CRÓNICA

Anthrax
Anthrax, Puraposse
04 de Julio de 2017 por Jorge Azcona Sala Zentral, Pamplona 553 lecturas

En plena duodécima edición del Resurrection Fest, los menos afortunados que nos quedamos en tierra nos tuvimos que conformar con uno de esos Routes que promocionan el evento a lo largo de todo el año y que esta vez llegó a Pamplona aprovechando el paso de Anthrax por el propio festival y de forma casi exclusiva en nuestro país.




Un adelanto inesperado en los horarios y, sobre todo, una cola kilométrica que daba casi la vuelta a la manzana nos impidió ver la actuación de Puraposse. No es muy habitual tener grupos del legado de los neoyorkinos ni por estas tierras ni en salas del tamaño de la Zentral, y a pesar de tratarse de un martes (presanferminero, eso sí) se colgó el esperado cartel de no hay billetes el día anterior.

Cuando aún no había entrado todo el mundo empezaba a sonar "The Number Of The Beast" y "Can´t Turn You Loose" de Otis Redding, signo inequívoco de que esto estaba a punto de empezar (y de lo mucho que les gusta las versiones a esta gente!). Jon Dette fue el primero en aparecer, mientras que Scott Ian y Joey Belladonna se llevaron los mayores vítores como cabía esperar. A pesar de tratarse de un grupo bastante inmovilista en cuanto a repertorios y de que la gente conociera el orden del set casi al dedillo, dos de los mayores clásicos de la banda no pueden dejar al público indiferente nada más comenzar. Tan solo un sonido algo deficiente (sobre todo en las guitarras que no dejaban percibir apenas los detalles), empañó uno de los momentos más álgidos de la noche. Estamos hablando de "Among The Living" y "Caught In A Mosh".




La parte central del show estuvo más orientada hacia los últimos trabajos de la banda, y aquí es donde se debería haber equilibrado el repertorio metiendo algún que otro tema importante, ya que ninguno de los más recientes se acerca al carisma que tiene cualquiera de su primera época. Puede que "Fight´Em´Til You Can´t" sea el más digno de los publicados en los últimos años y que sirviera para comprobar el estado vocal de un Belladonna que alternó buenos momentos con otros no tan buenos, pero ni "Breathing Lightning" ni una alargada "All Of Them Thieves" lograron mantener la intensidad.

Suerte que con "Be All, End All" regresáramos de nuevo a los 80. Y no lo digo solamente por su fecha de publicación, sino porque ese coro multitudinario y un gesto trivial como el de la gorra tiesa de Joey te hacía retroceder a una década que algunos vivieron de lleno y otros, como yo, entre pañales y las primeras cintas de VHS. "Ahora vienen "Antisocial" e "Indians" se escuchaba entre el público. Y efectivamente, este fue el broche final a un set que con 12 temas solo se puede calificar de escaso, pero que a pocos fans de Anthrax les pilló por sorpresa. Aún y todo, todo un lujazo tener la oportunidad de ver a un cabeza del Resurrection en una sala de estas características.

Foto: Zentral

COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA