CRÓNICA

Give It A Name Tour 2009
Taking Back Sunday, Underoath, Thursday, Escape The Fate, Emery
15 de Abril de 2009 por Manuel Piñeiro Estragon Club, Bolonia (Italia) 2803 lecturas

Crónica: Manuel Piñeiro
Fotos: Manuel Piñeiro

Puntualísimos en el comienzo de los conciertos, algo bastante raro en Italia, salieron los romanos Your Hero ante una sala Estragon bastante vacía. Era su encomienda calentar el ambiente y lo supieron hacer, a pesar de su juventud, en media hora ofrecieron canciones emo-core plagadas de tópicos pero también de efectividad. Estad aentos a su álbum debut “Chronicles of A Real World”, no es para nada un mal debut. Deduje por las caras de sorpresa entre los asistentes que la propuesta de Innerpartysystem era poco conocida en Italia. Si hace un año muchos se sorprendían por la propuesta de Enter Shikari en mezclar techno con hardcore, lo de Innerpartysystem es algo similar pero con el emo. Un concierto muy puntuable, pues en todo momento no dejaron de moverse y animar. Ver como combatían en una auténtica jam con sus máquinas y teclados a una velocidad endiablada era increíble. Si con canciones como “Don’t Stop” sonaron bastante accesibles, con otras fueron un auténtica locura. Atentos a su próximo lanzamiento “Heart of Fire”. Emery lograron convencerme porque lo que se dice rockear, saben hacerlo, aunque fue una sensación amarga ver como el público no respondía. El juego de voces entre sus componentes es un tanto a su favor también en directo, pues se establece ya no un dialogo, sino una auténtica conversación entre sus miembros. Comenzaron con “Rock’n’Rule” y en poco más de media hora tuvieron que desenfundar su mejor artillería como “Party Song” o “The Ponytales Parades”.

Nada más acabar Emery, los flequillos más largos y extravagantes comenzaron su peregrinaje hacia las cercanías del escenario. Escape the Fate estaban a punto de salir al escenario y parece ser que en el país de la bota tiene seguidores por doquier. Lo cierto es que fue lo más insulso y descafeinado de todo la noche. Haciendo gala de un metalcore trilladísimo, con una estética propia de Bullets and Octanes o Avenged Sevenfold, su concierto fue en caída libre tema a tema. Sólo sus singles “Something” y “Situations” estuvieron a la altura.Y nunca mejor dicho, pues lo más destacable fue que su vocalista Craig Mabbit se encaramó a los altavoces del escenario y desde diez metros se tiro al público. Nadie salió mal parado por suerte. Por otra parte, es una pena que un grupo con tres discos en su haber necesiten de un músico contratado, escondido tras una pantalla, para realizar los temas al cien por cien. Lo más esperado estaba al caer y en el aforo de la sala se hacía notar, con más de mitad de la sala llena.

Thursday se hacían de rogar un poco, pero no podían comenzar mejor el concierto que con “As He Climbed the Dark Mountain”, a todo pastilla y sin casi respirar su magnífico vocalista Geoff Rickly, en todo momento comunicativo y cariñoso con el público. Siguieron con “Counting 5-4-3-2-1”, haciendo mover a todo el personal con un estribillo de lo más pegadizo. Se acordaron de los japoneses Envy para dar paso a “Resuscitation of A Dead Man”, incluido en el splits que ambas bandas publicaron el pasado año. A continuación, hicieron memoria para recuperar clásicos como “Cross Out the Eyes” de su álbum ”Full Collapse” y “Signals Over the Air” de War All the Time. Su concierto se podría resumir en una palabra: impecable. Se veían caras de tristeza al esfumarse el concierto en escasos 45 minutos.

Underoath Los más duros y creyentes tuvieron también su ración con Underoath, una banda realmente espectacular encima del escenario y enérgica. Ni un solo momento dejaron de agitar a las masas y de contorsionarse en el escenario. Se centraron bastante en sus últimas referencias “Define the Great Line” y “Lost in the Sound of Separation”. Arremetieron con “Breathing a New Mentality” y no faltó tampoco “A Fault Line, A Fault of Mine”. “Desperate Times, Desperate Measures” provocó los primeros coros y con “In Regards to Myself” se incrementaron. Muy encomiable la participación de Geoff Rickly en uno de sus temas, en uno de los mejores momentos del concierto. Pese a un concierto sin apenas fisuras, no pudieron irse sin dar un pequeño sermón invitando a unirse a sus creencias cristianas, a lo que bastante gente puso el gesto torcido.

Los últimos en actuar fueron Taking Back Sunday, también los más esperados. Se les vio muy sueltos en el escenario, como buena banda experimentada que son, sobre todo a su vocalista Adam Lazzara, que no se olvidó de recordar al público italiano que su abuelo era de Sicilia y su abuela de la misma Bolonia. Pese a que su nuevo disco no verá la luz hasta junio, el cartel de New Again se podía leer claramente en el fondo del escenario. Asimismo, mostraron tres canciones del mismo “Catholic Knees”, “Carpathia” y “New Again” con un regusto más pausado y rockero que antaño. Mientras Lazzara no paraba de jugar con el micrófono hasta quedarse este colgado de un foco, descargaban su mejor material como “Liar”, “A Decade Under the Influence” y la final “Make Damn Sure”. En definitiva, seis horas de música en directo de bandas del universo emo y screamo que representa al pasado, al presente y al futuro de este género. Sin duda, en un estado de salud excelente, por lo demostrado aquella noche.

COMENTARIOS

1 Comentarios

  • #1
    USER_AVATARel 14 de Mayo de 2009
    MaNuKN
    Pena de concierto de Thursday que se me hizo corto de cojones...


Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate