ENTREVISTA

Matxet (Jousilouli, Sega Sound Killers...) por Jorge Azcona
27 de Septiembre de 2019 954 lecturas
Cualquier excusa es buena para hablar con una de las mentes más caóticas y creativas de la escena musical vasca. Si hacer una retrospectiva de todos los proyectos por los que ha pasado Matxet no fuera motivo suficiente, la reunión puntual de Jousilouli en un festival que reunió a todo el pasado y presente de la familia Altolaguirre merecía ser comentada a fondo.

Hola Matxet, ¿cómo va todo? ¿Qué tal la resaca post-Matxet Fest?

Muy bien, cuando tocas un buen show la resaca emocional suele durar varios días pero en este caso creo que va durar bastante más.

Es hora de recapitular. A finales de julio se anunciaba una reunión puntual de Jousilouli que nos pilló a todos por sorpresa, celebrando el 25 aniversario del txiringuito que tu familia regenta en Pasajes de San Juan-Pasai Donibane (Guipúzcoa). Antes de entrar en harina, ¿qué nos puedes contar de él y de la idea de montar este Matxet Fest?

Hace tiempo que solía comentar con Jota y Gorkita (mis dos arquitectos sónicos) de hacer un concierto especial con todas nuestras bandas. En este caso se han juntado varias cosas; por un lado era el 25 aniversario del txiringuito de mi madre y por otro lado llevo un tiempo preparando un libro y un documental sobre mi familia. Mi padre y mi tío fueron músicos, técnicos de sonido y productores muy importantes de grandes bandas en los años 70 y 80. Me apetecía mucho celebrarlo con un montón de amigos músicos y dar carpetazo a una etapa muy bonita de mi vida.

Como no podía ser de otra manera, Jousilouli eran la guinda del cartel. Imagino que las cenizas de la banda estaban bastante apagadas después de tantos años de inactividad (el combo dijo adiós en 2004). ¿Cómo surge la idea de retomar esta locura y, sobre todo, qué sensaciones fluyen al revivir un proyecto que ha marcado tanto a una generación muy concreta?

Siempre solíamos decir que nunca volveríamos pero me rondaba por la cabeza hacer un único show. Voy a ser sincero, necesitaba hacer esto que hemos hecho, lo dejamos en lo más alto de nuestra existencia pero el final de la banda fue muy traumático para mí porque era lo que más amaba en ese momento pero sentía que ahí se tenía que acabar todo y no fue muy bonito, la verdad. Tenía ganas de quitarme la espina. Siempre estaré muy agradecido a todos, especialmente a Sandra Bulldog y Jenifarlopa, con ellos empecé este maravillosa banda, hacer este bolo ha sido increíble.

¿Fue sencillo cuadrar todo esto (agendas, ensayos, logística…), pese a tratarse de un showcase puntual?

Bueno, creo que lo hemos cuadrado bien a pesar de que los baterías vivan fuera (AnHell en Pamplona e Iñaki en Londres), cuando hay voluntad todo es fácil. Soy muy fan de los chicos de Meltdown y les pedí a Bittor y a Sasu que nos echaran un cable para ponernos en forma. Son geniales.

Antes de meternos más de lleno en Jousilouli me gustaría hablar del resto del cartel, formado casi exclusivamente por grupos en los que participas tú o miembros de tu familia. Empecemos por Negativo, grupo seminal del punk de los 70.

Negativo fue una de las primeras bandas de punk de Euskal Herria, mucho antes que la explosión del Rock Radikal Vasco. La banda estaba compuesta por Angel Altolaguirre (Alaska y Dinarama, Ángel y las Güais), Rafa Balmaseda (Paralisis Permanente), Luis Ruiz y Borja Zulueta (Brakaman). Tuvieron una trayectoria corta pero muy intensa. Carlos Galán, el capo de Subterfuge, está preparando una especie de caja recopilatoria con la historia de Negativo para el 2020. Borja Zulueta, el cantante, murió el año pasado y a mi tío le hacía mucha ilusión que fuese yo el frontman. El año que viene quizá demos algunos shows para presentar la caja que lanzará Subterfuge.

Una de tus últimas bandas fue Anai Arrebak, proyecto que mezclaba funk, rock y música disco y que también lideraba tu hermana Marga.

Sí! Una bandaza, lo pasábamos genial. Siempre quise hacer una banda de disco-rock. Me encantan las bandas de New York como !!!, LCD Soundsystem o The Rapture. Uno de los últimos bolos que dimos fue junto a !!!, ¡algo increíble!. Les dijimos que habíamos creado la banda pensando en ellos y alucinaron. Nic Offer se hizo fan nuestro y me dijo a ver si jugaba al fútbol (por el molinillo y mis taconazos con el micro), le dije que sí. Evidentemente no juego al fútbol.

Siguiendo un poco tu trayectoria, vemos que tu relación con Marga ha sido fundamental.

Sí, muy importante. Yo hacía todo por instinto y ella me enseñó a cantar, me dio mucha seguridad. Ella tiene mucho talento y una capacidad de sacrificio y de trabajo muy grande. He hecho la música para algunas de sus obras de teatro. Vamos a empezar a preparar su siguiente obra en breve. No penséis en el teatro clásico, en Concha Velasco o Pedro Osinaga, mi hermana mezcla cine, música y teatro. Estrenaremos el año que viene, estad atentos.

Muchos echamos en falta a Naizroxa, uno de los grupos más interesantes que has creado gracias a esa mezcla de mathcore con tintes electrónicos y su peculiar lenguaje (con múltiples referencias al euskera antiguo). ¿A qué se debió su ausencia? ¿Hay vida más allá del genial “Iqharaturic”?

Los hermanos Goikoetxea son dos de los mejores músicos con los que he tocado nunca y la química que he sentido con ellos rozaba la perfección. Como ir en un tanque y ser John Rambo. Ahora mismo transitamos por caminos diferentes. Los amo a los dos, son mis hermanos. Si ellos quieren saben que yo siempre estoy dispuesto a hacerlo, pero el tiempo juega en contra porque tienes que estar muy bien físicamente para montarte en esa montaña rusa llamada Naizroxa.

Hubo vida después del "Iqharaturic". Después de un parón de 5 años estuvimos un año tocando y teníamos preparados 2 EP´s, uno con temas de minuto y medio y otro con temas más largos y con ritmos más imposibles todavía. En esta época estaba súper metido en las historias de las conspiraciones; los Iluminati, el puto Walt Disney, la basura de comida que nos dan para matarnos, el fútbol... algo muy chulo. Teníamos todo escrito pero no pudimos grabar. Está guardado en un cajón. Como el "Dune" de Jodorowsky.

La única banda ajena a la familia Altolaguirre fue Eraso!, con quienes compartisteis muchos escenarios y formasteis una pequeña escena en la que también estaban Ekon o PI L.T. ¿Por qué ellos?

Son mis amigos. Hace poco Serge y yo descubrimos que su padre y el mío tocaban juntos en una banda llamada Copacabana 2000 y que eran muy amigos, de hecho sus padres estuvieron en la boda de mi aita y mi ama. Luego, en la época de Jousilouli, teníamos mucha relación con Ekon (hicimos una gira muy chula por salas), Berri Txarrak, Zea Mays y Eraso!. Ellos siguen en activo y me hacía ilusión que estuvieran.

Además, este fue el primer concierto de una inminente gira basada en su primer álbum “Erantzunik gabe”, que cumple 20 años y fue esencial para muchos de nosotros.

Sí! Antes de montar el festival vi que colgaban un montón de fotos de cuando grabaron el “Erantzunik gabe” y que el disco cumplía 20 años. Es mi disco favorito de Eraso!. Les animé para que tocasen ese disco en el festi... Genial!!

También te vimos colaborar en el histórico concierto de Berri Txarrak en Kobetamendi. Esto viene de mucho más atrás, de muchos cameos en directo (incluso en el disco “Eskuak Ukabilak”) y del fichaje por la discográfica “Gor” con la que Jousilouli publicó sus dos únicos trabajos. Ahora que han anunciado un parón indefinido, ¿qué opinión te merece su dilatada trayectoria y la decisión de parar en el mejor momento de su carrera?

Recuerdo que en la época de Jousilouli la mayoría de grupos, incluidos nosotros, perdían el culo por sacar disco con "Esan Ozenki", el sello de Negu Gorriak, era como una especie de garantía de éxito porque todo lo que sacaban triunfaba y encima la mayoría de grupos eran muy chulos. Dut, PI L.T., Kashbad, Bap, Anestesia... pero el destino tenía preparado para mí algo increíble. Ser colaborador y testigo directo del, quizás, mejor grupo de rock que haya existido aquí. Gorka Urbizu, que trabajaba en "Gor" discos nos fichó. En todo este camino siempre me hizo montones de regalos, lo quiero mucho, es un gran compositor y un tipo genial. Lo de Kobetamendi fue algo increíble, muy emocionante. Recuerdo que en la época del "Libre" solían decir que querían dejar la banda lo más arriba posible y que no se querían arrastrar. Creo que Gorka siempre ha estado con eso en la cabeza, de dejarlo en el mejor momento. Que lo dejen ahora, creo que a todos los que somos fans nos da mucha pena, pero me quito el sombrero ante ellos.

Al hilo de "Esan Ozenki" y la escena vasca, en la cual siempre has estado muy involucrado, conocimos recientemente la pérdida de Iñigo Muguruza, piedra angular con bandas como Kortatu, Negu Gorriak o Delirium Tremens. ¿Fue su influencia clave en alguno de tus proyectos musicales o vitales?

No, Negu Gorriak me gustaban pero creo que no llegaron a influenciarme. De todas maneras tengo una anécdota bonita con Iñigo. Los Jousi ensayábamos en el conservatorio de Lezo. Uno de nuestros primeros conciertos fue en Irún, una especie de final de curso, nuestro profesor Aitor Amezaga (teclista de Akelarre) era profesor del conservatorio de Irún donde Iñigo daba clases de guitarra y nos metió allí a tocar. El nos vio y le gustamos o creo que por lo menos se divirtió con nosotros. En esa época éramos una copia barata de Dut, apenas sabíamos tocar... Me impactó conocerle, porque era la primera persona conocida que nos veía en directo. Cariñoso, con un gran sentido del humor, muy majo. Posteriormente coincidí varias veces con él. Un gran tipo. Me dio mucha pena cuando dijeron que había fallecido.

Tú última ida de olla es Sega Sound Killers, proyecto que juega con géneros tan vanguardistas como el synthwave o retrowave y que nos sorprendió mucho en directo. Lo único que sabemos es que estáis trabajando en un EP. ¿Qué más nos puedes contar?

Teníamos ganas de hacer una banda de electrónica macarra. Conocí a Ektz que hacía electrónica, había editado un single en solitario y tenía muchas ganas de hacer algo así. Llevamos preparando los temas un par de años en el estudio. Después entraron en la banda Eneko Larrañaga a la batería y Lusar de John Berkhout a los sintes y a la guitarra. Tiene un poco de todas mis bandas anteriores porque hay metal, rock, algo de hardcore, música disco, electrónica a tutiplén... pero a la vez no tiene nada que ver con ninguna de ellas. Es difícil de explicar. En noviembre vamos a publicar con "Bonberenea Ekintzak" un 10” en vinilo. Me apetece mucho tocar estos temas en directo.

Quien haya seguido a algunas de tus bandas estará de acuerdo en que eres una persona inquieta musicalmente hablando. Siempre te has mostrado camaleónico pero con un sello muy personal. ¿Qué escucha Matxet actualmente? ¿Qué géneros o bandas encuentras más interesantes?

Cada vez escucho más música de autor. Mike Patton siempre es una referencia para mí por todas las cosas que hace, es el profesor. Hans Zimmer es un monstruo, me encanta todo lo que hace. John Carpenter es, probablemente, mi director de cine favorito, le vi en directo tocando sus temas y fue muy emocionante. El príncipe de las tinieblas, Nick Cave, me encantaría acabar haciendo algo como lo que hace él. Me gusta mucho Enric Montefusco de Standstill, el libro que sacó es muy chulo, me gustaría conocerle, y luego está Fermin Muguruza que quizá musicalmente no me ha influenciado mucho pero es muy inspirador, todo lo que se propone lo saca adelante, si estás con él te empuja a hacer lo que tengas en mente, lo admiro mucho, es un tipo encantador.

En cuanto a géneros escucho de todo, aunque últimamente escucho bastante electrónica y cosas burras también. Me gustan Turnstile, Carpenter Brut, SebastiAn, Perturbator, FEVER 333, Carnifex, Chet Faker...

Tu faceta multidisciplinar culmina en la pintura. ¿Es una manera de abstraerte de tantos proyectos o lo consideras un arte complementario? ¿Qué te llevo a ello?

El escribir el libro sobre mi familia me ha permitido conocerme más a mí mismo y eso me llevó a interesarme por otras formas de expresión. Me encanta pintar. Es como un concierto para mí. Me pongo un disco de cera a todo volumen y comienzo a pintar sin pensar, es catárquico. He hecho un par de exposiciones, me gustaría hacer más. Estoy preparando mi salto al cine como actor con el corto de ficción “Irten Barrura” de Ibon Goiko y Aitor Mendilibar. Estos tíos están más locos que yo, confiaron ciegamente en mí y ha sido una experiencia increíble que nunca olvidaré. Me encargo también de la banda sonora. Mola mil. Es muy Lynch, me inspiré en el pirado de Klaus Kinski para hacer el papel.

Volviendo a Jousilouli, ¿esperabais tal reacción cuando se te pasó por la cabeza este concierto puntual? (sold-out en pocas semanas a pesar de ser un pequeño auditorio).

No voy a mentir, después de anunciarlo y ver la reacción de la gente sí lo esperaba, la verdad. Las entradas se agotaron en un par de semanas, estuvimos mirando la posibilidad de hacer una segunda fecha el domingo, porque tuvimos una demanda considerable de gente que se quedó sin entrada pero quedaba muy poco tiempo, y si llegamos hacer el domingo creo que la palmo.

“Kristaletik”, “Pentsamenduak”, “Eguzkian gal-gal”, “Vathaplan scape plan”, “Aita, ama, zenbat urterekin ezkonduko naiz?”… La elección del repertorio me pareció muy acertada pese a dejarnos con ganas de más. ¿Hubo consenso sobre los temas desde el primer momento o trabajasteis sobre algunos más para ver cómo funcionaban?

Yo elegí los temas. Estuvimos probando “Sexuaren Menpe” que era de la maqueta, para que nuestro técnico, Jota, que era el batera del principio la tocase y la gente viese las raíces de Jousilouli, pero al final nos echamos para atrás. Creo que debimos tocar “Ikastola maite dut” pero el final tiene un crescendo, una pequeña complicación y no nos atrevimos.

Muñecas hinchables, bolas de discoteca, Sandra Bulldog disfrazado del monstruo de las galletas… A pesar de haber pasado quince años volvimos a sentir la esencia de Jousilouli, aquella que os hizo ser una de las bandas más queridas y a la vez odiadas de la escena. ¿Hasta qué punto os tomabais en serio todo esto?

Siempre nos lo tomamos en serio. Porque salgas disfrazado, ¿significa que eres de broma? Nosotros técnicamente éramos, quizás, el grupo más limitado de nuestra generación pero lo suplíamos con una actitud a prueba de bombas y espectáculo, además sonábamos bastante bien. Cuando no dejas indiferente a nadie es normal que haya gente que te odie, en nuestro caso creo que la mayoría no nos entendía.

Yo creo que muchos de estos temas siguen sonando frescos y sigo viendo en Jousilouli un grupo original. ¿Puedes decir lo mismo?

Sí, por supuesto. ¿Quién mezcla Barrio Sésamo, Korn, Monty Phyton y los Beastie Boys en un grupo? Nosotros, nadie más. Nuestro segundo álbum creo que pasa bastante bien el paso del tiempo, "Terrorista” me encanta.

¿Qué recuerdos tienes de aquellos (maravillosos) años? ¿Cuáles fueron los mejores y peores momentos en la carrera de Jousilouli?

En el libro que estoy escribiendo cuento un poco la historia de Jousilouli y algunas anécdotas divertidas. Hay muchas cosas que no se pueden contar, porque son políticamente incorrectas. A alguien le sorprenderá. No bebíamos alcohol ni nos drogábamos, íbamos con el Pronto, la SuperPop, batidos de chocolate y panteras rosas a los conciertos.

La última pregunta es tan esperada como predecible. ¿Hay alguna posibilidad de que esto no quede aquí?

Este concierto ha sido un regalo para todos, para nosotros y para los fans de Jousilouli. Me ha emocionado ver chavales de 20 años que nos veían por primera vez y que nos dijeran que habíamos sido la banda sonora de su infancia porque sus hermanos mayores les ponían nuestras canciones. Es muy goloso hacer un comeback pero no queremos hacerlo. Mi presente está en Sega Sound Killers y mil cosas más y la de los demás en otras cosas. Nos queremos. Amamos esto que hicimos. El legado de Jousilouli está ahí. Una maqueta, dos discos y un dvd.

No queremos cagarla como Etsaiak. Jenifarlopa, Sandra Bulldog, El Capo Ultramagnetico, Iñaki Chan, Alf Pacino, AnHell, Gorki Trujillo, Jota y Matxet os queremos.

Jousilouli never dies!!

Fotos: Unai Huizi, Néstor Urdampilleta y Jousilouli.
  


COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate