CRÓNICA

Electric Weekend
Rage Against The Machine, Nothink, Biffy Clyro, Millencolin, Serj Tankian
30 de Mayo de 2008 por Manuel López Millán Getafe, Madrid 6104 lecturas

Crónica: Manuel López, Javier Jiménez, Israel Higuera, Fernando Martín, Jorge Pérez
Fotos: Stuart MacDonald


Electric Weekend - ®Stuart MacDonald Las primeras ediciones de los festivales nunca son fáciles de organizar. Aun así los chicos de "Last Tour International" (encargados de grandes festivales españoles como "Bilbao BBK Live", "Kobetasonik" o "Azkena Rock Festival") lo tenían claro: crear el mejor festival de rock de la Comunidad de Madrid. Ahora que otros grandes eventos de la capital están de capa caída, como "FestiMAD", tenían una oportunidad única y la han sabido aprovechar.

Para ello prepararon un cartel con dos de los grupos internacionales de mayor renombre que andaban girando por estas fechas por Europa y los hicieron acompañar de un pequeño pero selecto número de muy buenas bandas nacionales e internacionales. Luego buscaron una ubicación, una explanada entre una base del ejército y su correspondiente aeropuerto, que acondicionaron asfaltándola para acoger a las cerca de 50.000 personas que irían cada día del festival. Tras ello pusieron una carpa para un escenario cubierto y un gran escenario al aire libre para los conciertos principales.

Si bien el recinto no parecía el idóneo para recoger un festival así y aparentaba estar un poco lejano resultó no ser así, numerosos accesos, metro y cercanías lo unían con la ciudad. Aunque eso no evitó tener que recorrer largos tramos por la carretera hasta llegar a la zona de recogida de las pulseras donde, según nos dimos rápidamente cuenta, cualquiera con entrada de día podía hacerse con una pulsera de dos días, al menos aquellos que adquirieron este bono y optaron por acampar tenían una zona donde dormir con bastantes zonas con sombra pero extremadamente lejos del festival. Por suerte para estos últimos había autobuses gratuitos lanzadera que enlazaban ambas partes del recinto, pero tal vez no los suficientes.



VIERNES 30

Echando un vistazo a los grupos que iba a actuar cada uno de los dos días de festival, rápidamente se podía ver como la organización había querido repartir un poco el público que iba a asistir cada día, mientras que el sábado nos iba a esperar un día lleno de melenas y metal por un tubo, el viernes los grupos estaban más centrados en el punk y en el rock en sus diferentes variantes, con Rage Against The Machine como cabezas de cartel, grupo que atraía por igual a rockeros, punks o metaleros. Así pues el público que se veia acercandose a la zona de conciertos era bastante heterogeneo aunque todos iban con al premisa de disfrutar con los conciertos que allí iban a presenciar.

Biffy Clyro - Stuart MacDonald Como viene siendo habitual en los festivales organizados por LastTourInternational, la hora de apertura de puertas y del inicio de los conciertos fueron bastante parejas, cosa que impidió a la mayoría de la gente ver a Mos. Tras ellos salieron a escena Nothink, que reunieron en la carpa a una buena cantidad de personas. Su actuación fue un tanto previsible, pues llevan meses tocando prácticamente los mismos temas, pero sobre todo fue sosa, fría, y con un sonido horroroso. Hay que decir que cuanto más cerca se estaba del escenario se escuchaba mejor, pero aún así la cosa no pasaba de aceptable. Y esto fue una constante durante todo el día en la carpa. Por esta cuestión sus canciones sonaron apagadas y además dio la sensación de que el escenario se les quedó un poco grande, así que no dieron ni mucho menos uno de sus mejores conciertos. De todas formas nunca está de más escuchar temazos como "Kill!, Kill!, Genocide", "Unite & Restart" o "Starting Days With The Right Foot". Biffy Clyro tuvieron el honor de inaugurar el escenario principal, aunque eso tampoco supuso contar con un sonido mejor y, al igual que ocurrió con Nothink, su actuación se vio muy deslucida por ello. La lluvia amenazó, pero quedó en eso y pudimos disfrutar plenamente de los escoceses. Además de comprobar que su cantante y guitarrista Simon tiene buena resistencia al frío y que cuenta con Fender Stratocasters de todos los colores, pasamos un buen rato escuchando sobre todo canciones de su último trabajo, "Puzzle". Millencolin - ®Stuart MacDonald Prácticamente todo lo que tocaron está incluido en ese disco, y sorprende que no incluyeran "Saturday Superhouse" ni "The Conversation Is Over", sin duda de las mejores del trabajo. El público demasiado apático, pero bueno, todavía eran las 6 de la tarde. Los siguientes en salir a la carpa fueron los suecos Millencolin que llevaban desde el 2005 sin visitar nuestro país, por aquella fecha vinieron a presentar "Kingwood" pero en este festival venían con "Machine 15" bajo el brazo y dispuestos a demostrar que el Punk-Rock no es algo pasado de moda. Tal vez el grupo desentonara un poco con el resto de bandas del festival pero hay que recordar que ese mismo día tocaban sus ídolos The Offspring o Queens Of The Stone Age con los que ya habían girado antes. Nikola Sarcevic y los suyos estuvieron a la altura del público, no así la carpa que esta vez sonó especialmente mal. Una pena ya que tocaron muy buenas canciones repasando genialmente lo mejor de su repertorio tras tocar algunas de las nuevas canciones. Pocos pogos y mucho calor para un concierto que abrió la veda de los grandes grupos del día.

Serj Tankian - ®Stuart MacDonald La curiosidad de ver a Serj Tankian con su banda en solitario congregó a un gran número de personas alrededor del escenario principal. Aún con el mítico concierto de hace tres años en “FestiMAD” en la retina con su banda madre System of a Down, muchos éramos los escépticos que nos acercamos pensando que su nueva banda no daría la talla. Pocos temas tuvieron que pasar hasta darnos cuenta de que nada más lejos de la realidad: su grupo sonaba potente en directo, solvente, creando el ambiente de grandilocuencia perfecto para que Tankian se luciera. Porque, no nos engañemos, aquí el protagonista vestía chaqueta y sombrero blanco. El armenio repasó todos los temas de su disco de presentación haciendo gala de una voz portentosa como nos tiene acostumbrados y supo meterse al público en el bolsillo con su carisma. Mención especial para la versión de “Holidays in Cambodia” de los Dead Kennedys.

Cavalera Conspiracy - ®Stuart MacDonald De vuelta a la carpa nos encontrábamos con el único concierto metalero del día que quizá desentonaba un poco en una jornada llena de grupos dedicados al punk y al rock pero que igualmente congregó a muchos seguidores, supongo que más por el nombre y el pasado de los 2 componentes principales del grupo que por el grupo en si. Los que allí estábamos pudimos disfrutar de un buen concierto aunque con un sonido bastante mejorable, pero es que la reunión de los hermanos Cavalera en su nueva propuesta, Cavalera Conspiracy, es señal de calidad. Su sonido no se aleja demasiado de Sepultura o Soulfly y eso es un punto a favor para ellos, más todavía si a esto le añadimos un guitarrista virtuoso como Marc Rizzo y un bajista de renombre como Joe Duplantier de Gojira(aunque en este caso no pudo estar y le sustituyó Johnny Chow de Fireball Ministry). El setlist estuvo basado en su disco de debut, del que tocaron temas como “Inflikted”, “Never Trust”, “Sanctuary”, “The Doom Of All Fires“ o “Black Ark” (con la participación del propio hijo de Max, Richie), para terminar hicieron algo que esperaba mucha gente, recuperar temas de Sepultura, así pudimos disfrutar con clasicazos de la talla de “Attitude”, “Territory”, “Roots” y “Refuse Resist” con 2 de los miembros fundadores del grupo.

Tres años después desde su última visita a nuestro país, The Offspring pisaban el escenario principal del “Electric Weekend” a pocas fechas de editar su octavo disco de estudio con gran expectación. Y la verdad es que han sido, a posteriori, el grupo más controvertido del festival ya que su actuación ha suscitado división de opiniones: desde los que admiten que fue un muy buen concierto hasta los que concluyen que están acabados. Desde aquí, decir que los de Dexter Holland cumplieron bastante con unas expectativas no muy halagüeñas. Que la banda no pasa por su mejor momento salta a la vista; lejos quedan ya los tiempos de “Smash” o “Ixnay on the Hombre” y a Dexter se le notan unos kilos que antes no estaban ahí. Pero aún así, bajos de forma y todo, demostraron con sus canciones que son ya una leyenda del punk californiano.

The Offspring - ®Stuart MacDonald Porque pocos grupos en el mundo pueden empezar un concierto con una tríada tan mítica y directa como la que ellos se sacaron de la manga con “Bad Habit”, “All I Want” y “Come Out and Play” y seguir luego con un single tan efectivo como “Hammerhead”, de su nuevo e inminente disco. El repaso de sus grandes éxitos copó la mayor parte de un show en el que también pudimos disfrutar de “Gotta Get Away”, “Gone Away”, “Pretty Fly” o “The kids aren’t alright” o “What Happened to You”. Quizá faltaron algunas del “Smash, quizá sobraron algunas del Americana y “Want You Bad”, pero en general concierto divertido y de nostalgia en el que también sonó “You’re Gonna Go Far, Kid”, adelanto de su nuevo disco y que cerraron como no podía ser de otra manera con su himno generacional “Self Esteem”. The Offspring van a seguir dando caña, y lo veremos.

Pero todavía nos esperaba lo mejor del festival, lo que no sabíamos es que nos harían esperar casi 40 minutos para poder disfrutar de ellos. Una larga espera en la fría noche, aunque todos estábamos impacientes y expectantes dialogando sobre qué reivindicaciones haría la banda de Zack de la Rocha. Y así fue, si bien yo personalmente esperaba que despotricasen sobre la localización del festival (entre recintos militares) acabaron saliendo a escena con monos rojos y con la cabeza tapada con un paño negro en clara alusión a los detenidos en Guantánamo. De esa guisa se plantaron unos minutos ante el respetable Rage Against The Machine, tras lo cual sonó "La Internacional" mientras una gran estrella roja se elevaba tras ellos.

Rage Against The Machine - ®Stuart MacDonald "Bombtrack" fue la canción con la que empezaron e hizo enloquecer al público. Una descarga brutal de adrenalina que continuó durante todo el show y que hizo recordar a más de uno sus tiempos mozos cuando la banda estaba en pleno apogeo. El concierto siguió con "Bulls Os Parade", otro gran hit que elevó aún más la temperatura. Un público caldeado y un show que sonó perfecto durante todo el Concierto, con un Tom Morello sembrado en cada acorde. Curiosamente era el cumpleaños de este (como cuando en el 2005 vino con Audioslave a Madrid) y nos regaló más de un gorgorito con su guitarra. Una actuación impecable que acabó con "Killing In The Name Of" y con un público exhausto que corría a ver a aquellos que cerraban el día.

Queens Of The Stone Age - ®Stuart MacDonald Lo de Queens of the Stone Age sólo se puede calificar de especial. A las dos y pico de la mañana, tras haber aguantado el tirón de todo un día de conciertos entre los que se contaban grupazos como The Offspring, Iggy Pop o Rage Against the Machine te metías en la carpa para ser víctima de la descarga eléctrica que Josh Homme nos trae desde el desierto. Y es que no dieron respiro las Reinas. Lástima del pobre sonido que daba dicha carpa en la que las guitarras se confundían en una extraña maraña, el bajo retumbaba sobremanera y la voz se estropeaba con un molesto eco. Pero aún así los autores de ese artefacto sónico (por no llamarlo de otra manera) que es “Era Vulgaris” satisficieron a todos los presentes.

Y fue porque las tablas que demostró el grupo sobre el escenario sobrepasaron cualquier expectativa. Josh Homme tiene una presencia imponente y su banda consigue darle a las canciones una fuerza que, si bien se adivina en los discos de estudio, en directo sorprende y apabulla. La caña apenas paró durante todo el setlist y casi no había descanso entre canción y canción. Tras un inicio con “Millonaire”, el setlist fue bastante variado. De su último disco tocaron “Sick, Sick, Sick”, “Make It With Chu”, “Turning on the Screw” y “3’s & 7’s” para ir intercalando sus temas más populares como “Little Sister”, “Do it Again” o “Burn the Witch”. El momentazo del festival se lo reservaron los Queens con el cierre de su concierto: suena “No One Knows” y, de repente, intercalan “A Song for the Deaf” para, después de tocar esta, terminar “No One Knows” y dejar al público con la boca abierta y el cuerpo destrozado. Memorable broche final para el primer día del Electric.



SÁBADO 31

Con amenazantes nubes y un día muy completo por delante, ya en la entrada del recinto nos dimos cuenta de que el color del sábado cambiaba un poco con respecto al día anterior. Así silbantes hachas, pinchos, camisetas de Metallica y melenas al viento empezaron a cubrir el recinto temerosos de una climatología algo inestable y demostrando que el sábado iba a saber a metal.

Recién comidos y mientras un grupito de gente entraba en el recinto para echarse un Guitar Hero o para hacer cola de nuevo para jugar, algo que no entendimos del todo, los flequillos de From First To Last salieron a escena. Si bien no pararon de moverse prácticamente en todo el show, un sonido un poco turbio y unas canciones poco destacables dejaron a buena parte de la gente que se acercó a la carpa un tanto fríos, pese a que “Note To Self” arrancó a algunos de su letargo.

Eths - ®Stuart MacDonald Los franceses Eths fueron una buena sorpresa en directo. Con la potente voz de Candice vertiéndose copiosamente sobre la carpa, los galos dejaron huella en muchos de los presentes que, atraídos por su metal de corte oscuro, no podían creerse que aquellos sonidos guturales salieran de aquella menuda mujer. Así que con su batería machacona y las primeras e intermitentes gotas de lluvia, los franceses echaron mano de “Teratologie”, su última obra, para demostrar su buen hacer sobre las tablas. Sin duda hay que destacar “NaOCI” y su intenso final.

El primer grupo en actuar en el escenario grande este sábado era Mnemic, la mala suerte hizo que durante su actuación comenzara a llover por lo que muchos se refugiaron en alguna de las carpas y el concierto no tuvo todos los asistentes que habría tenido con otras condiciones meteorológicas. Aún así ofrecieron un buen concierto cargado de ritmos complejos y buena técnica que hizo que unos cuantos seguidores del grupo no pararan de mover la cabeza y animar, destacando canciones antiguas como “Deathbox”, “Ghost” o “Door 2.12” donde el nuevo cantante no defraudaba junto a canciones de su último disco como “Meaningless” donde realmente se veia a Guillaume en su salsa.

The Haunted - ®Stuart MacDonald Los próximos en tocar eran los suecos The Haunted, aprovechamos que su actuación era en la carpa para refugiarnos de la lluvia que había comenzado a caer durante el concierto de Mnemic y la verdad es que no fue mal plan. Así sin ser el mejor concierto que haya podido ofrecer el grupo en su carrera si que podemos decir que estuvo bastante bien, en cuanto a entrega no nos podemos quejar pero tanto el sonido como el setlist fue bastante mejorable, los temas del último álbum no acaban de cuajar en directo y rompían un poco el ritmo del concierto, más cuando se van intercalando con canciones como “D.O.A.”, “Hollow Ground”, “Trespass”, “All Against All”, “99” o “Hate Song” que son las que realmente mueven al público. Para cerrar se guardaron 2 trallazos bastante serios como “Dark Intentions” y “Bury Your Dead” que dejó a la gente con ganas de más y dispuestos a ir rápidamente al escenario grande a ver a sus paisanos Soilwork.

Soilwork - ®Stuart MacDonald Como los buenos vinos parece que Soilwork mejoran con los años, si bien a mucha gente no acaba de convencerle el sonido que han ido adquiriendo en sus últimos trabajos nadie puede negar que su directo sigue siendo genial y que cada día va mejorando. Bjorn Strid se ha convertido en un gran frontman y tras él tiene unos músicos más que solventes, a esto le añadimos una buena selección de temas que mezclan caña con partes que animan al público a cantar y tenemos un gran concierto. Quizá se echa en falta que el grupo recupere temas de sus primero discos pero es algo normal, más siendo un concierto dentro de un festival donde el tiempo de actuación es bastante limitado, de todas maneras canciones ya convertidas en pequeños clásicos como “As We Speak”, “Rejection Role”, “Stabbing The Drama” o “Follow The HolloW” hicieron mover y corear al público, además presentaron también varios temas de su más reciente trabajo “Sworn To A Great Divide” que no desentonaron junto al resto de canciones.

Queensrÿche - ®Stuart MacDonald De vuelta a la carpa nos esperaban Queensrýche y su heavy metal de corte progresivo que desde el principio desentonaba con el resto del cartel y que desde la primera canción demostró con creces que no parecía el día adecuado para su música. Es cierto que son una banda con una trayectoria importante y con un directo bastante solvente, pero la verdad es que la carpa no tuvo mucho movimiento durante su actuación, y no sólo porque mucha gente aprovechara para comer algo o porque la carpa no tuviera mucha afluencia de público, sino porque sólo los incondicionales de la banda disfrutaron algo del concierto, plagado, evidentemente, de los temas más conocidos de la banda, que en casi una hora de concierto desgranó uno a uno muchos de sus temas míticos, como “Best I Can” o "Damaged", pero que no dudó de tirar de “Take Cover”, su último disco de versiones, para recordar a los Black Sabbath y su “Neon Knights”, en la que Geoff Tate demostró que ya no es el que era.

Within Temptation - ®Stuart MacDonald Minutos más tarde, Sharon den Adel ataviada con un sugerente vestido (a medio camino entre un vestido de noche y uno de dama de honor voluptuosa) y sus Within Temptation dieron un show bastante comedido, para nada malo, pero creo que no fue de sus mejores actuaciones en nuestro país. La marea humana que formaba el público se dividía entre un alto porcentaje que estaba cogiendo sitio para ver a Metallica desde un sitio privilegiado y un montón de fans de la banda gestados, en su mayoría, con sus últimos dos albumes, que fueron, sin duda, el guión a seguir durante la actuación. La mayoría de los temas fueron bastante coreados, pero sin duda “Ice Queen”, “Mother Earth”, “Angels”, “Forgiven”, “Deceiver of fools” y, sobre todo “Stand my Ground” fueron las que se llevaron el mayor nivel de decibelios bajo las nubes de Getafe. Hacia la mitad de su actuación, un riachuelo de gente se trasladó a la carpa ante la inminente llegada de uno de los pesos pesados del día. En todo momento pudimos ver como Sharon embelesaba a buena parte del personal, bien apoyada por las cuerdas de su marido Robert Westerholt, con su aspecto y su angelical voz, aunque daba la sensación de tener la voz muy al límite, lo que empañó un poco su actuación.

Con una carpa completamente abarrotada y sedienta de metal, las notas de "Diary of a Madman" resonando en los altavoces y miles de voces llamando a Rob Flynn y coreando el nombre del grupo, los primeros compases de “"Clenching the Fists of Dissent" hicieron estallar la impaciencia acumulada y entre golpes, gritos, guitarras atacando a la yugular y un pletórico frontman, Machine Head demostraron porque están donde están y porqué su último trabajo ha estado en todas las listas de lo mejor del 2007. Pasados 10 minutos de intensidad acústica, “Imperium” sonó rabiosa, y tras ella, solos magistrales y unas aplastantes bases proporcionadas por toneladas de una magnífica actitud de los músicos, sobre todo de Rob Flynn y Phil Demmel que no pararon de cruzar solos en toda la noche, trajeron un gran setlist que incluyó miradas al pasado como “Take my scars” u “Old” y un verdadero disfrute del presente con temas de “The Blackening”, que el público no se cansaba de cantar con una sonrisa de oreja a oreja y así "Aesthetics of Hate", “Halo” y una deliciosa "Descend the Shades of Night" pusieron a tono a la feliz audiencia, para que cantaran a pleno pulmón “Davidian”, poníendo punto y final a una de las mejores actuaciones del festival por actitud, sonido y, sobre todo, personalidad.

Metallica - ®Stuart MacDonald Tras esa demostración de calidad y buen hacer de unos Machine Head más en forma que nunca llegó el momento que mucha gente estaba esperando que no era otra cosa que poder disfrutar de un concierto de uno de los más grandes grupos de toda la historia del metal, Metallica. El concierto comenzó bien, con la ya conocida intro de Ennio Morricone y la mítica “Creeping Death”, seguida de “Fuel” que junto a “One” fueron 2 grandes momentos de la noche con fuegos artificiales y llamaradas acompañando el ritmo de la música, así poco a poco Metallica fueron descargando sus clásicos en un setlist un poco atípico donde solo tuvo cabida un tema del “Master Of Puppets” y donde pudimos escuchar temas como “Bleeding Me” o “Devil’s Dance” de sus criticados “Load” y “Reload”. Tampoco nos quisieron obsequiar con ningún tema nuevo pero si pudimos disfrutar de temas muy antiguos y que no siempre suelen tocar como “Whiplash”, “Fade To Black” o “Ride The Lightning”, si olvidarse de los clásicos entre clásicos “Nothing Else Matters” y “Enter Sandman” o de sus versiones de los Misfits y de The Anti-Nowhere League así como de la también mítica “Seek & Destroy” con la que cerraron el concierto tras casi 2 horas. Pese a no ser un mal concierto ni mucho menos no me acabó de convencer, la verdad es que los 4 están muy en forma (salvo algún que otro fallo en la voz de Hetfield) pero el setlist fue bastante mejorable aunque seguramente la gente que los veía por primera vez disfrutaron muchísimo.

At The Gates - ®Stuart MacDonald Justo acabar este concierto fuimos rápidamente hacia la carpa donde nos esperaba la mítica formación sueca At The Gates, los padres del death melódico y cuyos riffs y melodías tratan de copiar ahora tanto grupo nuevo. La pena fue que tocaran los últimos y además en el escenario pequeño, el cansancio de llevar 2 días de conciertos y el desconocimiento del grupo por parte de muchos asistentes hizo que solo nos quedáramos allí los más fieles seguidores del grupo. 12 años habíamos esperado para ver al grupo en directo y según pudimos ver parece que han vuelto con muchas ganas, el pistoletazo de salida lo dio el tema que da título a su disco más importante “Slaughter Of The Soul”, con el conocido riff y un grito de “Go” que coreó todo el público allí presente, tras este fueron cayendo otros temas de dicho disco como “Cold”, “Suicide Nation, “World Of Lies” o “Need” pero sin olvidar sus trabajos previos, disfrutando también así de autenticos temazos como “Terminal Spirit Disease”, “All Life Ends”, “Raped By The Light Of Christ” o incluso “Windows” de su primer trabajo. Para cerrar dejaron 2 grandes clásicos, primero el archiconocido “Blinded By Fear” y también el clasicazo “Kingdom Gone”, rebautizado en sus directos como “Kingdom Fucking Gone”. Gran concierto para cerrar que nos dejó a muchos con una sonrisa en la cara y con la esperanza que esta no sea una simple reunión para dar unos pocos conciertos.

Con esta actuación se cerraba la primera edición del Electric Weekend, que en este caso se lleva bastante buena nota aunque no se puede dejar pasar por alto unos cuantos aspectos a mejorar en próximas ediciones. El recinto de conciertos estaba muy bien organizado y localizado, con numerosas barras por todas las zonas, puestos y baños, aunque otra barra más de comida hubiera sido necesaria para evitar aglomeraciones como las que hubo durante el concierto de Iggy Pop. También hay que resaltar la mala decisión de no incluir en el recinto fuentes gratuitas, por suerte para todos el tiempo fue fresco pero un tiempo caluroso y sin agua gratis podía haber causado estragos en un festival tan multitudinario. Otro punto en contra sería las dimensiones de dicho espacio, ideado como un inmenso pasillo en cuyos extremos se situaban los escenarios, el desplazamiento entre uno y otro se hacía lento y dificultoso al tener que pasar tanta gente por un sitio tan relativamente estrecho, lo que provocó que mucha gente se quedara sin ver las primeras canciones de algunos conciertos, detalle que se agravó teniendo en cuanta el poquísimo tiempo de descanso entre los grupos. En cuanto a lo musical decir que el sonido de la carpa sonó muy mal en la mayoría de los conciertos, principalmente para aquellos que tenían la mala suerte de estar en la parte trasera del recinto, en cambio en el escenario principal si pudimos disfrutar de un sonido más que aceptable. Con la esperanza que la organización tome nota de estos pequeños fallos y ponga remedio en un futuro nos despedíamos de Getafe, lugar donde en 2 días pudimos presenciar grandes conciertos rodeados de un gran ambiente mezcla de la época actual y la nostalgia noventera.

COMENTARIOS

2 Comentarios

  • #2
    USER_AVATARel 17 de Septiembre de 2008
    zegers
    Tan solo estuve allí el primer día. Los grupos nos deleitaron con sus mejores temas a excepción de Biffy Clyro que se dejaron un par de temazos como bien dices. Por añadir algo nuevo, diré que me jodió bastante esos cambios de grupos y de días la última semana antes del festival. Aunque imagino que eso sería ajeno al festival y más concerniente a los grupos.
  • #1
    USER_AVATARel 22 de Julio de 2008
    starfucker
    Un 10 para Rage Against the Machine, memorable concierto e interminables pogos. Fue brutal. Muy bien tambien Offspring, dieron caña para aburrir. Tankian estuvo soberbio, vaya voz que tiene el amigo. Iggy Pop fue la ostia, no soy seguidor de su musica pero el tio se lo curro como el que mas. Los Cavalera sonaron burrisimos. El 2º dia me atraia poco y unicamente Machine Head y Metallica. Machine Head sonaron tb muy burros pero bien. Metallica no me va mucho pero son unos clasicos que hay que ver. No me disgusto el concierto pero creo que hubo partes aburridas con la gente muy parada, tónica general durante todo el concierto. Supongo que tienes que ser muy fan para disfrutarlo. Personalmente el primer dia me parecio infinitamente mejor, y desde luego RATM fueron para mi los putos amos del Festival. 1,20 h. de pogo y la peña totalmente desbocada y feliz. Gloriosos los RATM.


Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate