alternative rock / post-grunge / grunge
 Bush

ENTREVISTA

The Sea Of Memories por Marta Mariño
25 de Octubre de 2011 1172 lecturas
Bush, la banda británica capitaneada por Gavin Rossdale, está de vuelta con "The Sea Of Memories" diez años después de "Golden State" [2001]. Aunque como asegura Rossdale, no tenía grandes expectativas para este retorno, para empezar ya ha hecho historia al alcanzar con un tema los números uno de diversas radios americanas con un trabajo autoeditado.

Vuestra canción "The Sound of Winter" ha hecho historia en las emisoras de rock en Estados Unidos al convertiros en el primer grupo que alcanza el nº1 en Alternative Radio con un disco autoeditado. ¿Cómo sienta eso?

Es increíble, es difícil de digerir y realmente nos ha sorprendido a todos. Es asombroso ser parte de la historia, quiero decir, hacer historia; no importa lo que pase a partir de ahora, la siguiente banda que consiga esto ya será la número dos, la segunda en hacer esto.

Así que es… interesante. Pero en general nos ha sorprendido a todos, teníamos unas expectativas muy bajas con este disco, yo no tenía ningún tipo de expectativas. Yo soy británico, solamente quiero hacer música, hago música y me encantan los tíos con los que trabajo, tenemos el grupo, nos llamamos Bush, nos va muy bien, está construido de manera orgánica y tengo un equipo fantástico a mi alrededor, todo el mundo me ayuda y está en el mismo punto, intentando hacer las cosas, algunas nos salen bien y otras nos salen mal pero buscamos nuestro camino. Desde siempre supimos que teníamos que ir al fondo de todo, que teníamos que venir de allí, y nos está costando muchos meses de trabajo a todos. Así que son unos momentos muy emocionantes, solo tenemos que asegurarnos de que disfrutamos el viaje, ¿sabes? Es como estar en la cresta de una ola.

Estáis de gira ahora mismo y tocando en locales con el aforo complete cada noche. ¿Qué tipo de energía te está transmitiendo el público?

Es un poco trascendental, he de decir, porque hay dos tipos de fans: el fan al que le encanta el grupo pero nunca pensó que pudiera volver a vernos en directo, y el fan que quizás era demasiado joven para venir a nuestros conciertos pero a su hermano mayor o a alguien de su familia le gustaba el grupo y ahora tiene una oportunidad para vernos. Así que es algo intergeneracional, hace que sea un show muy pasional, en general la gente parece realmente emocionada. Es raro pensar en nosotros de esa manera, pero cuando ves el efecto que Bush tiene sobre la gente, cómo la música ha sido una banda sonora para sus vidas y sigue funcionando ahora, me da una gran sensación de alivio, es el principal sentimiento que tengo ahora mismo, gratitud y entusiasmo, es como si todo el mundo estuviera en esta conspiración, esto es parte de todos. No sabemos a dónde va a ir a parar esto, pero el viaje es genial.
 
Vamos a hablar del proceso de reunir a BUSH después de hacer un disco en solitario y tocar en Institute. ¿Cuál fue el primer paso?

Siempre quise hacerlo, ¿sabes? Estoy muy orgulloso del disco de Institute y desde el principio estaba destinado a ser como un disparo para mí, para rejuvenecerme, volver a llenarme de energía, impulsarme, y probablemente para volver a hacer Bush otra vez. Nunca pensé que no volvería a tocar con Bush. Y porque siempre quise fichar por Domino Records, ya sabes, los grupos en esos sellos pueden hacer un disco y estar fuera en un año y no pasa nada, haces un disco, unos cuantos conciertos y te dedicas a otra cosa. Pero en un sello grande tardas tres años, tienen unas expectativas muy altas con tu trabajo así que se convirtió en algo diferente, y después de eso pensé que iba a volver con Bush pero no salió adelante porque no podíamos ir de gira. Y quería conservar el nombre de sacred tour para que perteneciera a todos nosotros y pudiéramos elegir comenzar o no. Así que hice el disco en solitario y me fue bien, estoy muy orgulloso de ese disco y fue un momento muy bueno. Pero cada vez que tocaba en directo sentía que aquel no era mi lugar.

Estar con Bush otra vez me permite ser el compositor que soy realmente, esté en el estado de forma en el que esté. Bush me permite hacer eso, es como la nave que me lleva, así es como funciona para mí. Yo le debo todo a Bush.
 
¿Cómo es estar de vuelta y tocando con Bush? Debe ser surrealista.

Sí, es exactamente así, yo no lo hubiera dicho mejor. Está exactamente ahí, en el centro de mí. Me siento totalmente completo, lo que es un pensamiento un poco alarmante porque, ¿qué va a pasar conmigo? Pero tiene sentido en mi vida, quiero decir, también me gustar estar en el estudio, me gusta el proceso de pasar del silencio a algo que quieres tocar otra vez. He escrito tantas canciones y he estado tantas veces en un estudio pero el resultado de la música me sigue emocionando, y el misterio de la música me sigue sorprendiendo, “¿cómo puede ser que juntando esto suene tan bien?”, pero es así. Así que básicamente intento pasármelo bien en cualquier sitio, así que tengo esa sensación en el estudio y también me encanta estar tocando en directo.

Vamos a hablar del proceso de grabación. Habéis trabajado otra vez con Bob Rock. ¿Qué aporta él?

Me ayuda mucho con las cosas en las que necesito ayuda. Ofrece el tipo de ayuda adecuada para mí. No quiero que nadie me arrolle, ni me dirija, me gusta que surjan cosas. Él dice lo que cree que debemos trabajar. Hicimos juntos unas treinta canciones para este disco y creo que solamente en una no tuvimos que cambiar nada, se quedó igual, en las demás cambiamos cosas, hicimos cosas, discutimos algunas partes. Hay una tensión creativa interesante entre él y yo porque él siempre quiere meter cosas y yo siempre quiero sacar cosas.

¿Cuál es la historia detrás del single, "The Sound of Winter"?

Musicalmente quería tender un puente entre el pasado y el futuro, quería traer a la gente hacia el nuevo disco. El modo en que se abre la canción es como una reunión, no es un comienzo enorme con explosiones, es un comienzo sinuoso diseñado para arrastrar cerca al oyente, es una confesión. Es interesante por la aplicación del título en estas áreas y lo apropiado que resulta. Pero por supuesto cuando estás ahí escribiendo y piensas en la frase, la frase no sale y ya está, de manera natural sale la melodía, y la emoción del tema. Para mí es un proceso que va todo junto. Y me parece interesante ahora porque “The Sound of Winter” es fantástico para cualquier cosa fría o con nieve.

"All Night Doctors" tiene un sentimiento diferente que el resto del disco. ¿Cómo surgió?

Viene por uno de mis managers, cuando le conocí me pidió que le pasara todo lo que había grabado hasta el momento, y lo que había escrito, “The Sound of Winter”, “Baby Come Home”, “I Believe in You” y otras que no recuerdo. Y él me escribió sobre esta canción que teníamos, “All Night Doctors”, que a mí me encantaba pero que a nadie más le gustaba, así que alegró mucho que él reconociera esta canción. Y resultó que no se refería a la versión del disco, sino a una que cuando la hicimos le pedí al teclista, uno con el que toqué mucho tiempo, Jamie Muhoberac, es un buen amigo mío, que tocara el piano en esta canción, quería ver cómo quedaba. Y quedaba fatal, no pegaba, pero me di cuenta de que si quitaba todo lo demás, excepto la voz, podía ser un tema interesante. Y pensé, “Siempre he querido una canción con piano”, y necesitaba todos estos temas extra, era una buena manera de no tener que dar una nueva composición, era interesante y me ahorraba tener que entregar todas mis canciones. Así que había piano en esta canción y sonaba muy bien, funcionaba perfectamente. Esa es la versión que estaba volviendo loco a mi manager. Así que trabajé en ella con Bob, le metimos la guitarra y salió la versión del disco.
 
Háblame de la letra de "All Night Doctors".

Es una canción para la gente que está luchando, que están mirando hacia atrás. La letra dice “Ella vio las piezas de su ayer y se preguntaba cómo desaparecería, quién la amaba y quién la escuchaba y si había conseguido ser diferente”, y el otro tío que “es un soldado de infortunio, dio siete pasos, uno hacia adelante, cómo duele la verdad”, es todo eso por lo que pasa la gente, es una letra sobre eso, y la automedicación para encontrar una salida. Y se va moviendo hacia algo más esperanzador. No sé, es una canción sobre… el ser humano.
 
Gracias.


Texto: Lorenzo Sanz
Fotos: Bush
  


COMENTARIOS

2 Comentarios

  • #2
    USER_AVATAR Oswaldo Martinez Medina
    el 8 de Noviembre de 2011
    Pau el album es grande y The Afterlife es una joya.
  • #1

    el 8 de Noviembre de 2011
    All Night Doctors no paro de escucharla. Es muy grande y The Sea Of Memories me tiene atrapado


Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA