folk / country / indie folk
 Scott Kelly

CRÓNICA

Scott Kelly + Orthodox
Scott Kelly, Orthodox
11 de Marzo de 2011 por Alberto Sánchez Club Zeppelin, Sevilla 2071 lecturas

Mucho se había hablado de la gira que iba a protagonizar Scott Kelly por nuestra península. No es para menos teniendo en cuenta que, aunque sea en solitario, la visita de uno de los líderes de una banda tan importante y con tanta influencia como Neurosis es todo un acontecimiento (entre otras cosas porque la banda no se deja caer por aquí ni por error). Además se presentaban múltiples fechas que recorrían de lado a lado toda nuestra geografía, todo un detalle, parece que poco a poco la gente se va animando a llegar hasta el sur.

Pero por si fuera poco, a lo largo de toda la gira (a excepción del concierto de Cádiz, en el que tocaban con Hand Of Fatima) iría acompañado de una de las bandas nacionales más interesantes que podemos encontrar en la actualidad: los sevillanos Orthodox.

Visto de esta forma era irresistible acercarnos hasta Sevilla para ver cómo se defendía el bueno de Scott sólo con una guitarra acústica.

Tas el retraso propio y esperado salieron al escenario Orthodox. Tal como habían anunciado, en vez de presentar su recién editado y sorprendente (como lo son siempre sus discos) "Baal", se centraron en su material de corte más jazzístico. Acompañados de un saxofonista, tocaron en su mayoría temas del “Amanecer En Puerta Oscura” en los que demostraron desenvolverse realmente bien. Orthodox ofrecieron un espectáculo exquisito y a la vez hipnótico, del que era imposible apartar la mirada o el oído. Sus composiciones sonaron profundas y solemnes, envolviéndolo todo y absorbiendo al oyente. En definitiva cumplieron con creces con todo los que se le podría pedir y demostraron que son una banda especial y a tener en cuenta. El único aspecto negativo es que tres cuartos de hora resultan demasiado cortos. Por otro lado me dejan aún con más ganas, si cabe, de ver como se las gastan en su faceta más guitarrera y distorsionada.

Sin hacernos esperar demasiado le llegó el turno a Scott Kelly. Tal y como se esperaba dio paso a un concierto simple y básico, que no distaba mucho de cómo sería la típica estampa del americano tocando en su porche. A lo largo de una hora y cuarto desglosó temas de sus trabajos en solitario así como un buen puñado de canciones que formarán parte de lo que será su próximo disco en solitario. Scott Kelly no necesitaba de artificios para hacer que sus canciones llegaran a los que estábamos allí, de una forma pausada, tranquila y serena se iban sucediendo las canciones.

Impresionaba como tan sólo con su voz y la guitarra podía dotar a las canciones de tanto cuerpo. Al final, una hora y cuarto de concierto más que bien aprovechada en las que, para mi gusto, destacaron “The Ladder In My Blood” y “Caothic Blood” que me pusieron los pelos de punta. La única pena es que el escenario era demasiado alto y la sala, en general, demasiado espaciosa. Esto hacía que resultara un ambiente menos acogedor y restara del carácter “íntimo” que se desearía para un concierto de estas características.

En cualquier caso fue una suerte disfrutar de un concierto así de personal, que seguro dejó satisfecho a todos los presentes.



Fotos: Isa Alba

COMENTARIOS

1 Comentarios

  • #1
    USER_AVATARel 11 de Abril de 2011
    patapon85
    buena crónica alberto, pedazo de concierto de esos que se recuerdan cuando se tienen 30 y tantos :) el próximo voivod y orthodox ¿no? ;)


Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA