metalcore / melodic death metal / death metal
 The Black Dahlia Murder

CRÓNICA

The Black Dahlia Murder
The Black Dahlia Murder, Virvum
25 de Abril de 2019 por Jorge Azcona Sala Tótem, Villava (Navarra) 388 lecturas

Un año después de su última visita, en la que acompañaron a Cannibal Corpse en uno de los habituales Route Resurrection Fest, The Black Dahlia Murder regresaban a nuestro país para seguir presentando "Nightbringers" y encabezar su propio tour en tres fechas (Barroselas Metalfest portugués de por medio) junto a la sorprendente propuesta de los suizos Virvum.

Aquellos que ven en la técnica y el virtuosismo los mejores aliados de un género como el (prog) death metal encontraron en Virvum todo un filón. Su propuesta no es apta para todos los públicos, a pesar de jugar la misma liga que unos Obscura, Archspire o Fallujah (también complicados, ojo) sus temas van siempre un pasito más allá, por lo que la escasa audiencia se propuso no perder detalle de los mil y un cambios de ritmo que desprenden los cortes de su debut "Illuminance". Cinco fueron los que sonaron esta noche, desde algunos más directos (siempre teniendo en cuenta la duración, no su esencia) como "Ad Rigorem" y "Tentacles Of The Sun", en los que también dejan clara su devoción por Death, hasta auténticos viajes ultra-sensoriales como "Illuminance" y el premonitorio "II: A Final Warming Shine: Ascension And Trespassing", una epopeya de más de diez minutos que al igual que en el disco cerró la actuación del quinteto. Una rápida visita por su mesa de merch confirmó la grandilocuencia de la música de estos tipos; camisetas, vinilos y su propio libro de tablaturas.

La imagen de la sala no mejoró demasiado llegado el turno de The Black Dahlia Murder. Los jueves en las pequeñas ciudades no son los de las grandes capitales ni el tirón el mismo en este tipo de propuestas, pero el famoso routing (es decir, la ruta más lógica tras llegar directamente desde Francia) decidió que la sala Tótem de Pamplona fuera la que ocupase la noche más complicada de su tramo ibérico. Acostumbrados seguramente a este tipo de situaciones, los de Michigan cumplieron el expediente ofreciendo un show rápido y sin demasiadas florituras pero con el nivel que siempre se les presupone.

A falta de novedades sobre un futuro nuevo disco, "Nightbringers" siguió siendo el pilar de un show que como viene siendo ya habitual arrancaría con "Widowmaker" y su inseparable intro. La fórmula que ha hecho de The Black Dahlia Murder un grupo único en su especie nunca ha sido un secreto, y no es otra que esa manera tan desenfadada de tomarse géneros genuinamente serios como el deathcore y el death metal melódico. La imagen nerd de Trevor Strnad, más propia del personaje de cualquier serie americana, contrasta con sus terroríficos registros vocales (sobrado tanto en los growls como en los rasgados), y temas tan siniestros como "Warborn" no serían lo mismo sin esa actitud jocosa encima del escenario. Con "Contagion", "Miasma" o "What A Horrible Night To Have A Curse" retrocedimos al origen de su carrera para ir avanzando hasta "Ritual", punto álgido de la banda y del que a falta de un "Moonlight Equilibrium" que nunca llegó rescatarían "Malenchantments Of The Necrosphere" y "On Stirring Seas Of Salted Blood". Este previsible repaso a su discografía quedó en standby al llegar a discos como "Everblack" y "Abysmal", totalmente inéditos hoy, para volver a su último trabajo de la mano del propio "Nightbringers" y el dinámico y más completo del largo en mi opinión, "Kings Of The Nightworld".

Sin apenas descanso y con el único respiro que ofrecían los solos imposibles del ya miembro de pleno derecho Brandon Ellis (también en Arsis y ex-Cannabis Corpse) llegaría el último tramo del concierto, justo después de la locura de "Everything Went Black" y previamente anunciado por Brian Eschbach con un "tengo palabras malas" que rápidamente interpretamos por malas noticias. No es para tanto amigo, sin bises ni amagos de abandonar el escenario unos minutos, se despedían de la sala con "Deathmask Divine" y "I Will Return", única concesión a "Deflorate".

COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA