ENTREVISTA

Shelter a Musician por Gonzalo Puebla
01 de Noviembre de 2017 427 lecturas
¿Eres músico y conoces de primera mano las penurias a la hora de encontrar un lugar donde pasar la noche cada vez que sales a tocar un fin de semana con tu grupo? O por el contrario ¿eres un fan que siempre se ha preguntado lo genial que sería poder acoger en tu propia casa a tus músicos favoritos?. Pues bien, la llamada economía colaborativa llega a la industria musical con el fin de poder satisfacer las necesidades de tantas formaciones cansadas de dejarse la pasta en el hostal más barato que encuentren (eso siempre en el mejor de los casos).

Shelter A Musician es una plataforma que plantea adaptar la filosofía DIY a los tiempos del 2.0. mediante una red en la que las bandas puedan buscar alojamiento en los hogares que los usuarios pongan a su disposición. Pero eso es sólo la punta del iceberg de esta idea cuyos responsables son músicos experimentados dentro de nuestro underground como Guillermo Pedro-Viejo (batería de The Blackjaw) y Jorge Muñoz-Delgado (ex-cantante de Negarrak), quienes aceptaron sentarse a hablar con nosotros de este recién estrenado proyecto.

¿Desde cuándo lleváis trabajando en la idea de hacer algo como Shelter A Musician?

Guillermo Pedro-Viejo: Pues desde el inicio de los tiempos. No sabría decirte exactamente. 5 años, quizás 10. Básicamente llevo pensando en esto desde que empecé a tocar en grupos y a salir fuera de Madrid para dar conciertos. Luego según pasa el tiempo le vas dando forma, pero de tenerlo cerrado en plan de saber lo que quería hacer exactamente, hace 3 o 4 años. Pero no me ponía nunca con ello. Cuando ya empecé a trabajar en el mundillo de hacer webs y demás, es cuando lo vi más claro.

Jorge Muñoz-Delgado: También diría que cuando has estado girando mucho, como es el caso de Guille ahora con The Blackjaw, ves cosas como Airbnb o Couchsurfing, los precios que hay... y piensas que se puede hacer algo.

Guillermo: Esto ha tenido tres partes. Primero una idea muy remota en mi cabeza. Luego una más concreta de lo que quería hacer. Después probé a hacer un intento junto con otro colega pero no sacábamos tiempo para programarlo todo bien....

Jorge: Hasta que llegué yo un día y me enseñó un Wordpress con la idea más o menos desarrollada. Vi lo que había hecho y como tenía bastante relación con lo que estaba estudiando, empecé a pensar cómo podíamos sacar la app balanceando un poco lo que teníamos. Me pasé como dos semanas dándole vueltas, haciendo una primera fase para que le pudiese enseñar algo sólido. Lo hablamos y pusimos la cosa en marcha allá por Mayo de este mismo año, fijando objetivos y pensando en lo que queríamos ofrecer. Comenzamos mostrándoselo a gente cercana que nos dio un feedback muy útil. Y en dos meses prácticamente ya habíamos construido la plataforma. Yo he estado construyéndola, Guille se puso a contactar a tope con todo el que podía, también miramos un plan de marketing a modo de inversión de aquí a cuatro meses para poder empezar a movernos... Lo registramos como una LLC, que viene a ser una sociedad de responsabilidad limitada para poder tener la tranquilidad de saber que hay una entidad legal de todo esto.

Guillermo: Hay otras empresas en las que te puedes meter para sacar pasta. Esto realmente lo hemos hecho para generar y facilitar algo que no existe. Que luego nos va bien, da dinero y podemos vivir de ello, pues genial. Pero esto está pensado de otra manera.

Jorge: Los dos tenemos nuestros curros. Toda la inversión que tenemos de gente interesada va a ir exclusivamente destinada al marketing: poder sacar publicidad en las revistas, poner cárteles en los conciertos, movernos allá por dónde vayamos... Pero como en nuestros trabajos nos va bien, no nos vamos a poner un sueldo con esto ni nada de eso. Yo vivo en Estados Unidos y allí muchos inversores es lo primero que te preguntan: "¿Qué sueldo te vas a poner?". Nosotros lo que tenemos ahora es una plataforma que nadie conoce apenas porque la acabamos de sacar, así que lo primero que tenemos que hacer es que la gente sepa que existe y empiece a usarla. Sobre todo en Madrid, ya que ambos somos de aquí y nos resulta más fácil centrarnos un poco más a la hora de controlarlo todo. Intentar que haya unos 40 alojamientos disponibles en la ciudad y que grupos de toda España vengan. Una vez veamos que es un éxito a nivel local, empezaríamos a moverlo a Barcelona y demás sitios. La historia es que esto acabe teniendo un salida al mundo entero.

Guillermo: Ahora mismo no está cerrado a ningún lado. Puede registrarse hasta alguien de Australia mismamente. Pero de cara a comenzar con lo poco que tenemos vamos a empezar por algo más local.

Jorge: Preferimos tener 50 casas en dos ciudades como Madrid y Barcelona que dos en Estados Unidos. Que haya varias alternativas dentro de una misma área: casas para diez personas o dos, que estén en el centro o a las afueras, que acepten animales, que tengan un garaje donde poder guardar el equipo... Distintas opciones. Ese es nuestro primer objetivo. Además tenemos muy claro al tipo de gente que nos estamos dirigiendo. No hablamos ni de bandas que viven de la música y se alojan en hoteles ni de grupos que solo tocan en su pueblo y de ahí no salen.

Ambos sois músicos, por lo que imagino que os las habréis visto de mil y un maneras a la hora de encontrar un alojamiento cuando habéis salido a tocar.

Guillermo: Con The Blackjaw al principio era un día dormir en el coche, otro pillar un hostal de mierda y perder dinero, otro acabar durmiendo en una playa... Ahora gracias a Dios hemos pasado la barrera de no ser un grupo que palma pasta cada vez que sale. Aunque sea ganar 10 euros, pero no perderlos. Puede parece una chorrada, pero para mí es el paso más clave en un grupo que quiere moverse. De primeras todo es muy bonito cuando tienes 18 años y te la suda todo, pero llegas a un punto en el que tienes un curro y una cierta edad en el si estás perdiendo mucho dinero no es tan divertido. Como digo, de perder a ganar 20 euros hay un gran paso, y eso muchas veces depende del alojamiento. Te puedes alojar en un sitio que cuesta dinero, pero si el concierto que das en cualquier ciudad que vayas no funciona bien, palmas pasta.

Jorge: Luego aparte del alojamiento tienes el equipo, que dejarlo durmiendo por la noche en ciertos sitios no hace gracia. ¿Cuánto dinero puede haber en el backline que lleva un grupo en su furgoneta? Además del mechandising. Si alguien te roba es una desgracia.

Guillermo: En cualquier caso, las mejores fiestas y noches que he pasado gracias al grupo han sido con promotores, con músicos de otras bandas... Y siempre en casa de alguien, no en un hostal. Es gente con la que compartes aficiones. Al final es una experiencia. Por eso creemos que esto también sirve un poco para demostrar la solidaridad que existe en el mundo de la música.

En realidad lo que estáis haciendo con esto vendría a ser una actualización de lo que ya hacían muchos grupos de punk y hardcore en los 80 como Fugazi o Social Distortion. Iban a cualquier ciudad para tocar sabiendo que allí habría alguien que les acogería en sus casas para pasar la noche.

Guillermo: Efectivamente, es algo que ya se está haciendo y desde hace mucho tiempo además. En Europa y Estados Unidos es algo que es bastante habitual. Nosotros sobre todo hemos dormido mucho en casas de promotores. La verdad es que la figura del promotor underground en general es la de un tío muy atento y sobre todo versátil. Lo mismo te monta un bolo, que toca en un grupo y es técnico de sonido de una sala. Y la intención que tenemos con esto también es un poco aglomerar a toda esa gente y saber que puedes traer a un grupo a tu casa y que no va a pasar nada, o viceversa, que te puedes quedar en casa de alguien y no perder dinero. También es una manera de que todas las bandas que están empezando tengan una alternativa. Que no se encuentren en bragas en muchas ocasiones como nos ha pasado a nosotros. Queremos que la primera opción que tengan en mente sea buscar en Shelter A Musician.

Más allá de que esté básicamente pensado para dar cobijo a los grupos. ¿Qué es lo que os diferencia de otras empresas que ofrecen un servicio similar como podría ser Airbnb?

Guillermo: Para empezar te diría que me gusta más compararme con Couchsurfing que con Airbnb, porque no hay ninguna necesidad de pasta de por medio. Si el que aloja quiere que haya una fianza, eso se puede hablar con los grupos. Pero de primeras, a mi no me ha cobrado nadie cuando he ido a su casa. Cuando esta gente te invita a su casa a dormir, estás invitado. Luego puede haber buen rollo y empiezan a surgir conexiones, como que tu luego vayas a su ciudad y ellos te den alojamiento, te organicen un concierto, etc. Con Airbnb no tenemos nada que ver porque no hay un concepto económico detrás. Y luego está el que somos una plataforma que está preparada específicamente para esto. En Airbnb si pone que hay 4 sitios, entiendes que hay cuatro camas. Aquí no es así. Yo he dormido en camas, en sofás, en el suelo con un colchón, en un saco... Todas las necesidades que hemos ido teniendo con nuestros grupos a lo largo de estos años las hemos ido reflejando en la web. Desde que si las casas son lo suficientemente grandes como para guardar el equipo, si tiene acceso a la calle y puedes cargar y descargar fácilmente. Incluso hasta si eres vegano, que en este mundillo por el que nos movemos cada vez es más importante, también lo puedes poner. O si quieres algo a cambio: entradas para el concierto del grupo y una camiseta, un disco...

Es decir, los anfitriones puede poner las condiciones del "trueque". ¿Se acepta también dinero?

Guillermo: Se puede poner un precio al alojamiento. Eso depende de quién acoje. La idea es que no sea así, pero tampoco es una condición obligatoria. De hecho hemos intentado facilitar lo máximo posible la comunicación dentro de la app. Por ejemplo, cuando tu reservas, ya puedes preguntar todo ese tipo de detalles. Aunque luego con cada banda cierres un trato diferente, ya en tu perfil puedes indicar porque tipo de cosas estás dispuesto a alojar: por merch, por entradas, por nada... Hemos creado incluso un foro. Sobre todo nos interesa generar comunicación.

Jorge: No nos hemos preocupado únicamente en facilitar alojamiento, sino intentar también que el músico tenga un perfil como en otras webs con su foto, su biografía, sus videos, redes sociales... Lo mismo que las personas que alojan, que también pueden ser músicos. La idea que tenemos es que al final vas a acabar eligiendo la casa de alguien por quién es y la afinidad que puedas llegar a tener, que por la casa en sí. Si tu vas al perfil de una persona que no conoces y ves la música que hace y te gusta, pues dices: "joder, este tío mola y seguro que me cae bien". Es el rollo de hacerlo todo más social también.

Guillermo: Tanto en el nombre como en la imagen principal de la aplicación hemos tirado por el tema del alojamiento, pero es algo que da para mucho más. Nos hemos enfocado un poco en esa dirección porque ahora mismo es algo único. No hay nadie que haga esto a día de hoy. No solo en España, sino en el mundo. No existe algo así, aunque luego pueda funcionar o no. Pero a esa idea que no existe le hemos añadido un montón de cosas. Mismamente, si tu quieres montar un bolo en Murcia, puedes entrar y buscar "Grupos Murcia" y te van a salir todas las bandas que tengamos registradas. O incluso buscarlas por estilos. Algunas veces nos ha pasado de cancelar un concierto casi a última hora e intentar montar otro desesperados contactando con bandas de la zona. Con Shelter A Musician todo esto es más sencillo. Queremos también que sirva para contratación de músicos, no solo para grupos. Esto le puede valer tanto a un violinista como a un DJ o hasta a una orquesta que quieras contratar para tu boda. Es decir, ofrecer un servicio total y absoluto.

Jorge: Ser un punto de referencia global de la música underground en definitiva. Lo bueno es que tenemos una caja de herramientas muy grande. La web que hemos creado nos permite que según lo vayan demandando los usuarios podamos tener un canal de contratación, otro de venta de merch... Podemos enfrentarnos a cualquier reto que se nos presente.

Guillermo: Como decíamos antes, queremos unificar todo. Ahora cada grupo tiene Bandcamp, página de Facebook, Instagram, Youtube... cada herramienta está separada. En Shelter A Musician tu puedes desde hablar con el músico para ofrecerle un sitio o comprarle merch, tener los link a todas sus redes sociales, enlaces a Spotify, ver su agenda de conciertos... Un poco como era antes Myspace donde tenías todo lo relacionado con un grupo.

Jorge: Hemos cogido un poco de lo mejor que tienen todas las redes. Linkedin, Couchsurfing, la mensajería instantánea... y unirlas en un mismo lugar para que resulte práctico y no tengas que estar navegando como un loco para encontrar lo que quieres.


Retomando el tema del alojamiento, supongo que es lógico que tanto por un lado como por otro, también exista algún tipo de desconfianza del tipo "no sé realmente donde me estoy metiendo" o "no sé a quién estoy metiendo en mi casa". En ese sentido, ¿que garantías dais a los usuarios?

Guillermo: Tenemos varias vías pensadas para eso. La primera, que es súper básica, es que las casas tengan una cara. No es como en otras plataformas que tu subes una casa, pones cualquier cosa y no sabes quién está detrás. Aquí sabes quién es cada persona, que pertenece a tal grupo y demás. Tenemos el botón de "reportar" para cualquiera que tenga algún problema, duda o historia que nos quiera comentar. También para ayudar a la gente que ha hecho las cosas bien tenemos un apartado que se llama "viajes". Cuando un grupo ya ha estado en tu casa, puede dar un reporte sobre cómo le ha ido. Si eres una persona de fiar, si la casa está limpia, etc.

Jorge: Esa es una la razones por las que queremos empezar a hacerlo en Madrid primero, porque así podemos controlar mejor este tipo de problemas y asegurar que las fotos que se suben son de verdad y que la gente es de fiar.

Guillermo: Procuramos que el reporte sea lo más completo posible. Al final cuando pillas una habitación en Booking, casi nunca es porque es la más barata, sino porque has leído también las reviews de otra gente que ya ha estado. Aquí es lo mismo. Además, al ser un círculo de gente más "cerrado", es fácil que conozcamos a casi todo el mundo.

Jorge: En el caso de los grupos siempre hay una entidad más clara de quienes son, porque tienen una página web, hay gente que les conoce... da más seguridad. Si ahora entra una banda y crea un alojamiento, procuraremos asegurarnos de que es el perfil real y no uno falso.

Guillermo: Lo más importante de todo es que no hay una necesidad económica. Eso ayuda a evitar los fraudes del tipo "te cobro 200 pavos la noche y te meto en un cuchitril". Nosotros entendemos que los grupos buscan que no haya dinero de por medio, que conozcan a la persona... Si al buscar una casa en Zamora, por ejemplo, ves que ya han estado ahí otros 10 grupos que conoces, pues eso genera más confianza.

Jorge: Sabemos que es un asunto complicado, porque ni tan siquiera Airbnb o Couchsurfing tienen una responsabilidad si te pasa algo. Solo los hoteles tienen seguro en caso de que ocurra una desgracia de cualquier tipo. Intentaremos tener cuidado, pero al ser un mundo más cerrado confiamos en poder resolverlo bien.

Guillermo: Tampoco tenemos ningún tipo de pago online. Si vemos que a medio-largo plazo esto funciona, nos plantearemos hacer algo para evitar situaciones de ese tipo y que podamos reembolsar el dinero si algo sale mal. Pero en el caso de haber dinero, será en mano y en cantidades pequeñas de las que nos podamos hacer responsables. No va a haber un ingreso en una cuenta que dé lugar a timos.

Hemos hecho ya mención en que esto es algo totalmente exportable a cualquier país. ¿Tenéis gente de fuera que os esté ayudando a poner en órbita la web?

Jorge: Yo vivo en Estados Unidos, con lo cual ya es un comienzo. Tengo varios contactos dentro del mundo underground de allí, así que si llegado el momento queremos llevar esto a Nueva York, pues se puede hacer. De cara a marketing podríamos volvernos locos y empezar a moverlo por México, Bélgica, Alemania, Suecia... Pero no nos interesa tener solo un tío que aloje en Estados Unidos, dos en Bélgica, cinco en Madrid, tres en Barcelona... no. Preferimos tener una base asentada en un sitio y luego ir moviéndonos poco a poco.

Guillermo: Queremos hacer las cosas bien y que funcione. Yo conozco gente de Europa que nos puede ayudar, pero no a nivel de marketing, sino para que vayan pasando la aplicación entre sus conocidos. Vamos moviéndolo entre colegas nada más. Lo primero que tenemos que conseguir es que esto funcione y resulte útil. Pero otra idea que no hemos comentado aún es que montar una gira europea podría ser más factible. Con The Blackjaw queremos hacer algo así para 2018 o 2019. Y, o hablas con una agencia de booking, o te tienes que poner a tirar de los pocos contactos que tengas. Con Shelter A Musician eso podría ser más fácil.

Para terminar. ¿Cuales serian los objetivos de Shelter A Musician tanto a corto como a largo plazo?

Guillermo: Nuestra idea es que sea una plataforma que se use a nivel mundial y aportar nuestro granito de arena a algo que, a mí al menos, me lo ha dado todo, que es la música. El conocer a otras bandas, estar en la carretera, el tener un grupo... Para mí eso es más importante que mi trabajo.

Jorge: De aquí a un tiempo nos gustaría poder decir que hemos mejorado aunque sea un poco el mundo de la música underground. Que la gente se aloje mejor, que puedan dar más conciertos, que sea más fácil, que gaste menos dinero, que conozca a más músicos... Todo lo que hemos estado hablando durante la entrevista. Que de aquí a cinco años podamos decir que las cosas son un poco mejor.





Para más información, podéis visitar www.shelteramusician.com o escribir a info@shelteramusician.com

Recordaros también que estos días han puesto en marcha un concurso con el que podéis llegar a ganar 100 euros en entradas para conciertos. Tenéis toda la información en el siguiente enlace: http://shelteramusician.com/Bases-legales-concurso-100-euros-en-entradas.pdf
  

COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate