thrash metal / heavy metal / symphonic metal / noise rock / art rock / experimental metal
 Metallica

ENTREVISTA

Robert Trujillo por MONs
25 de Agosto de 2008 4322 lecturas
Death Magnetic suena violento y muy crudo. Pero también deja cierta sensación de haberse compuesto con la presión de volver a contentar a los viejos fans de la banda. ¿Habrá encontrado Metallica la forma de complacer a su público más mainstream y seguir (o más bien “volver a”) ser respetados por los metaleros de todo el mundo? Robert Trujillo está convencido de que sí.

Texto: Adrián Mazzeo Bermúdez
Fotos: Adrián Mazzeo Bermúdez


La promoción del nuevo disco de Metallica "Death Magnetic", que con solo una semana a la venta ya superó las 500.000 copias sólo en EEUU, es la razón por la que un Robert Trujillo apasionado por su participación en este nuevo disco de la banda más grande del metal, estuvo en Madrid hablando con la prensa.

Trujillo (Santa Monica, California. 1964), eximio bajista de currículum envidiable (Infectious Grooves, Suicidal Tendencies, Ozzy Osbourne, Jerry Cantrell, etc.) está desde 2003 en la banda que seduce a propios y a ajenos del género maldito del rock.

El mito alimentado por Jason Newsted habla que los “nuevos” nunca son bienvenidos en la banda; Trujillo hecha por tierra la visión del anterior bajista: "Cuando entré en el grupo el disco que presentábamos ("St. Anger", 2003) estaba terminado. No fue fácil salir a girar inmediatamente; mis compañeros no tenían certeza absoluta de que habría química entre nosotros. Hoy me siento completamente afianzado en Metallica. Somos un gran equipo: James, Lars y Kirk me respetan muchísimo".

Hetfield, Ulrich y Hammet no pueden hacer más que respetar a Robert Trujillo, uno de esos músicos que vive al servicio de la música. A principios de los noventa supo ser el bajista estrella de Infectious Grooves (banda que compartía con Mike Muir de Suicidal Tendecies y Stephen Perkins de Jane’s Addiction) o cumplir la función de apoyo que cumple actualmente en Metallica. "Tuve mucha suerte en mi carrera de poder tocar todo lo que me gusta. Pude mezclar a Slayer con James Brown en Infectious y ahora me toca encontrar mi lugar entre el bombo de la batería de Lars y la mano derecha de la guitarra de James. Físicamente es un gran desafío para mí ya que toco con los dedos. A menudo cuando ensayamos los temas del nuevo disco me siento como golpeando un saco de boxeo. De todas maneras tengo una visión particular de la música que suelo tocar. Por ejemplo, creo que “Disposable Heroes” (un gran clásico thrasher de Metallica) ¡es un tema funky! Para mí James Hetfield es uno de los guitarristas rítmicos mas funkies del planeta, aunque lo que el toque sea metal".

Teniendo a un miembro de la banda delante (y luego de ver "Some Kind Of Monster", aquel documental que relata los tiempos difíciles en la banda) se hacer difícil resistirse a preguntarle como están las cosas en el seno de la banda "Ahora mismo James y Lars se están llevando bien. Debido a que Kirk está mucho tiempo con su familia, soy yo quien adoptó la posición de mediador, cosa que me gusta ya que no me lo están haciendo muy difícil", comenta con una admirable tranquilidad.

En "Death Magnetic" (“un disco clásico, pero con un nuevo sabor. Algo así como el thrash de la nueva generación” según Trujillo) los cuatro mosqueteros vuelven a lo que a todos nos gusta de ellos: las bases rápidas, los arreglos complejos y esa grandeza compositiva que generó clásicos thasheros veinte años atrás. A pesar de su claro condimento agresivo y complejo, "Death Magnetic" no es un “suicidio comercial” como fue "St. Anger" "…hemos grabado una nueva versión de “Unforgiven”, que sirve de bocanada de aire fresco entre los demás temas. “Unforgiven III” es una canción muy importante para James, ha puesto mucha pasión en ella. Ha quedado preciosa, con arreglos realmente bonitos."

Luego de reiteradas escuchas a este nuevo álbum, se descifra un gran trabajo del talentoso productor Rick Rubin (Slayer, System of a down, Red hot chili peppers, etc.) quien no moldeó a su gusto el sonido de la banda pero si se acercó mucho al de sus grandes discos. Dice Trujillo: "Rick ayudó a la banda a abrazar su pasado. A reencontrarse con la forma de escribir arreglos que tenían hace 25 años escuchando la música que los cautivaba en aquella época e intentando pensar como antaño. Fue un proceso creativo alucinante y como fan que soy del viejo material, estoy muy orgulloso de haber participado en él".

Tras venir de capa caída gracias a polémicas posturas comerciales durante la última década (recordemos la impopular guerra librada contra Napster y el provocador cambio estético-musical en "Load" y "Reload"), los de San Francisco recuperan la furia de sus primeros años por propia iniciativa y, según Robert, no para contentar a los fans de la vieja escuela. "Metallica siempre a hecho lo que quiso. Odio decirlo, pero nunca pensaron en la radio ni en las listas a la hora de crear música. Siempre llevaron sus marca bien al frente" sentencia.

Condescendientes o no, Metallica firman un nuevo disco que, si bien no tiene la grandeza de un "Ride the Lightning", en varios momentos sabe a gloria thrasher. Todo un motivo para festejar.

 

Adrián Mazzeo Bermúdez

  


COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA