ENTREVISTA

Desde Canarias con Rock&Roll por Jairo Ramos
27 de Marzo de 2004 3723 lecturas
Ohmygod, cuando el pasado día 27 de marzo salió por primera vez de su Tenerife natal para tocar en la península lo hizo en Barcelona y su labor nada fácil: telonear a TerroriStars. A pesar de todo, la banda lo bordó, y tras el concierto aún les quedaban fuerzas y ganas de hablar con nosotros


En primer lugar felicitaros por el concierto, me ha sorprendido gratamente.

Hannibal:
Gracias, la verdad es que todavía estamos flipando con todo esto.

Vuestro primer larga duración, “DeusX”, está cosechando muy buenas críticas, así que sorprende el hecho de que se trate de un trabajo autoproducido. ¿Cuál ha sido la principal pega que os han puesto las discográficas para distribuir vuestro disco?

H:
Ninguna creo yo, nosotros enviamos copias de “Deusx” a varias discográficas y simplemente no nos llamaron. Supongo que contratar a una banda de fuera de la península resulta más complicado, ya que las facilidades para salir a tocar son escasas.

Aún así sigue sorprendiendo que aparezcan muchos discos mediocres en grandes compañías mientras que varios de los grupos más prometedores y elaborados del país no logran apoyo. ¿Creéis que esto se debe a que las compañías no se atreven a invertir en nuevas bandas o a que el rock en España evoluciona a mayor velocidad que la visión de las compañías?

H:
¿Un poco de las dos cosas no?

A:
En España la cultura musical va en contra del rock, y contratar a una banda sobretodo si es nueva difícilmente resulta rentable, por lo que las compañías no lo ponen nada fácil.

H:
Está claro que cada vez hay mejores grupos de rock en este país, pero nadie se atreve a darles salida, se les ponen muchas pegas. Además del miedo de las compañías y de su falta de visión, habría que añadir el elemento cultural... Sin olvidar el problema persecutorio y de censura que están sufriendo muchos grupos.

Bueno, no tenía pensado haceros esta pregunta, pero ya que ha salido el tema, ¿qué opináis de la censura? Precisamente hoy habéis tocado con un grupo que sufre por ello.

Julio:
Más que censura lo que hay es desconocimiento. Desde Berri Txarrak hasta S.A... Les critican por que no saben que quieren decir, por pensar distinto o por su nombre (en ese momento Putas de TerroriStars pasa por ahí y evidentemente se siente aludido por el comentario, por lo que sonríe irónicamente).

H:
Es que la gente no escucha, no terminan de entender lo que se intenta hacer o decir.

A:
Yo creo que muchas veces se sobreestima la influencia que puede tener la música sobretodo en un niño, creen que por escuchar determinadas cosas se van a liar a matar a gente. Después hay muchas bandas inteligentes a las que se ataca por su crítica. Hay que ser más listo, y no pensar que por escuchar una canción me voy a ir al instituto a matar gente...

H:
Exacto, las bandas críticas por lo general tienen un nivel intelectual por encima de la media, y eso hace que muchos no les entiendan y les ataquen por desconocimiento. Aún así es triste ver como desde el gobierno y muchos medios se teme que un grupo pueda tener más influencia sobre la gente que el propio presidente (risas).

Bueno, tras esta catarsis crítica, volvamos con vuestro disco, ¿ok? Supongo que el haber corrido con todos los gastos y sacrificios que supone un disco no habrá sido nada fácil para Ohmygod. ¿Qué es lo que más difícil se os hizo a lo largo de la edición de “Deusx”?

Alex:
El tema económico, loco.

H:
Eso de tener que pagarlo todo de tu bolsillo es lo más duro, sin lugar a dudas (risas).

A:
Lo que más claro teníamos es que no queríamos caer en la grabación apurada, no queríamos grabar lo primero que saliese, así que primero elegimos de los 4 estudios que hay en Tenerife el que reunía las condiciones que queríamos (grabaron en los estudios Multitrack), y luego contactamos con el productor David Correa, porque creíamos que era lo necesitábamos. Pero nuestro presupuesto era bajo, y escuchamos el cd y vemos muchas carencias de sonido. Somos un grupo perfeccionista, y por lo tanto esperamos que para la próxima grabación podamos mejorar el sonido.

H:
Aún así, cuando lo comparamos con la primera demo, vemos que hay un salto cualitativo importante. La gracia está en superarse, por lo que lo próximo que hagamos tiene que ser superior a “Deusx”. “Desux” es una etapa del grupo a nivel técnico y estilístico, y en nuestro siguiente proyecto contaremos con más elementos, y ojalá que también con más medios.

A:
Además Alex estaba recién llegado al grupo, por lo que empezaba a amoldarse al grupo. Ahora ya está perfectamente integrado, el tiene otras influencias, y posiblemente nos aporte cosas nuevas en nuevas composiciones.

Por experiencia personal, sé que la vida del roquero en las islas Canarias no es fácil. El ser de Tenerife imagino que debe haber sido un handicap para vosotros...

H:
Yo el mayor problema que encuentro es que allí no tienes la opción de conseguir muchas tablas, eso te ralentiza y a veces le quita el sentido a tu progreso. Luego está el hecho de la falta de sitios para tocar. A un músico le gusta componer y crear, pero mucho más el poder mostrar lo que hace y ver como funciona en directo. Paradójicamente, es un lugar en el que hay mucho músico, así que casi siempre que tocas el público está formado mayoritariamente por otros músicos, por lo que te ven y suelen decir “vaya mierda, si esto también lo puedo hacer yo”. Es como estar ante un jurado examinándote.

J:
Cuando tocamos allí es como estar haciendo un examen, y eso te hace salir al escenario con un poco más de tensión.

En Estados Unidos es común que cuando una banda quiera despegar, se desplace a New York o Los Ángeles, ya que son las zonas musicalmente más influyentes y con mayor público. En vuestro caso, ¿nunca habéis pensado en trasladaros a la península en busca de mayores oportunidades?

OMG:
(risas)

A:
Está claro que si queremos evolucionar, no lo podremos hacer allí. Es algo que hemos hablado, pero también es una decisión difícil, porque tenemos una serie de cosas que hacer allí y necesitamos tiempo. Todo el grupo está de acuerdo que para evolucionar nuestro sonido y para evolucionar como músicos tenemos que salir fuera.

H:
En cierto modo esto es un tema tabú (risas) dentro de Ohmygod, solemos hablar poco de eso. Es una decisión que hay que tomar, pero muy dura.

J:
Es algo que sabemos pero de lo que cuesta hablar.

A:
Además no queremos hablarlo mucho con otra gente, porque conocemos a muchos que han ido diciendo “pues nos vamos”, han salido y a las dos semanas se han tenido que volver con cara de gilipollas. De momento nos interesa más poder salir a tocar más a la península.

Aún así, ese aislamiento, ¿ha tenido algo que ver en la originalidad de vuestro sonido con relación al del grueso de grupos españoles?

H:
Sin duda, la escena musical en las islas es distinta a la de la península. Yo por ejemplo no escucho lo mismo que se escucha en el península. Allí en Canarias llega muy poco de lo que se hace en la península, y el poco rock español que se escucha son cosas muy selectas, mientras que en la península se escuchan más los unos a los otros y eso crea una situación distinta.

J:
Aquí (por Tenerife) básicamente se escucha música anglosajona.

A:
A nosotros también nos pasa eso, yo empecé escuchando desde Guns’n’Roses hasta Bon Jovi y música de los 80. Aún así no nos fijamos en grupos actuales, sino que arrastramos influencias de muchos años.

J:
Además, para nuestro sonido han influido muchos grupos y estilos, porque entre los cuatro las influencias son muy variadas, se podría decir que cada uno escucha cosas distintas.

H:
Pero mejor que no digamos todas nuestras influencias porque llegamos a escuchar cada cosa... (risas).

En vuestra web ya he leído varias de esas influencias...

H:
Pero lo que ahí pone son y no son influencias, hay muchas otras cosas que no nos hemos atrevido a poner (risas).

(Aquí mejor paso por alto el tema de conversación musical que surgió, porque como suele pasar, todos tenemos un “desviao” en el interior que tarde o temprano sale a la luz)

Hablando de webs... ¿qué os parece que el grupo esté tan algo en nuestro particular ranking?

H:
Tío, tendrías que decir que no nos votasen tan algo, en serio que no nos merecemos estar ahí. Me he visto por encima de 30 Seconds To Mars y casi me da algo (risas).

Eso lo eligen los usuarios, así que imagino que cada uno está donde debe estar...

H:
Lo bueno es que a pesar de lo que pueda parecer, no conocemos a los que nos han votado, hay muchos que no son de las islas, y los que son de Tenerife te juro que no tienen nada que ver con nosotros, que no es cosa de que se metan en la web todos nuestros amigos y familiares (risas).

Antes existía el problema de poder votar varias veces, pero ahora ya no, así que no creo que haya problemas con eso.

Julio:
Para nosotros el mayor honor que hay es que alguien se moleste en escuchar nuestro disco, aunque sea bajándoselo de internet. Que tanta gente lo haya hecho y que encima hablen bien de nosotros ni te imaginas lo que significa, porque en verdad no somos nadie.

A:
Recuerdo que hubo problemas con alguien, pero de verdad que no sabemos quien es. Evidentemente no queremos que nos voten porque sí. Nuestro mayor orgullo es que se escuche nuestra música, y que nos pongan una nota por esto, por esto y por esto.

H:
Y a parte del ranking, nos alegra muchísimo y al mismo tiempo nos sorprende que nos envien mails diciendo: “he escuchado tu disco y me encanta por esto y por esto”, aunque muchos te digan “me lo he bajado del e-mule o de dónde sea”. No nos importa que la gente descargue nuestra música, porque lo que queremos es que nos escuchen cuantos más mejor.

¿Descargáis música?

H:
Sí, yo por ejemplo tenía el nuevo de 36 Crazyfists dos meses antes de que saliese. Eso sí, cuando un disco me gusta, me lo compro, porque no es lo mismo tener una copia que el original, sobretodo por el coverart, que también forma parte del concepto de un disco y tiene algo que decir. Además, muchos grupos se han hecho famosos gracias a internet.

J:
¡Bajen nuestro disco del e-mule!

A:
Eso, eso, pero los de Tenerife que lo compren, que ellos si que lo tiene en las tiendas (risas). Pero no vayas a publicar esto, que cuando vendamos 20 millones de copias la discográfica nos va a llamar la atención (más risas).

Bueno, ¿queréis hablar un poco del concierto? Si no me equivoco, esta ha sido vuestra primera experiencia en directo en la península...

H:
Esta ha sido nuestra primera experiencia fuera de cualquier sitio (risas).

¿Habéis notado diferencia entre el público de aquí y el de allí?

A:
Me esperaba algo más del público de aquí, los noté algo apartados, si bien es cierto que nuestra música no está concebida para mover a las masas. Además tampoco nos conocen, pero creo que la gente se ha quedado satisfecha con el concierto (se refieren en todo momento al que ofrecieron en la sala Mephisto de Barcelona junto a TerroriStars).

H:
Yo la verdad es que tampoco me he fijado mucho, cuando me concentro no suelo mirar mucho al público... Aunque me sorprendió ver que había gente que conocía nuestras letras.

A:
Además el 95% del público venían a ver a TerroriStars, y supongo que venían con otro tipo de idea musical en la cabeza. Aún así yo he quedado muy satisfecho.

H:
Eso sí, que nadie se pierda el espectáculo de TerroriStars porque vale la pena, lástima que hoy no hayan podido lanzar las vísceras (risas). (De nuevo TerroriStars, que andan por ahí recogiendo el equipo, entran en la conversación, y es que el tema de las vísceras, los despojos y otros desperdicios animales puede dar mucho de sí...)

Lo seguidores de Ohmygod, ¿pueden esperar en breve una gira por España?

J:
Queremos tocar como mínimo en varios lugares de la península, pero para que pudiésemos salir ha hacer una gira de unos pocos conciertos, tendrían que coincidir muchas cosas, desde fechas disponibles hasta que todos los del grupo pudiésemos conseguir vacaciones los mismos días, y entonces coger una furgoneta e ir a tocar a 8, 9 o 10 sitios de la península.

A:
Pero siendo independientes es difícil. A nivel de sello discográfico uno siempre tiene más posibilidades y contactos, así que a medio o corto plazo no creo que sea posible, aunque nada nos gustaría más.

H:
Aún así esperamos estar en breve tocando en Madrid. Pero al ser un grupo que se auto produce, más que el tiempo creo yo que la mayor dificultad de nuevo está en el tema económico, porque tienes que sufragarte todos los gastos. Tienes que tener la suerte de que alguien te tienda la mano, como en el caso de TerroriStars y que entonces puedas tener una oportunidad como la que hoy hemos tenído. Por falta de ganas no será...

Volviendo a vuestra discografía... Entre vuestra demo “Ohmygod” y “Deusx” encontramos cambios como es la mejor mezcla del trip-hop y la electrónica con el rock, mayor uso de medios tiempos, melodías más trabajadas, un uso más preciso inteligente de los estribillos y los cambios de ritmo... ¿sois conscientes de dicha evolución?

H:
Hay una evolución clara entre los dos trabajos, y donde más se puede apreciar es en un tema, “Into The Eyes”, que lo hemos cambiado totalmente como consecuencia de esa evolución.

Ya me he fijado, y de nuevo el mayor cambio se puede apreciar en las programaciones y la fusión con la electrónica...

H:
Sí, hemos intentado jugar más con sonidos a lo NIN y en la onda Massive Attack, aunque conservando nuestro estilo propio...

J:
Sí, sí, y también de OBK (muchas risas).

H:
En serio, una vez en Tenerife una chica se acercó y nos dijo: “el disco es genial, pero “La Luz” me recuerda a OBK en sus peores tiempos”.

A:
Este tema lo compusimos Julio y yo, y es posiblemente el más “distinto” del disco, o te gusta o lo odias. Es el más raro.

H:
A quien no le guste, que les eche las culpas a ellos (risas).

Fruto de esa originalidad de sonido de la que antes hemos hablado se hace difícil encontrar similitudes con otros grupos. Si tuvieseis que poneros “alternativas” ¿qué grupos serían?

J:
Sería muy difícil, de hecho imagino que cuando hacéis análisis lo de “alternativas” tiene que ser complicado. Nuestro sonido está influenciado por grupos como Guns’n’Roses, Morcheeba, Billy Hollyday, Nine Inch Nails... hay de todo.

H:
Sobretodo en el tema electrónico, que es muy importante. Un tema nuestro sin ese elemento, estaría vacío.

Y si tuvieseis que dar un nombre como ídolo o máxima influencia en vuestras predilecciones roqueras, ¿quién sería?

Alex:
El batería de Raphael (risas).

A:
Para mí desde Sebastian Bach hasta James Hetfield, y es que aunque muchos digan que no es buen cantante, me encanta su forma de modular la voz. Luego te diría otros nombres como Mike Patton, Molly...

J:
Para mí como bajista Justin Chancellor de Tool y está claro que Trent Reznor desde el punto de vista de programador.

Alex:
Alex González de Maná, Vigil Donate de Planet X que también ha tocado con Steve Vai...

Una cosa que me intriga de “DeusX”, ¿a qué se debe la mezcla de letras en inglés y castellano?

A:
Yo soy el culpable de las letras...

J:
Creo que es principalmente por culpa de las influencias que hemos tenído.

A:
Depende de muchas cosas, hay temas que se te ocurren en inglés y otros en castellano, mientras que a veces te das cuenta de que el inglés o el castellano pega más con determinado ritmo. Luego hay parte de atrevimiento, ya que hacer canciones en español es menos interesante para muchos... Pero hay de todo, gente que dice “vuestras mejores canciones son las que tienen letras en inglés” y otros que dicen “vuestras mejores canciones son las que tienen letras en español”. Aún así, en lo próximo que hagamos intentaremos tirar más hacia uno de los dos idiomas, dependiendo sobretodo del nivel.

Hannibal y Julio fueron los fundadores del grupo, ¿os costó mucho decidir que Alexis y Alejandro eran los músicos que hacían falta a Ohmygod?

J:
Había un grupo previo, que se llamaba Clownset...

H:
Los que primero nos conocimos fuimos Julio y yo, que estudiamos juntos en el instituto, aunque en esa etapa los dos teníamos gustos muy distintos. Él me fue pasando cosas y todo acabó en nuestro primer grupo, con el cual conocimos a Alexis, ya que un día le invitamos a subir al escenario para que cantase en una versión que hicimos de “My Own Summer” de Deftones, y fue como una chispa. Le contamos que estábamos iniciando un nuevo proyecto, vino al local, le gustaron los temas y nada... acabó en Ohmygod. Me acuerdo de ese momento, porque era de las primeras veces que tocábamos “Into The Eyes”, y Alexis le puso un tono muy bueno, y a la segunda ya me había convencido.

En verdad todos somos parte del grupo, y realmente Ohmygod es un cuarteto, y empezó de verdad cuando nos juntamos.

A:
Sí, yo soy como una puta del rock, que me ofrecí voluntario para hacerles los coros o lo que hiciese falta (risas).

¿Y qué pasó con Alex?

Alex:
Pues fue increíble, porque yo solo llevaba poco más de un año tocando y siempre con los colegas del barrio rollos fáciles, y un día mi primo, que conocía a Ohmygod me dice “oye, hay un grupo que está buscando batería, ¿por qué no pruebas?”, así que les llamé todo nervioso, incluso hice que hablase mi primo, porque yo veía carteles del grupo por la calle, y para mí Ohmygod ya era un grupo grande, así que cuando me eligieron aluciné, porque era la oportunidad de tocar en un grupo de verdad con grandes músicos. Nos reímos mucho ese día, aunque para llegar allí tuve que escuchar cientos de veces la demo hasta que saqué todos los detalles de la batería. De verdad que es alucinante, ponte en mi lugar: dos años tocando un instrumento y estoy aquí en una sala importante de Barcelona tocando con Ohmygod y compartiendo cartel con un grupazo como es TerroriStars...

H:
Desde luego “Deusx” no había sido posible sin la aportación de Alejandro, así que aprovecho para agradecérselo. No ayudó a encontrarnos.

A:
Para un grupo lo más importante es que a parte de ser buen músico, sea buena persona, que forme parte del grupo, y sin lugar a dudas Alejando lo es. Queríamos alguien con la suficiente humildad como para que siendo bueno, como él ha demostrado que es, no fuese de super estrella, porque al fin y al cabo, de momento no somos nadie.

H:
Además pasó la prueba de iniciación con el vote de vaselina y el empalador...

Veo que también conocéis el ritual de iniciación de zona-zero, ¿no? (risas)

H:
Sí, sí, las maquinitas...

En vuestra web (www.ohmygodband.com) se puede leer “...la canción es lo primero y todos tenemos que estar subordinados a sus necesidades”. ¿Cómo aplicáis esta filosofía a vuestro proceso de composición y grabación?

H:
Antes de decir nada, que sepan que aún le quedan muchas cosas a la web, como meter unos foros, o anunciar el concierto de hoy (risas).

J:
Estamos desafiando nuestros conocimientos de flash (más risas).

H:
Bueno, ahora te contamos. A nosotros lo que nos gusta es hacer canciones, pero no cosas excesivamente directas o escuchables pero tampoco música progrevisa, y es que aunque Julio sea técnicamente genial, lo que más nos importa es transmitir. Imponemos los sentimientos al virtuosismo. Nos gusta sobreponer el espíritu colectivo a las individualidades.

A:
Nos gusta que tras escuchar una canción, te quedes con algo de ella, sea una melodía, unas palabras... Queremos que sean temas coherentes, con un principio y un final claros. Tal vez para muchos pecamos de simplistas, pero preferimos eso a un exceso de virtuosismo como The Mars Volta, que hacen canciones de 9 o 10 minutos que en directo duran 20 y que flipas al escucharlo, pero que tal vez no te llegan tanto como, no te quedas con nada, porque tras dos minutos ya te has perdido.

J:
Otra cosa importante es que al no tener un contrato discográfico, nadie nos dice lo que tenemos que hacer y cómo lo tenemos que hacer. Grabamos lo que nos gusta a nosotros sin mayor presión.

Hablando de composiciones... ¿para cuándo nuevo material? ¿Y nuevo disco?

J:
En breve no, porque no tenemos nada para grabar, aunque queremos empezar a componer un single para cuando volvamos a Tenerife, además de la versión 2004 de “Into The Eyes”.

H:
Ahora necesitamos un periodo de transición para asimilar todo lo que hemos hecho, y así no caer en repeticiones o refritos. Hay que mover ideas y crear con calma, no nos gustaría repetir fórmulas.

En el hipotético caso de que no se atrevan a producir vuestro futuro material, ¿volveríais a pasar por la experiencia de autoeditaros?

J:
Por supuesto.

Alex:
Nunca hemos tenido la intención, ni al grabar los discos, de vender muchos o editarlos de forma mayoritaria. Si los vendes, de puta madre, pero lo que necesitamos es que la gente nos conozca, tenemos los pies en la tierra, pues vivir del rock en España es casi imposible.

Antes dije que el disco es auto producido, aunque eso no es del todo cierto, puesto que contasteis con la ayuda de David Correa, ¿verdad? ¿Qué aportó David Correa a Ohmygod?

H:
Más bien su aportación fue a nivel técnico, a nivel artístico cosas muy, muy puntuales, puesto que al entrar al estudio teníamos una idea muy clara de cómo queríamos que fuesen nuestros temas. Pasamos mucho tiempo componiendo y escuchando, poniendo y quitando arreglos, y después al estudio para lo que necesitábamos la aportación técnica de David. No es una producción al uso, como se puede ver en una gran producción con productores como Terry Date, que influye mucho a nivel artístico. Creo que “Deusx” es 100% lo que teníamos pensado y los añadidos son puntuales.

Ya para finalizar, si os parece bien y seguís con ganas de hablar, os haré unas cuantas preguntas sobre vuestros gustos e impresiones musicales, ¿ok?

OMG:
Ok.

¿Cuál es el último disco que habéis comprado?

A:
El de TerroriStars.

H:
Yo el nuevo de Lostprophets, ¡no, mentira! El de Poison The Well. Y el próximo el de 36 Crazyfists.

A:
Yo también el de Pulse Ultra.

Alex:
Yo el último el de “Enjoy Incubus” de Incubus, que no lo tenía, un discazo.

H:
¡No digas mentiras, qué fue el de Bisbal! (risas).

J:
Yo me compré 4 o 5 la última vez, el de Vaux, el de Elecktra, The Used y alguno más...

¿Vuestro mejor concierto?

A:
Yo diría el del FM en Tenerife en la presentación del disco, el anterior a este, sobretodo por la respuesta del público. Había mucha gente que nos conocía y salió todo bien.

J:
Sí, estaban nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros amigos... (risas).

H:
Pues ahora que lo dices mi madre nunca ha ido, ni irá, a uno de nuestros conciertos (más risas).

A:
Pues para mí el mejor fue uno que dimos en Santa Cruz en el que a Hannibal se le quemó la pedalera.

H:
Y con este también hemos quedado muy contentos, el sonido ha sido bueno y la sala estaba muy bien.

¿Y el peor?

OMG:
(todos se rien con cierto grado de complicidad).

H:
En casi todos acaba pasando algo...

J:
Para mí, el peor fue el primero de todos.

Alex:
Yo en cada concierto rezo, porque llevamos una racha... Encima hoy tuvimos problemas con las programaciones en “Frozen”.

A:
Al utilizar mucho las programaciones siempre lo tenemos que llevar todo cronometrado, no podemos fallar nosotros, ahora bien, que fallen las máquinas...

Desde que seguís el metal, ¿creéis que la escena nacional ha mejorado o ha empeorado?

J:
Yo creo que hay mucha calidad, aunque poco reconocida. Hay que felicitar a grupos como Sôber que están ahí arriba, aunque los hay mucho mejores y que por falta de promoción no saldrán nunca, como Hedtrip, Elecktra...
Alex: Hay muchos que no entiendo como no tiene contrato.

¿Y la canaria?

H:
Cada vez hay más grupos y más cosas interesantes. Lo bueno es que hay mucha variedad, pero pocas salas, pocos conciertos...

¿Y la internacional?

J:
Hay mucha mierda, sale mucho pero cuesta escoger algo que valga la pena.

A:
Hay una sobredosis de grupos, pero eso siempre pasa en cuanto se hace popular un género.

Bueno, esto es todo por mi parte. ¿Queréis añadir algo más o decir algo a la gente de Rock Sound zona-zero?

H:
Gracias a todos los de zona-zero por el apoyo. Que la gente nos escuche, que se bajen el disco, lo pirateen o lo compren, pero que nos escuchen. Os agradecemos a vosotros ya todos aquellos que nos envían mails o muestras de interés, eso es maravilloso.

A:
¡Y qué nos voten con más criterio que no somos dignos de estar ahí!

Gracias, y mucha suerte.


Una gratificante experiencia que nos permitió conocer a una banda auténtica, un grupo en el que la música prima por encima de cualquier cosa, y eso es algo que se nota en su disco “Deusx”, en su puesta en escena y en su forma de ser. Desde Rock Sound zona-zero no tan solo nos queda agradecer a la banda su amabilidad y que nos hayan permitido conocerles mejor como banda.


Fotos: Jorge Pérez
  


COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA