el 18 de Noviembre de 2013
Documental sobre la revolución tecno-cultural que supuso la llegada del formato V/H/S al mercado doméstico. Una mirada al pasado presente y futuro del formato a través de los ojos de coleccionistas, freaks, directores, dueños de videoclubs y toda una ralea de entrañables personajes en los que muchos de los nacidos en los 80 os vais a ver identificados. Como dice Dimitri Simakis en el trailer “Es viernes por la noche, estás con tus colegas. Os quedáis a dormir juntos, vais al videoclub a por una pelis. Estáis sentados juntos, de risas, cenando unas pizzas…. ¿qué puede haber mejor que eso?” ¡Qué razón tienes Dimitri!

Año: 2013
País: Estados Unidos
Género: Documental
Director: Josh Johnson

Nota: 80
Panos Cosmatos, el productor de la cinta, es tan hijo de la genración VHS que en el momento de estar pariendo Beyond the Black Rainbow comentaba que su fuente de inspiración habían sido las carátulas de VHS de las películas de ciencia ficción que sacaba de su videoclub. Josh Johnson destacó durante los primeros 2000 como un excelente crítico de cine trash así como de programador en los festivales de cine más enfermizos que podáis imaginar, siendo Rewind this!, tras haber dadoel salto a la dirección a través del videoclip y el cortometraje, su primer proyecto de larga duración. Os contamos las vidas de estos dos señores para que quede claro que las dos cabezas pensantes tras este proyecto son una pareja de chavales como los que comentaba Dimitri Simakis, una generación formada en el salón de su casa con un cine hecho para el videoclub y no para las grandes salas. Esperad por tanto una visión melancólica de una manera diferente de hacer y consumir el cine.

El documental mantiene una estructura clásica de entrevistas y material de archivo de diferentes películas  así que no esperéis ningún tipo de innovación en la parte formal de la obra. Decíamos en la introducción que Rewind this! supone una mirada al pasado presente y futuro del género y no lo decíamos por que sea una frase que quede bien. El documental se pasa sus 94 minutos de duración alternando sin complejos una mirada a lo que supuso la llegada al salón del VHS y cómo afectó a la producción de una cinematográfica, con un relato en primera persona de la situación actual del formato a través de los dueños de videoclubs, realizadores y coleccionistas y pretende salvar de la quema el futuro del videocasete poniendo el foco en diversos festivales y subrayando la fuerza que tiene aún actualmente el VHS.



La visión retrospectiva queda en manos de los veteranos que nos fascinaron en nuestra adolescencia con las películas más extrañas y locas que habíamos visto hasta la fecha, como los fundadores de la Troma o directores como Mamoru Oshii o Frank Henenlotter que describen como la llegada de un nuevo formato abarató los costes y les permitió hacer películas por presupuestos irrisorios. Dueños de videoclubs, productores, distribuidores y hasta ilustradores de las carátulas más míticas generan un torrente de información que hará sentirse mayor a algunos y llenará los torrents de otros.

El presente viene reflejado por directores de nueva hornada formados a la sazón del vídeo del salón, directores y escritores que se formaron con las películas de los testigos del pasado del VHS. Le queda a uno la sensación de que el formato está en una penosa situación de abandono manteniéndose casi exclusivamente vivo gracias a coleccionistas y dueños de videoclubs que se resisten al paso del tiempo. Esto señala un peligro y es la cantidad ingente de títulos que no dio el salto a DVD y que puede estar a punto de desaparecer y la dificultad para el mantenimiento de las cintas ya clasificadas.

La visión de futuro sobre el formato es obstinadamente optimista ya que por el tono del documental no podía seguir otro camino que no fuera el de la esperanza, el de un futuro mejor. Una esperanza basada en una serie de personajes fantásticos que luchan por seguir grabando películas en ese formato y dejan su testimonio en Rewind this!. En una contra-cultura que se empeña en programar festivales basados en el VHS.



Le ponemos un 80 a Rewind this! probablemente dejándonos llevar por nuestros gustos personales y la morriña que nos produce el no poder revivir las experiencias que se relatan en el documental. Si no cumplís ya los 30 seguro que os pasa lo mismo, para los que aún ni llegáis mirad este documental con papel y boli al lado, preparad vuestros torrents, quedad con unos colegas y encargad unas pizzas.



  


COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate