CRÓNICA

El grito de un hombre
Exquirla, Xisco Rojo
16 de Noviembre de 2017 por Israel Higuera Joy Eslava, Madrid 593 lecturas

Ya sabemos que lo bueno, si breve... La carrera de Exquirla ha sido tan fugaz como excitante. La sorprendente alianza entre la banda de rock instrumental Toundra y el polifacético cantaor Niño de Elche ha supuesto un soplo de aire fresco para la escena alternativa de nuestro país, pero no pasará de ser eso, un soplo. Y una demostración de que aún, a estas alturas, pueden surgir propuestas novedosas que encandilen a la audiencia. Tuvimos la suerte de aprovechar la última oportunidad para comprobarlo en la capital del estado antes de que el proyecto tocara a su fin esa misma semana.

Como aperitivo descubrimos la original e interesante música del madrileño Xisco Rojo, que a base de steel guitar y guitarras de doce cuerdas cumplió con creces la tarea de crear la atmósfera idónea para que la música de los protagonistas de la noche fuera disfrutada en su hábitat natural. El suyo fue un concierto íntimo y evocador, en el que con la ayuda únicamente de sus instrumentos y sus habilidosas manos nos hizo transitar por espacios y tiempos ajenos y lejanos. Al terminar, una larga pieza final de tintes orientales durante la cual destrozó una de esas doce cuerdas hizo vibrar a un público excesivamente entusiasmado.

Permítanme detenerme aquí porque me parece un punto importante. Ni la música de Exquirla ni la de Xisco Rojo justifican el nivel de hooliganismo que mostró la Joy Eslava aquella noche. En recitales como estos, es decir, delicados, emotivos y emocionales, sentidos y en los que los matices y los detalles están a flor de piel y son la esencia misma de la experiencia musical, están completamente fuera de lugar los aullidos de babuino en celo, el vocerío impertinente y las competiciones por ver quién es el primero que empieza a aplaudir. Parece mentira que aquella fuera la única vez que la mayoría de asistentes iban a ver a esta banda en directo.

Aplausos a destiempo en mitad de las canciones, exclamaciones a grito pelado desde las últimas filas... Mire usted: no. Así, no. No puede ser que un cantante excepcional como Niño de Elche se aparte el micro de la boca para que su voz resuene a capella en toda la sala y usted se ponga a aplaudir encima. No puede ser que la banda se ponga a tocar un tema inédito en el bis, que probablemente no vuelva a escuchar nunca, y usted se ponga a aplaudir encima conforme empieza. Los músicos que están interpretando sobre el escenario merecen un respeto; las personas que han pagado su entrada para disfrutar de cada nota que ellos toquen, también. Y si resulta que usted es de los que no se pueden reprimir las ganas de estropear la experiencia de los queremos escuchar la música, permítame a mí, al menos como desahogo, la licencia de no reprimirme las ganas de gastar dos párrafos en explicar lo inapropiada y desagradable que me parece su actitud. Los demás, que me perdonen, pero parece que si esto no lo digo yo, no lo dice nadie. Y ya va siendo hora de cambiar el chip, porque en cuanto a comportamiento el público español aún está, en general, lejos de la madurez.

Del concierto en sí, constatar lo que ya pensábamos muchos: que Toundra son buenos en lo suyo, pero que aquí el que trae el Arte, con mayúscula, es Niño de Elche. Un mago que se alzó como maestro de ceremonias desde el primer momento impregnándolo todo con su carisma. Y su voz, claro. Qué voz. Demostró que es un cantante fuera de serie durante todo el concierto, pero fue en los momentos más intensos de las canciones cuando se tornó absolutamente conmovedor. Notas que nadie pensaría que se pudieran sostener durante tanto tiempo. Notas que no pensábamos que una voz pudiera clavar de esa manera. Notas que ni siquiera sabíamos si existían. Y siempre su presencia, eclipsando por completo cualquier otra cosa que hubiera alrededor.

No quiero desmerecer el trabajo de los cuatro músicos, que interpretaron todas las canciones del ya mítico "Para quienes aún viven" con precisión meridiana, confirmando sus tablas y desplegando un sonido que permitía reconocer cada detalle de los temas del álbum. Intensos y contundentes cuando tenían que serlo, y también sutiles y detallistas cuando tocaba. Si Toundra han conseguido el status que tienen en nuestro país es por algo. Pero creo que no soy el único que piensa que sin Niño de Elche este no pasaría de ser el quinto disco de una discografía sólida pero lejos de ser genial. Esto que han conseguido crear juntos es especial, y no puedo dejar de pensar que ese punto diferencial es, precisamente, el que marca la diferencia.

Momentos para el recuerdo nos dejaron varios, como mínimo alguno en cada uno de los temas interpretados, fácilmente localizables: ese grito que recorre el espinazo en la parte central de "Destruidnos juntos", así como el final de la pieza; el tenso build-up de "El grito del padre" (una interpretación desgarradora de principio a fin), con Niño de Elche superponiendo infinitas capas de voz; la segunda mitad de "Europa muda", la interpretación semiacústica de "Contigo", el final de infarto de "Un hombre", con el señor Francisco Contreras metiéndose el micrófono en la boca tras proferir unos alaridos indescriptibles... Para rematar, el citado tema inédito, "Canción de amor de San Sebastián", en el que nuestro héroe rinde homenaje al poeta T. S. Eliot metiéndose las manos en la boca para empezar a cantar.

Quiero volver a dejarlo claro: Esteban Girón, Alberto Tocados, Álex Pérez y David Maca son muy buenos músicos, sigo a su banda desde el principio y ya no les queda mucho por demostrar. Y personalmente no conocía a Niño de Elche antes de que este proyecto fuera anunciado, con lo cual no es que tuviera yo especial predilección por este hombre ni estuviera condicionado de antemano. Pero al César lo que es del César: Exquirla gira, o mejor dicho ha girado, en torno a él. Una lástima que este proyecto no tenga mayor recorrido, pero haciendo honor al dicho con el que comencé este texto, seguramente sea mejor así. Que sirva de precedente para que otras bandas salgan de su zona de confort y se arriesguen a obligar al público a hacer lo propio.

COMENTARIOS

4 Comentarios

  • #4
    USER_AVATARel 27 de Noviembre de 2017
    Wirrak
    Hola Sandra, muchas gracias por tu comentario. Se agradecen mucho las respuesta que completan y complementan el texto del humilde autor, en este caso yo. Solo quería hacer un par de matizaciones: lo que he criticado del público es exactamente lo mismo que tú: los \"gruñidos de ñu\" y los aplausos a destiempo. No tengo problema con que la gente se mueva, coree o lo viva como quiera, así que creo que en ese punto estamos más de acuerdo de lo que piensas. Respecto a lo tema inédito, lo utilizo en el sentido estricto de la palabra, es decir, sin editar, porque nunca lo han lanzado al mercado. En cuanto a si disfrutaremos de Exquirla de nuevo, aunque sea su intención es posible que no ocurra, pero ojalá tengas razón. Del punto 2 no te puedo decir nada, es cuestión de gustos; a mí me gustan Toundra pero Exquirla me gustan más y tengo claro por qué. Un saludo y de nuevo gracias por dedicar tu tiempo a escribir un comentario tan constructivo.
  • #3
    el 24 de Noviembre de 2017
    tontopelao
    Yo los vi en el círculo de bellas artes, con todo el publico sentado, y en Valladolid, sin asientos, y la experiencia fue mucho mejor en Madrid.

    A estos grupos se los disfruta mucho mas en un teatro/coliseo sin publico impertinente.

    Sobre Exquirla, unos cracks. Lo clavan en directo. Destruidos juntos y un hombre 2 de los mejores temas del año.
  • #2
    el 24 de Noviembre de 2017
    tontopelao
    Yo los vi en el círculo de bellas artes, con todo el publico sentado, y en Valladolid, sin asientos, y la experiencia fue mucho mejor en Madrid.

    A estos grupos se los disfruta mucho mas en un teatro/coliseo sin publico impertinente.

    Sobre Exquirla, unos cracks.
  • #1
    el 24 de Noviembre de 2017
    Sandra Lagarejos Bernardo
    Estoy de acuerdo en la parte que describe la calidad del proyecto y del concierto, pero discrepo en una serie de puntos:
    1. Desde hace meses sabemos que esto no va a ser un punto y final,sino un punto y seguido.No sabemos cuándo será pero podremos disfrutar de Exquirla de nuevo.
    2. Yo también he descubierto al Niño en este Proyecto, y me parece un magnífico cantante, espectacular...pero aunque la voz y la letra es muy importante, la magia, el viaje, lo que te revuelve por dentro....o por lo menos a mi es la música.No estoy de acuerdo en destacar al Niño por encima del resto.
    3. No entiendo lo del tema inédito. La canción de amor de San Sebastián fue el primer tema que disfruté de Exquirla antes de que sacaran el disco...y al menos en Madrid ya la tocaron en el círculo de bellas artes.Asi que es normal que la gente aplaudiera nada más empezar...posiblemente es el tema que la gente mas conocía.
    4. En cuanto a la actitud de la gente...es un tema delicado. La verdad es que opino que Exquirla se disfruta más en un auditorio como pudimos disfrutar en Madrid en el círculo de Bellas artes, aunque hay veces que me apetecía arrancar el reposabrazos y gritar cual demente....pero me contuve...pero claro...si resulta que Exquirla viene a la Joy ....no puedes evitar que la gente participe, comulgue, sienta y saque para fuera lo que la música le revuelve por dentro....coincido en que había parte del público que no debe estar muy acostumbrado a ver directos, y los aplausos a destiempo, los “uy me has pisado, que maleducada” y gruñidos de ñus me repatean....pero ostia, es que me miraban mal porque estaba pegando cabezazos y guitarrazos y acompañando al cantante en las partes altas (eso si,todo muy contenido en mi espacio vital). Pues mire, así si que no....estoy es un concierto de rock, de pie...y si quieres disfrutarlo con los brazos cruzados teníais que haber andado rápidos cuando tocaron en el círculo o lo escuchas en tu casa a tope y a oscuras que es una experiencia muy disfrutable....pero hay que respetar que la gente que quiere participar en un concierto en formato rock.

    Por lo demás, totalmente de acuerdo


Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA