post-hardcore / progressive rock / experimental rock / math rock
 A Lot Like Birds
Plan B
ZONA-ZERO
90
7 VOTOS
86
+
A Lot Like Birds Plan B
Publicación:
Septiembre 2009
Sello:
Shattered Records
Productor:
Género:
punk-core

Tracklist

  • 01. Ted Bundy's Thanksgiving Dinner
  • 02. Hallows or Horcruxes
  • 03. When the Wolf is Counting Sheep
  • 04. (1.20.8.5.14.1)
  • 05. Your Ex Marked My Spot
  • 06. Sesame Street is No Place for Romance
  • 07. (13.9.11.5.25)
  • 08. How I Parted the Red Sea
  • 09. Sesame Street is No Place for Vengence

Miembros

  • Michael Littlefield: bajo
  • Juli Lydell: teclado y voz
  • Michael Franzino: guitarra y voz
  • Ben Wiazek: guitarra
  • Athena Koumis: violín
  • Tyler Lydell: batería
  • Cory Lockwood: voz

Análisis

por el 01 Mar 2010
1743 lecturas
Con un poco de retraso puesto que "Plan B" salió a finales de 2009, me dispongo a hacer el análisis de un disco que me tiene realmente emocionado. A Lot Like Birds es un colectivo de siete jóvenes procedentes de Sacramento, California que vieron con este álbum su debut en el largo llamando la atención de varios medios alternativos de su país de origen y no es para menos. ¿Qué otro grupo actual puede, partiendo de una base de post hardcore melódico, recordarnos en momentos puntuales a bandas como Between the Buried and Me, Porcupine Tree, Explosions in the Sky, The Dillinger Escape Plan, Ashram, The Mars Volta, LITE, The Fall of Troy o King Crimson en tan sólo un poco más de cuarenta minutos? No, no he estado tomando setas. En serio. Intentaré explicar el curioso viaje que estos chicos nos proponen en este debut autoeditado para que os hagáis una idea de hasta dónde llega su ambición.

Porque el disco empieza con una “Ted Bundy’s Thanksgiving Dinner” que hace las veces de introducción in crescendo de una manera realmente pretenciosa. En esos apenas dos minutos ya nos olemos que el sonido del grupo se acerca en buena manera al de unos Silverstein: emocore melódico de corte épico con coros incluidos. Sin embargo, a medida que el minutaje avanza vamos descubriendo que el grupo va más allá, mucho más. Los seis minutos que conforman “Hallows or Horcruxes” nos muestran a un grupo muy preocupado por las atmósferas, hasta el punto de deleitarnos con un pasaje al más puro estilo post rockero de Explosions in the Sky, mezclado con unas buenas melodías y los coros típicos del emocore que integran en su música de una manera muy acertada. De momento la cosa empieza realmente bien, pero es sólo el principio.

“When the Wolf Is Counting Sheep” nos muestra la cara más dura de la banda y los riffs entrecortados del principio nos llevan a un corte de una dureza que nos recuerda a los últimos The Dillinger Escape Plan. Y, de buenas a primeras, nos cuelan un paisaje sonoro a base de sección de viento (invitada por el grupo para la ocasión) que nos trae a la cabeza los momentos más marcianos y experimentales de The Mars Volta. Y para seguir con los contrastes, el siguiente corte, un interludio de violín, nos evoca fácilmente a los neoclásicos italianos Ashram con una bella melodía rematada con un pizzicato que resulta exquisito. Desde luego que no estamos ante un simple interludio; es uno de los mejores momentos del álbum, y el nivel no es bajo precisamente.

Porque en “Your Ex Marked My Spot” se marcan el tema más convencional del trabajo comiéndose a los ya mentados Silverstein en su propio terreno. Los canadienses no han firmado una canción tan redonda como ésta en sus cuatro discos de estudio. Unos riffs tremendamente eficaces, buenas melodías y un estribillo épico y emotivo como pocos me hacen pensar que aun dejando de lado toda su vertiente experimental, el grupo pasaría por ser uno de los mejores en su género. Una tendencia que se agudiza en el siguiente tema, de nuevo cogiendo los ingredientes indispensables en el estilo para firmar otro temazo, de nuevo con una ida de pinza entremedias en forma de un pasaje que nos recuerda irremediablemente a la vertiente más extravagante de Between the Buried and Me, y en el que aparece de nuevo la sección de viento.

Un nuevo interludio, esta vez más simple y prescindible, nos lleva a la última parte del álbum y sin duda la más apasionante. “How I Parted the Red Sea” es una orgía sónica en la que el grupo da rienda suelta a todas sus ideas. Un tema instrumental, que empieza con una suerte de math rock que nos recuerda ahora a los japoneses LITE, para evolucionar luego y pasar por distintos estilos como el post rock (mezclado con unos elementos electrónicos rollo Enter Shikari), el punk, el metal y el rock progresivo con un solo de guitarra marciano al tiempo que clásico que podría haber firmado un Robert Fripp en momentos de bajón para terminar con una parte post rockera en la que guitarras, bajo, batería, violín y saxofón estallan en el que es quizá el momento álgido del álbum. Para el final se dejan un tema progresivo en plan Porcupine Tree en el que también van añadiendo ingredientes y que los termina emparentando también con los The Fall of Troy de las "Ghostship Demos". Otro pedazo de tema, rematado con una buena aunque demasiado parecida a la original versión de Third Eye Blind. Un final amable y pegadizo que pone un final dulce a un disco de idas y venidas y que te deja con las ganas de volver al principio.

Pese a la cantidad de referencias, es necesario aclarar que el álbum suena compacto y muy orgánico, sin que en ningún momento parezca un cortapega sin sentido. Es simplemente una base de post hardcore melódico enriquecida con multitud de elementos tomados prestados de otros estilos, ejecutada con gran creatividad y saber hacer. La capacidad de llevarte por distintos derroteros a lo largo del disco y dentro de las propias canciones sin sonar forzados en ningún momento y con unas composiciones realmente impecables hace de la de A Lot Like Birds una de las propuestas más interesantes de la última década. Tienen para todos los gustos y en todos sus registros se muestran imaginativos y eficaces. Pedazo de grupo y pedazo de debut. Y no les perdáis de vista porque este mismo año tendremos continuación.


Lo Mejor: La total reinvención de un estilo que llevaba años muerto.

Lo Peor: La variedad estilística puede descolocar a más de uno.
 


COMENTARIOS

5 Comentarios

  • 93 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    K
    joer pero cooooomo me mola este disco
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    KissKissBangBang
    Que discazo, que discazo
  • 80 Bueno
    USER_AVATAR
    Maynard_James
    Buen disco.
  • 82 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    the_berzerker
    No hay lo mejor ni lo peor del disco?
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Wirrak
    Oh yeah.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre