CRÓNICA

Resurrection Fest 2013
Lamb Of God, Slayer, Bad Religion, Trivium, Killswitch Engage
01 de Agosto de 2013 por Jorge Azcona Viveiro, Galicia 4858 lecturas

Octava edición ya del Resurrection Fest, festival que empezó siendo pionero en este país por su filosofía y que año tras año ha ido creciendo hasta convertirse en uno de los más famosos de la península, pero manteniendo ese espíritu. Un cartel más metalero que en otras ediciones pero quizás el más potente en cuánto a nombres auguraba un éxito garantizado, y por supuesto así lo fue.


JUEVES 1

El festi lo iniciamos con Escuela De Odio. Un sonido un tanto embarullado presagiaba que la carpa Jägermeister no iba a brillar en ese sentido, pero mejoró bastante en todo lo posterior. La colocación y la peña que hubiera en cada momento también influía bastante. A pesar de esto se marcaron un buen directo en lo suyo, sudoroso y de puño en alto.

TriviumLos siguientes en ver fueron unos Trivium muy queridos por algunos y totalmente prescindibles para otros en este tipo de festival. Ya desde el principio tuvieron mala suerte al tener que parar en el segundo tema por temas de seguridad, y los anunciados 10 minutos llegaron a ser casi 30. De todas formas supieron salir del paso con buen humor y consiguieron calentar de nuevo al público. El set fue mejorable, se tocaron dos temas del próximo nuevo disco y hasta el final no escuchamos los clásicos, pero ese tramo no tuvo ninguna pega. De menos a más.

Vuelta de nuevo a la carpa para ver a los míticos Madball, que ya se han convertido en los vecinos predilectos de Viveiro. Botes, pogos, circle pits, incluso el alcalde del pueblo. Muy hardcore.

Y casi sin darnos cuenta ya teníamos delante al primer cabeza de cartel, unos Lamb Of God muy esperados sobre todo después del tema legal por el cuál no sabíamos hace unos meses si finalmente tocarían o no. No hubo medias tintas, se dejaron notar a base de bien. Un sonido espectacular a lo largo de la hora y veinte, temazos de casi todos sus discos como "Laid to Rest", "Set to Fail", "Walk with Me in Hell", o "Redneck" que ya se han convertido en clásicos modernos, y un Randy Blythe totalmente desbocado. De los bolos más completos del festival.

Y para cerrar unos Sylosis que van ganando adeptos año tras año tras su actuación de 2011. No les hizo falta ningún tipo de artificio (ni telón mismamente) para dejarnos con la boca abierta. Josh Middleton es un jodido genio, y los demás no desentonan ante él. Punteos imposibles, sobriedad, elegancia… impolutos. Lo único que no entiendo es porqué no le dan más cancha a su último disco tan aclamado por critica y público, del que no hacen mucha gala. Aún y todo temas como "Empyreal" o "Sands Of Time" te ponen los pelos como escarpias. De dibujos animados.


VIERNES 2

Lamb Of GodEl viernes lo iniciamos con Dawn Of The Maya. Los navarros son cada dia más grupo y se notó. Mucho público y un buen espectáculo. De ahí fuimos a ver un rato a sus paisanos Lendakaris Muertos, grupo que pega más en otros tipos de festi pero que a lo tonto hacen legión en todos. Belvedere esperaban en el escenario grande, y la verdad es que no llamaron demasiado la atención. Correctos, pero sin demasiada gente ni un gran sonido. Curiosamente los grupos de punk-rock que son los más fáciles de sonorizar a priori, son los que peor sonaron. Todo lo contrario que Rise Of The Northstar. Ya fuera por la curiosidad de algunos o porque el número de fieles de este grupo tan peculiar va creciendo, pero lo cierto es que el escenario Arnette estaba abarrotado. Incluso se veía a algún incondicional disfrazado con motivos mangas.

Llegó la hora de Comeback Kid, y como era de esperar hordas de hardcoretas de todas sus épocas se agolpaban en la carpa. Concierto muy compacto con el broche de "Wake The Dead" coreado a pleno pulmón. Y tocaba el turno de Slayer, el cabeza de cartel más grande que ha tenido el festival en sus 8 años de historia. Conforme ibas llegando al escenario Monster te dabas cuenta que el volumen era ensordecedor, aunque no con la calidad y limpieza que tuvieron otros grupos. De todas maneras con lo que tenías delante poco importaba, a pesar de ser el 50% de Slayer siguen siendo una máquina de matar. Abrieron como de costumbre con "World Painted Blood" y lo demás fue una ristra de clásicos como acostumbran también. El detalle final del telón homenajeando a Jeff Hanneman con el logo de Heineken gustó muchísimo, la verdad es que se salió del típico discurso del que además no tienen pinta de ser muy amigos. Mientras, sonaba "Angel of Death". Uno de los momentazos del fin de semana.

Dawn of the MayaThe Exploited sustituyeron en el cartel a unos caidos D.R.I. y resultaron ser un buen reemplazo, me los imaginaba algo acabados y por el contrario mostraron vitalidad a raudales. "Beat the Bastards" fue un himno, cómo no.

Para cerrar no era Millencolin el grupo más adecuado, y al margen de horarios fue quizás lo más flojo del festival, aunque sin llegar tampoco al suspenso. En su favor se puede decir que tocaron temas de todas sus etapas, pero el sonido no les acompañó demasiado. Bajito, con fallos, y que en ese mismo escenario casi todos los grandes habían arrasado básicamente.



SÁBADO 3

El día más potente se presentó madrugador evidentemente. Para la hora del café ya estábamos en la carpa viendo a Horn Of The Rhino, un doom pantanoso no muy dado en el festival y que congregó a los más rockeros. En el escenario principal nos esperaban Rise To Fall. Media horita contundente y con todos sus incondicionales basada prácticamente en su segundo y último disco, "Defying the Gods". Vuelta de nuevo para ver a otro grupo peculiar, Dia de los Muertos, con su primera visita a nuestro país si no me equivoco. En la onda de unos primerizos Brujería, sonaron bastante más guarretes que en disco, tanto instrumentalmente como por esa voz “femenina” sacada directamente del infierno.

Comeback KidLo de Toundra estuvo a otro nivel. Gente de todo pelaje abarrotaba la carpa y daban muestra de lo respetados que son incluso en un festi totalmente diferente a su manera de vivir la música. Pues bien, con todo eso y sin ningún tipo de comunicación verbal lograron la mayor comunión con el público de todo el finde. Daba gusto ver a Esteban Girón vivir las canciones, todo un ejemplo de cómo el músico debiera disfrutar siempre en un escenario. Se despidieron con una ovación tremenda, como si de actores de teatro se trataran.

Poco a poco iban llegando los platos fuertes, y mientras anochecía esperábamos a Killswitch Engage en el escenario principal. Otro grupo muy esperado ya que no pisaban nuestro país desde hace varios años, y no defraudaron en absoluto. El único pero pudo ser la voz algo bajita sobre todo en los melódicos, lo demás fue rodado. Un setlist casi perfecto, Leach cumpliendo, un Adam cuyas tonterías no me suelen hacer mucha gracia esta vez me sacó un par de sonrisas, y la gente cantando todos los estribillos. Otro de los bolos más completos.

Sin poder tomar ni un respiro empezaron Evergreen Terrace en el tercer escenario. La gran aglomeración que sufrimos evidenció que no hubiera estado de más ponerlos en alguno de los otros dos. Algo mamadetes animaron bastante el cotarro. En esta recta final había que descartar a algún grupo debido al cansancio y ese tuvo que ser Black Flag, de los cuáles escuché opiniones dispares pero me temo que más negativas que positivas.

FlatlinersY justo después del anuncio del primer cabeza de cartel de la próxima edición (unos NOFX que parece que gustaron al personal), salieron a escena Bad Religión. De sonido no anduvieron muy sobrados y el bajo dio problemas continuamente, pero aún y todo fue un éxito. Se cascaron casi 30 temas de todas las épocas; clasicazos como "No Control", "Anesthesia", o "21st Century (Digital Boy)" se mezclaban perfectamente con temas más recientes que ya han conseguido el status de himnos como "Sorrow" o "New Dark Ages". Incluso la media docena de su nuevo "True North" no desentonan lo más mínimo. Pero para mí el momento clave fue sin duda ese "Generator" en su nueva versión festivalera por y para el público.

Y para cerrar el festival otro grupo que me sorprendió gratamente, unos Biohazard de vueltas de todo y sin Evan Seinfeld pero que me dejaron flipado. Solo pudimos presenciar 2/3 de bolo, pero lo suficiente para comprobar lo motivados que estaban. Crowd Surfing y puro Crossover-NYHC. En su próxima visita no me los pienso perder si están a este nivel. Como veis estoy obviando los grupos tributo que son los que realmente cerraban las dos últimas jornadas, pero la edad no perdona a nadie desgraciadamente.


Así dabamos por concluída esta edición. Mucho cansancio debido a un cartel increíble, pero un 10 en cuánto a la organización. Un ejemplo a seguir por la mayoría de festivales de este país que descuidan muchas cosas y van dejando a la gente por el camino. Sin ir más lejos ya hay un cabeza de cartel y muchos rumores para la próxima edición.

COMENTARIOS

12 Comentarios

  • #12
    USER_AVATARel 17 de Agosto de 2013
    kiba
    Di que está muy bien hecha. Son 70 grupos y una persona sólo como mucho puede ver la mitad. Aún así, muy bien llevada tío.
  • #11
    USER_AVATARel 14 de Agosto de 2013
    MrCalidad
    Que criticones, no?
  • #10
    USER_AVATARel 13 de Agosto de 2013
    roots
    La gente se piensa que esto es algo remunerado?? o que reparten pases para que si queremos vayamos 5 en vez de 1 para cubrirlo entero?
  • #9
    el 13 de Agosto de 2013
    juan_crustcore
    ni una palabra sobre el conciertazo de Jello Biafra & The Guantanamo School Of Medicine?? de lo mejor del festival
    crónica del resu pobre, muy pobre.
  • #8
    USER_AVATARel 10 de Agosto de 2013
    roots
    Pues si, pero también te puede salir un ladrillo de crónica del que mucha gente pasaria. Nunca llueve al gusto de todos, está claro.


Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate