black metal / death metal / progressive metal / technical death metal / experimental metal / jazz fusion
 Imperial Triumphant

CRÓNICA

Imperial Triumphant
Imperial Triumphant, King Of Nothing
27 de Abril de 2023 por Jorge Azcona Estudios Groove, Portugalete (Bizkaia) 1850 lecturas

Viviendo lejos de las grandes capitales y sin festivales a la vista en los que pudiera encajar una propuesta tan freak y experimental, resulta casi una quimera poder ver a Imperial Triumphant en directo. Pero allí que se alinearon los astros, justo entre Toulouse y el Barroselas Metalfest portugués, para que el enigmático trío aterrizara por primera vez en Euskadi dentro de su extensa gira europea.

Por si fuera poco, la cita organizada por Noise On Tour en los estudios Groove de Portugalete llegaba como fecha única esta vez, tras sus habituales visitas a Madrid y Barcelona, añadiendo un plus si cabe a la selecta experiencia que estaba por venir. Pero sería Raúl Ureña, conocido por formar parte de Dingos & Flamingos o Crucifucked y actualmente como King Of Nothing en solitario, quien pusiera las primeras notas de la noche con su Dark Country/Folk errante. Y aunque dicho proyecto, que nació tras un inspirador viaje a Canadá y EEUU, poco tenga que ver con la ampulosa, técnica y abrumadora visión de los neoyorkinos enmascarados, entró mucho mejor de lo esperado. Los primeros compases de esta íntima velada, con canciones propias de sus dos EP´s como "The Gathering", "Tears Along Similkameen" o "La Cantina", me sirvieron para apreciar su bonita voz (rota y oscura como mandan los cánones del género pero dulce a la vez), y los últimos, con covers como "I Don´t Wanna Be Me" (Type O Negative) o "Hurt" (de Nine Inch Nails pero más enfocado hacia Johnny Cash, lógicamente), para aplaudir su selecto gusto musical.

Cualquiera que conozca mínimamente el mundo de Imperial Triumphant podrá imaginar que un show de estos tipos no es ningún concierto al uso, pero es que es sonar la cinematográfica intro de "Tower Of Glory, City Of Shame", asomar por el fondo del escenario la máscara del batería Kenny Grohowski, y saber que lo visual e incluso sensitivo van a formar parte de una experiencia absolutamente integral. Aunque suene a topicazo, vivirla en una sala tan familiar como la Groove gana muchísimos enteros, siendo abducidos por la vorágine que es "Metrovertigo" desde su epicentro, seguir de cerca -o intentarlo, más bien- cada una de las notas muertas y suspendidas en el aire que ofrece la sección rítmica en "Atomic Age" como si de un free jazz apocalíptico se tratara, y acabar despeinado con el rápido y primitivo "Devs est Machina", de su primerizo "Abominamentvm".

Imperial Triumphant están cerca del meme en muchos aspectos, y es precisamente lo que les hace aún más especiales. Donde algunos ven pose y actitud rock-star yo solo veo intención de quitar hierro a un asunto muy denso, y en esa fina línea que separa lo cómico de lo visualmente atractivo casi siempre me decanto por lo segundo. Como cuando Steve Blanco, protagonista absoluto en este sentido, sortea su mástil por encima de nuestras cabezas, contonea los efectos de su bajo entre el público o lo rasga con una botella para ser el foco de todos los smartphones.

Tras la habitual lluvia de champagne por las primeras filas (¡mira que estábamos avisados!) nos introducimos en la recta final del concierto con auténticos bestiarios de su última trilogía. Desde "Chernobyl Blues" o "Cosmopolis", que pasan del más sutil tintineo a lo que una persona corriente podría considerar ruido blanco, hasta un "Rotted Futures" que culminó, poco más de una hora después, una actuación que hasta en duración me pareció perfecta. Si en estudio es una banda absolutamente única, lo de su directo es directamente otro nivel. Demenciales.



COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA