black metal / hardcore punk
 Haust

CRÓNICA

Haust
Haust, Tony Galento, Primo Carnera
01 de Noviembre de 2013 por Jolocho Sala La Boite, Madrid 1195 lecturas

Primeros de noviembre. Ese día, que este año cayó en viernes, en el que no sabes muy bien dónde meterte. Quiero decir: te disfrazas y fiesteas duro el 31, pero... ¿qué haces el día 1? El mundo anglosajón escoge ese día para celebrar Halloween y disfrazarse. El mundo anglosajón y mi partenaire de concierto: el también infame forero fluxor. Pues fluxor apareció disfrazado de gasolinero, en impoluto blanco, con un folio cogido con clips en el pecho que rezaba "rock and roll gas station". Pero el sorprendido fue él: "¿No conoces "Rock and roll gas station"'?, de Adrenalin O.D.? ¿Y tú dices que eres fan de Darkthrone?" Un aparte: fluxor y yo somos muy fans de Darkthrone, pero sobretodo admiramos esta última etapa thrash-punk de la banda. Pues bien, le contesté un claro y sincero "NO, y sí, bebo los mares por los putos Darkthrone, ¿qué me estoy perdiendo?". Por lo que me contó, existe un vídeo en Youtube con fecha de 2007 en el que un entrevistador de la Rockhard alemana entrevista a Fenriz en su propia casa... cerveza en mano y a eso de las dos de la madrugada. Ya os podéis imaginar el tono de la misma. Vimos la entrevista, y resultó ser divertidísima. Al final de la misma, Fenriz revela una de sus principales influencias como músico, "Rock and roll gas station", de los yanquis Adrenalin O.D. Música rápida, letra absurda y un tema primitivo como pocas cosas en la vida. Perfecto, porque su concepto musical es muy similar al de los noruegos Haust: voz desagradable, riffs a lo horror hardcore, actitud punk y letras tirando a la secreción cutánea. ¿Habéis visto su videoclip "Anti-Reproductive"? Sí, ése del zombi recubierto de algo parecido al esperma y el nazi sadomasoquista. Pues así se las gastan estos chicos, que junto a Okkultokrati (grupo con el que comparten miembro, Pål Bredrup) conforman la Black Hole Crew.

Entramos en La Boite sin prisas, ya que la cosa iba con retraso. Pudimos ver tranquilamente a los dos teloneros: unos primeros Tony Galento nos dejaron bien mojaditos, con una propuesta de burricie entre lo que hacen Motörhead y algo más thrash pero sin perder un ápice de rock, rollito los británicos Salute. Muy molón, aunque quizás hubiese resultado más efectivo con un setlist más corto (porque intenso fue, qué duda cabe). Parón. Mi compañero de trapicheos me comenta lo mucho que triunfó su disfraz en el último concierto en Vallecas de los alemanes Excrementory Grindfuckers. Yo le dije que era muy posible que ninguno de los asistentes, aparte de nosotros mismos, pillara la broma. Puede que ni los mismísimos Haust. Ningún problema: nuestro querido fluxor se quitó su mono blanco y dejó al descubierto una camiseta con la portada de "Transilvanian Hunger" en rojo, con el lema "True Norwegian Crust" en la espalda. Un ser único de la noche madrileña y un personaje a conocer este fluxor: ahí lo dejo. Empezaron Primo Carnera, y ya de entrada nos sonaron más rockerillos. Temas más desarrollados y una expléndida versión de Discharge nos dejaron la boca repletita de saliva. Y ahora, ahora llegaba el momento de soltar toda la baba acumulada.

Haust tomaron el escenario: entre otros detalles de su puesta en escena, espumilla cutre de nochevieja adornaba el Korg de Pål Bredrup, en su papel de pasao de vueltas con sus gafas de sol y su rebequilla abierta. Su imponente vocalista, Vebjørn Guttormsgaard Møllberg, ocupó su sitio, dejando bien claro que no se movería de ahí. Nos sorprendió, yo creo que un poco a todos, la actitud en general fría del grupo. Es decir: con una música tan atávica y primitiva, yo me hubiera tirado al público desde el minuto uno y hubiera cantado el resto del concierto en el foso. A ratos erguido, a ratos tirado por el suelo.. Pero no. Fueron casi estáticos en sus ademanes. Si lo pensáis, no hay nada más punk para un grupo tan punk en su sonido que, simplemente, no hacer nada. O simular aburrimiento con posturitas y bostezos, como hacía Pål Bredrup. De hecho, empezaron casi congelados: "The artist and his dog" no fue la juerga padre. Pero corrigieron al segundo tema, con ese himno punk que es "Raw material", de su nuevo y flamante "NO": "I WANT TO SLAP SOME FACES, I WANT TO SLAP MY OWN". ¿Lo dejan claro, no? 



Cayó algún tema del "The Powers of Horror", pero el protagonismo fue casi total para "NO". Es el disco que presentaban, y desde luego, el que más han clavado en estudio. Momentazo cuando sonó el tema homónimo: hasta un mozo de camiseta de Kvelertak amarilla se animó a moshear, mandándome al otro extremo de la sala casi. Dije antes que se marcaban riffs a lo horror hardcore, pero os aseguro que esta gente tiene alma pop. Vaya hitazos que se marcan, y en directo con más ruidera: los teclados de Pål Bredrup tienen gran parte de responsabilidad en la tronera que se genera. El concierto tuvo una duración muy ajustada (¡nosotros queríamos más, copón!), y hacia el final enlazaron varios temas de la segunda parte de su último disco. Sonaron "Into the night", la rabiomarchosa "Death drive", esa coda doom que es "Dead of Night" y la sorpresa final, "Mantra".

Después del concierto, nos acercamos a saludarlos. Nos hicimos esta bonita foto para el recuerdo, y fluxor les explicó la historia detrás de su disfraz. Creo que no les resultó especialmente gracioso, salvo al bajista, Henrik Øiestad Myrvold. No me gusta tener que ser ese puñetero que se acerca a ti y te suelta ésto, pero colega: te lo dije.


COMENTARIOS

2 Comentarios

  • #2
    USER_AVATARel 8 de Noviembre de 2013
    fluxor
    Cuanta elegancia
  • #1
    USER_AVATARel 7 de Noviembre de 2013
    Jolocho
    Y cerramos el círculo con el maravilloso ECCE HAUST. ¡Gracias a todos!
    [img]https://scontent-b-cdg.xx.fbcdn.net/hphotos-prn2/v/1388589_10151718625786638_28358931_n.jpg?oh=dc3b9f5d5e89abb66ff3cf80e436af9a&oe=527DAFDD[/img]


Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA