Madre, Protégenos
ZONA-ZERO
88
2 VOTOS
89
+
Ion

Madre, Protégenos

Publicación:
Agosto 2008
Sello:
Equilibrium
Productor:
Duncan Patterson
Género:
otras tendencias

Tracklist

  • 01. Madre, Protégenos
  • 02. O Efeito do Verão
  • 03. Learpholl
  • 04. Anathema Maranatha
  • 05. Believe
  • 06. Ultreia
  • 07. Goodbye Johnny Dear
  • 08. Fé, Esperanza, Amor
  • 09. Beyond the Morning

Miembros

  • Duncan Patterson

Análisis

por el 28 Ago 2008
2863 lecturas
Duncan Patterson es uno de esos músicos polifacéticos que tienen la habilidad de hacer muchas cosas y hacerlas bien, además de acertar siempre a la hora de tomar una decisión artística. El nombre de Patterson saltó a la fama gracias a Anathema, grupo con el que compartió casi diez años de trayectoria musical, siendo finalmente la lucha de egos entre él y otro gran músico como Vincent Cavanagh la que le impulsó a seguir nuevos derroteros musicales. La siguiente parada de Patterson fue Antimatter, grupo de música ambient y neofolk en el que comenzó a expandir su universo musical y a progresar en las composiciones etéreas y envolventes.

Tras haber colaborado con diversas bandas, a Duncan Patterson le ha llegado la hora de trabajar en solitario y para eso el músico irlandés ha dado un nuevo paso hacia delante con su proyecto Ion. Este grupo, del que Patterson es líder y compositor absoluto, profundiza más en la música neofolk, especialmente en las melodías volátiles y espirituales y escuchando “Madre, Protégenos“, cabe decir que lo hace muy bien.

Madre, Protégenos“ es el debut discográfico de Ion. Para grabar el disco, así como para llevar los temas en directo, Duncan Patterson se ha rodeado de excelentes músicos de diversa índole, lo que ha permitido que la puesta en escena y el estreno musical del grupo sea impecable.

Estamos ante un disco profundo, en el que las raíces folclóricas irlandesas y paganas, así como el lado más oscuro y rock del género, pierden protagonismo ante las melodías progresivas, ambientales y profundas, haciendo de este disco un ejercicio mucho más espiritual de lo que es habitual.

Resulta extraño que coincidiendo con su marcha, Anathema también se aventurase a dejar de lado el metal, y aunque ambas bandas apuesta por dos estilos melodiosos distintos, en el caso de Ion se podría decir que la propuesta es todavía más arriesgada.

Madre, Protégenos“ es un disco prácticamente conceptual, en el que el alma y la libertad se erigen como protagonistas de una sacra lírica, interpretada por diversas voces femeninas de tipo angelical. También cabe destacar la elección de cantantes de diversos países como México, Grecia, Rusia o Portugal para grabar el disco, lo que da una mayor variedad de acentos e idiomas y permite al disco ganar en riqueza musical. Me quedaría principalmente con la voz de la rusa Emily Saaen y Mónica Richards (ex Faith and the Muse), dos auténticos prodigios que elevan la música de Ion a estratos superiores.

Musicalmente es muy difícil decantarse por alguno de las nueve canción es que forman el disco, ya que hay un hilo conductor entre ellas que hace que en el computo global, “Madre, Protégenos“ parezca una obra única. Además, el excelente nivel de cada una de las canciones y la total ausencia de estribillos o melodías fáciles, hace que sea casi imposible elevar una composición por encima del resto. No obstante, y a modo muy personal, me quedo con la canción de introducción “Madre, Protégenos“, en la que una melodía de cuerda muy sencilla se apoya en una luminosa partitura de piano y unos coros de voces sacras que te envuelven y te hacen evadirte de cualquier preocupación. También me ha gustado mucho “Anathema Maranatha” (¿tributo a su ex banda?), donde la melodía principal resulta mucho más densa y donde podemos atisbar un mayor grado de oscuridad. Eso sin olvidar “Beyond the Morning” con su agradable propuesta mezcla de música avant-garde y folk celta o el mítico tema popular irlandés “Goodbye Johnny Dear”, versionado y reconvertido por Ion en una dulce y melancólica canción que podría acompañar perfectamente a cualquier trágica despedida.

Sin lugar a dudas “Madre, Protégenos“ es uno de los mejores discos y de los más envolventes de los últimos años. Pura espiritualidad y sensibilidad que hará las delicias de aquellos que quieran evadir la mente del mundo real y disfrutar con una música evocadora, compleja y vanguardista a pesar de beber de la más antigua tradición.


Lo Mejor: Composiciones excelentes, cargadas de emotividad, complejidad, espiritualidad, intimismo y vanguardismo.

Lo Peor: Si buscas algo movidito o potente, definitivamente este no es tu CD.
 


COMENTARIOS

2 Comentarios

  • 88 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    jai_lp
    Pues sí, el disco tiene su tiempo, lo que pasa es que nos lo enviaron a principios de mes XD Hasta ahora no lo habían editado aquí. Y al parecer, para antes de fin de año sale el nuevo disco. EN la web de Equilibrium hay información al respecto.
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Nowitzki
    Este disco ya tiene su tiempecito, de hecho la continuación a este trabajo debe estar al caer, y yo que lo estaré viendo la semana que viene en directo:)
 

DISCOGRAFÍA