ENTREVISTA

Enmascarados por Jorge Azcona
11 de Marzo de 2021 794 lecturas
Sacar alguna lectura positiva de una situación como esta no es tarea sencilla, y menos aún cuando hablamos de uno de los sectores más castigados por la pandemia. No es el caso de los italianos Talco, quienes lejos de lamentarse optaron por resetear, ver el vaso medio lleno y lanzarse con Talco Maskerade, un proyecto que tenía su líder en mente desde hace años. De todo lo que esconde esta nueva identidad y del futuro de los propios Talco nos habló Tomaso De Mattia "Dema" en esta interesante charla.

¡Hola "Dema"! ¿Qué tal todo por Italia? Aquí en España parece que el tema está un poco más controlado, pero esto cambia de un día para otro.

En este preciso momento no entiendo nada, lo admito. Desde el inicio de la pandemia la información ha sido vergonzosa tanto para los intereses de la propaganda política y periodística, como para la competencia por ver quién es el más protagonista entre los virólogos en la televisión. Lo que me parece claro es que la campaña de vacunas llega bastante tarde, pero para la prensa la culpa es de 100 personas que se encuentran juntas, entre 60 millones de ciudadanos que intentan respetar las reglas. Esto de culpar a unos pocos como representantes de muchos -cuando es claro que la culpa es de las  instituciones, junto con el narcisismo de algunos políticos, científicos y periodistas hambrientos de clickbait- confunde mucho sobre la situación actual.

Habéis aprovechado toda esta situación para lanzar un álbum en acústico bajo el nombre de Talco Maskerade. ¿Porqué utilizar este álter ego?  

No puedes imaginar cuánto tiempo hemos querido intentarlo. En parte por falta de tiempo por las giras de los últimos 6-7 años, en parte por falta de preparación, pero sobre todo por falta de coraje, siempre lo hemos aplazado. El resto sucedió por casualidad. Cuando David (HFMN) nos ofreció la oportunidad de tocar en conciertos acústicos para el verano de 2020, yo había escrito entre siete y ocho canciones acústicas, incluidas "Freak", "Fine Di Una Storia", "La Mia Parte Peggiore", "Locktown" y "Addio". Fueron pensados para un proyecto, todavía en pañales y sin pretensiones, relacionado con un guión que contaría la historia del álbum “Silent Town” a nivel teatral o cinematográfico. Pensé proponérselo a Talco y hacer un disco con canciones inéditas y adaptaciones de canciones viejas. De ahí nació el proyecto Talco Maskerade, un proyecto paralelo, en fin, somos Talco pero no somos Talco jaja, son los mismos integrantes, el mismo autor de las canciones, pero tocamos otro género, que es parte de nuestro punk-chanka, pero estaba un poco sofocado en Talco, ahora más orientado hacia el punk-rock. Así que añadimos Maskerade, como referencia al momento en el que fundamos este proyecto acústico, pero también precisamente para decir: somos los Talco en otra capacidad, otro grupo... y por supuesto uno no excluye al otro, ni uno muere cuando el otro regresa.

Casi todos los detalles del disco hacen referencia al confinamiento y la pandemia. El título, las máscaras... tan solo se me escapa lo de la barca en la portada. ¿Una referencia a vuestra Venecia quizás?

El barco tiene una referencia a Venecia, pero sobre todo era mi rincón de paz que visitaba a menudo durante la primera reapertura después del primer confinamiento: es un lugar al que llegué en bicicleta con cuaderno y bolígrafo, como un estudiante, escribiendo las letras de algunas canciones. Necesitaba estar solo, meditar y reflexionar sobre el frenesí y la ansiedad que me habían golpeado mucho en los últimos años de gira. Estaba muy emocionado de poner el barco en la portada del álbum. Estaba feliz de que estuviera ahí bajo la máscara y el manto de esa foto. Además, habíamos utilizado ese personaje enmascarado, o mejor dicho, lo habíamos probado en "Gran Galà" (se puede ver en los videoclips de "Danza Dell'Autunno Rosa", "San Maritan" y "Teleternity"). Había trabajado, en ese momento, en ese personaje tanto a nivel figurativo-estético (como fan de Iron Maiden también amaba a mi Eddie a mi manera jajaja), y metafóricamente, pero al parecer a los viejos colaboradores no les gustaba, diciendo que se trataba de una idea totalmente inútil. Muchas gracias por tu consideración, jajaja. Pensándola con colaboradores más abiertos que valoraban un poco más nuestras intenciones pudimos representar esta idea en "Locktown" y me quedé muy contento porque en cierto sentido, casi kármico, representa recuperar y potenciar nuestras ideas sin permitir que otros pongan sus pies sobre nuestras cabezas.

En el disco hay canciones ya conocidas de Talco, otras creadas para la ocasión e incluso un par de temas nuevos. ¿Qué entrelazaba a todos ellos para acabar en "Locktown"?


Como te decía, las canciones inéditas fueron escritas incluso antes de pensar en "Locktown" y Maskerade, y habiendo sido escritas en acústico, lógicamente suenan más introspectivas y arregladas de esta manera. Hemos adaptado las otras canciones para que el disco sea homogéneo, pero sin forzar, quizá para un par de canciones tuvimos que pensar un poco más, pero elegimos el tracklist del disco con el objetivo de resaltar la naturalidad de cómo hemos arreglamos las canciones.

Debo confesarte que no soy muy fan de los discos en acústico, pero hay que reconocer que algunos ya forman parte de la historia de la música. El "MTV Unplugged In New York" de Nirvana es uno de mis favoritos. ¿Cuáles son los tuyos?

El disco de Nirvana es para mí el unplugged por excelencia, pero hay muchos episodios acústicos interesantes, incluso no debidamente llamados o considerados unplugged como "Lies" de Guns N' Roses, por ejemplo. Normalmente pienso más en el folk que en lo acústico, me gusta mucho "The Ghost Of Tom Joad" de Bruce Springsteen, "American Recordings" de Johnny Cash, pero hay muchos ejemplos de proyectos acústicos en la escena punk que me han gustado mucho, Greg Graffin y Tony Sly sobre todo. Y, por último, pero no menos importante para mí, el folk italiano de los 70, desde Guccini hasta De Gregori, Gaber, De Andrè o Rino Gaetano. Tenemos una gran tradición en Italia desde este punto de vista.

Tengo entendido que venís de un año complicado en el que incluso se llegó a hablar de una hipotética separación. Aunque suene un poco egoísta, ¿os ha podido venir bien este período de parón y reflexión?

Siempre me resulta difícil hablar de este momento de confinamiento, porque lo he vivido de una manera muy positiva y muy profunda. Digo que es difícil porque es un momento negativo para la humanidad. Pero el hecho de detenerme y reflexionar, recargar las pilas y mejorar mi relación conmigo mismo me ayudó a no tomar una decisión de la que me hubiera arrepentido, dejar Talco. No habíamos discutido, no había pasado nada grave, simplemente estábamos cansados, demasiado estresados por el frenesí de años de giras satisfactorias pero al mismo tiempo incansables, como dicen en italiano "¡habíamos perdido la brújula!". Lo habíamos hecho sido engullidos por el frenesí del tiempo... pero no queríamos parar porque todo iba muy bien. Pero a veces detenerse, como entendimos gracias a este momento, no significa traicionar la suerte que tienes, sino alimentarla. Por eso hablo positivamente de un momento como este.

Aunque vuestro próximo nuevo disco ("Videogame") ya está grabado, ¿crees que esta vuelta de tuerca puede influir en los futuros Talco? Ya sea ampliando más aún vuestro abanico o perdiendo el miedo a experimentar con nuevas sonoridades.  

No puedo decir lo que nos espera para el futuro. Creo que la necesidad de dividir la punk-chanka en dos bandas paralelas era ahora demasiado inminente para ser ignorada. “Videogame” es un disco de punk-rock, fuertemente influenciado por la escuela californiana, siempre tocado como Talco, pero de hecho, muy punk-rock. Decidimos dedicar Maskerade al folk, que estaba sofocado por esta orientación musical de Talco. Seguramente ambos se seguirán influyendo entre sí, pero creo que cambia la forma, no la sustancia. Siempre hemos sido influenciados por múltiples géneros en estos 15-16 años.

Quizás puedo encontrar una diferencia, y es algo que siento que me ha hecho madurar en cierto sentido. Había entendido más o menos cómo escribir canciones empatizando con la audiencia de Talco, pero inevitablemente cayendo en la un esquema mental en el que el estribillo tenía que tener un número limitado de palabras comprensibles, un singalong de vientos, etc. etc. Gracias a Maskerade comencé a escribir canciones de nuevo como al principio, con quizás 20 años más, pero con la misma naturalidad. Esto me ayudó a escribir ciertamente a mi manera, con mis limitaciones y mis méritos, pero sin barreras en cuanto a composición, dadas por el futuro juicio de la gente. Ha sido un viaje muy constructivo para mí.

Gracias a HFMN Crew y junto a otras bandas como The Baboon Show habéis encontrado en nuestro país una de vuestras plazas más importantes. ¿Cómo has visto este crecimiento desde dentro a lo largo de los años? ¿Imaginabais algo así?

Estoy muy agradecido a HFMN por el trabajo que ha hecho con Talco y para Talco, estoy convencido de que sin HFMN no estaríamos en este punto. A menudo ha sido muy difícil lograr resultados, agotador pero emocionante, porque nunca he visto un paso atrás en el camino del crecimiento y solo puedo estar agradecido a David. El sueño de mi vida era tocar en una banda y lanzar un disco. Todo lo que vino después para mí fue más de lo que había soñado. Eso es lo que me impulsa a seguir adelante, además del amor por la música: el hecho de que siempre quiero intentar superarme, pero sin esperar nada, porque ya he tenido mucho más de lo que soñé tener.

¿Qué os lo que más y menos te gusta de España?

Para mí es la mejor audiencia de toda Europa. Nunca había visto una participación como en España. No quiero decir que en Europa el público se quede quieto, pero la energía que encontré en la península es única para mí.

Desde un punto de vista negativo, bueno, quizás en todos los países existan prejuicios con respecto a la música, unos similares y otros diferentes según el territorio en el que te propongas. En España noté un prejuicio sectario en el hecho de que éramos una banda, como la llaman, "vinarockera", pero de repente entonces tocamos en algunos festivales de punk-rock y cambió de nuevo jajaja.... Luego otros decían "Ah, pero el cantante lleva una camiseta de Gorilla Biscuits, entonces nos pertenece”. Piensa que en Alemania somos un grupo de punk-rock y en la escena folk ni siquiera nos consideran jajaja. Los prejuicios están en la agenda, no me molestan porque se convierten en un fin en sí mismos, sin ninguna conclusión constructiva, no te llevan a nada más que a limitar tus puntos de vista.

Yo estuve visitando Venecia hace como 13 o 14 años y me encantó, pero vosotros debéis estar ya un poco cansados de tanto turismo y topicazo. Ahora debe ser una gozada aquello, ¿no?


Vivo en las afueras, en el continente, en Marghera y a Venecia no voy con tanta regularidad. Esto no significa que no ames Venecia, al contrario, la considero la ciudad con más encanto del mundo. Debo decir que ver Venecia vacía es triste desde el punto de vista de la supervivencia económica de la ciudad, pero estéticamente es maravillosa.

¡Esto es todo "Dema"! Espero que podáis volver pronto por estos lares, lo que significará que la pesadilla va acabando...

Speriamo davvero! Grazie mille!

  


COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA