The Neon Handshake
ZONA-ZERO
70
16 VOTOS
73
+
Hell is for Heroes The Neon Handshake
Publicación:
Agosto 2003
Sello:
EMI
Productor:
Pelle Henricsson, Eskil Lovstrom
Género:
punk-core

Tracklist

  • 01. Five Kids Go
  • 02. Out Of Sight
  • 03. Night Vision
  • 04. Cut Down
  • 05. Few Against Many
  • 06. Three Of Clubs
  • 07. I Can Climb Mountains
  • 08. Disconnector
  • 09. You Drove Me To It
  • 10. Slow Song
  • 11. Sick/Happy
  • 12. Retreat

Análisis

por el 31 Ago 2003
1704 lecturas
De todos es sabido que la prensa británica (junto a la española), tiene la fama de ser la más sensacionalista, y aunque como en todo, los tópicos no hacen justicia 100% a la realidad, lo cierto es que muchos medios de información de las islas británicas les gusta hablar mucho, les gusta hacer un gran boom de algo sin importancia, y por desgracia, muchas veces esto también se traslada a la música. Esta afirmación viene dada porque no es la primera vez que los rotativos de Londres lanzan al estrellato a un grupo a las primeras de cambios, cuando la cosa está escasa o cuando es fácil sacar filón de un género o estilo. Si nos pusiésemos a dar ejemplos, no acabábamos, pero ahí va un ejemplo para saber el por qué de esta introducción: Symposium. Esta era una banda londinense, que tras su debut para Palophone Records, fue ensalzada por la prensa de su país durante un par de meses mientras se mantuvieron en las listas, pero después, olvido total y el grupo, sumido en la inopia, se desmembró. Pero a dos de esos 5 chicos que formaban Symposium, aun les quedaban ganas de seguir haciendo ruido, y por eso decidieron formar un nuevo grupo. Joe Birch (batería) y James Findlay (bajo) eran esos dos jóvenes, que no tardaron en unirse a otros dos amigos de toda la vida de su barrio en Londres: Tom O’Donohue (guitarra) y Hill McGonagle (guitarra). Empezaron a tocar para dar forma a el grupo, marcado profundamente por sus bandas favoritas, como Deftones, Muse y Ash.

Cuando vieron que el proyecto era sólido, y su música empezaba a fluir, hicieron un casting para añadir a su equipo a Justin Scholsber como cantante. El equipo esta formado y funcionaba bien, y como nombre eligieron el título de un drama de 1962 dirigido por Don Siegel y con James Coburn como protagonista: Hell is for Heroes. Era el año 2000, y empezaba un largo camino que empezó a dar frutos a finales del pasado año, cuando salió al mercado el debut de la banda, este “The Neon Handshake”.

El sonido de Hell is for Heroes es una mezcla entre fuerza roquera y sonido pop, que hace del grupo, algo agradable para el oyente común así como algo interesante para el que escucha con atención. Este trabajo es variado, repleto de buenos ritmos, mezcla de estilos y aunque a veces peca por parecerse en exceso a las bandas más influyentes para el grupo, es inevitable fijarse en este grupo como uno de los punteros del nü-metal europeo, y una de las mejores bandas de rock que ha dado Inglaterra en los últimos años, y es, a día de hoy junto a The Music y InMe, la banda que marca el cambio generacional en Gran Bretaña.

El disco empieza con “Five Kids Go”, una canción bien pensada, con cambios de ritmo, con riffs intermitentes que se funden en una armoniosa sintonía con el bajo, marcando cada tiempo, y uniendo a la perfección el grueso de la canción con el estribillo, mucho más melódico, pero para nada meloso o empalagoso. Por otro lado, tenemos la voz de Justin Scholsberg, que es original y dota al grupo de una voz característica. El cantante, que en su web oficial se describe como “pattoniano”, muestra a lo largo del disco que se le da tan bien el cantar como el gritar, el gemir como el susurrar, y su voces, al igual que el gran Mike Patton, puede pasar de sonido a sonido en un abrir y cerrar de ojos con facilidad. Encontraremos a lo largo del disco cantos melódicos y pop, gritos puramente metaleros e incluso, voces al más puro estilo heavy. No es Mike Patton, pero es un buen cantante y frontman.

Si hay algún motivo que ha contribuido a la rápida ascensión al éxito de este grupo, es el que la crítica les descubriese gracias a un impresionante directo. Es de esos pocos grupos que suenan igual o mejor que en los discos, y que vale la pena ver actuar. Temas complicados sobre el papel, como sería “Out of Sight”, ellos son capaces de plasmarlos perfectamente sobre el escenario. En esta canción, el coro melódico y un coro de lo más agresivo se entrecruzan con gran maestría, dando variedad a la pieza, y de ese modo, uno no se llega a aburrir en ningún momento. Siguiendo con el disco, llega “Night Vision”, una canción mucho más melódica, pero solo en apariencia, ya que el riff de guitarra es realmente potente, pero siempre queda en un segundo plano. Aquí la doble guitarra es más importante que en otras canciones, ya que una se dedica a marcar el ritmo con un buen riff, mientras que la otra tiene algo más de libertad, y se permite realizar detalles de calidad, distorsiones y demás demostraciones de valía, mientras que el bajo y la batería, como en todo el disco, pasan tal vez algo más desapercibidos, pero cumplen a la perfección. Por decirlo de algún modo, hacen el trabajo sucio.

“Cut Down” es un tema de doble filo, ya que como en “Night Vision”, la voz melódica engaña para que una canción pesada y muy roquera, llegue a parecer eso, melódica. Tal vez esta canción tenga demasiados clichés, y al escucharla, uno se puede quedar con las ganas de algo más. Un coro añadido, en especial, “ensucia” la canción, primero por ser muy machacón, y en segundo lugar porque rompe con la dinámica del disco. En el resto de canciones, los añadidos y los retoques brillan por su ausencia, pero aquí nos encontramos con unas voces de fondo que no me parecen acertadas.

Hell is for Heroes es un grupo “nuevo”, y por lo tanto, el sonido de sus canciones muchas veces pueden traernos a la mente otros grupos, aunque eso handicap lo superan con más o menos fortuna gracias a que en todas las canciones añaden un aporte personal al estilo. Un claro ejemplo es “Few Against Many”, a la postre una de las mejores canciones del disco. Tiene un parecido, especialmente en el estribillo y la asfixiante seguidilla a Muse, con unas guitarras que interpretan las notas con un peculiar estilo, ese estilo que ha hecho de Mathew Bellamy (Muse) uno de los artistas más aclamados del nuevo rock. Pero una curiosa y sorprendente introducción, así como un riff final bastante “korniano”, hacen de la canción algo suyo, quitándonos así toda excusa para denominar a “Few Against Many” como una imitación. Es algo más.

La estructura de potencia / melodía, en este grupo demuestra que no siempre el utilizarla es necesariamente sinónimo de cliché. Una buena muestra de ello es el ecuador del disco: “Three of Clubs”. Canción con un sinfín de cambios de ritmo, la melodía va y viene a favor de la potencia y viceversa. A diferencia de muchos grupos, entre cambios de ritmo no utilizan quiebres, sino discretos compases que unen la potencia con la melodía.

De los tres singles que salieron del disco, “I Can Climb Mountains”, una muy buena canción, que se asemeja mucho en su comienzo a “Back to School” de Deftones. La melodía es muy adictiva, y es uno de esos temas que entran para quedarse mucho tiempo en la cabeza. El riff principal es así mismo adictivo, y acompaña en todo momento a la voz y al resto de instrumentos. Tras esta canción, llega “Disconnector”, una canción en la que lo mejor, a mi parecer, es la lírica, otro de los puntos fuertes de este disco. La canción en sí es más bien lenta, aunque en el estribillo aparece una melodía más potente, que recuerda en este caso mucho más al grupo de punk Ash, otra de las influencias de Hell is for Heroes. Coros estupendos, una seguidilla que incita a monearse y en definitiva, una canción de esas que fácilmente gustan y enganchan.

Parece que el grupo se haya guardado lo mejor para el final, y es que tras dos temazos como “I Can Climb Mountains” y “Disconnector”, llega “You Drove Me to It”, el primer single del disco, que llegó a ser número 3 en Inglaterra, y que tuvo bastante difusión en Mtv, Kerrang TV y demás cadenas musicales europeas. La canción puede resultar algo simple en cuanto a composición, pero es adictiva, es recordable y sus simples y tal vez algo repetitivos riffs de guitarra, junto a dos voces (una de fondo) hacen de “You Drove Me to It” un buen single y una mejor canción, que tiene su punto fuerte en el coro final.

“Slow Song” empieza, como su nombre indica, lenta, y poco a poco va ganando fuerza, hasta que tras un prolongado silencio, estalla en una melodía poderosa y muy emotiva, tras la cual Scholsberg grita y desgarra su voz como no la hace en todo el disco. Curioso tema, que probablemente no será el favorito de la mayoría, pero se agradece. “Sick/Happy” tiene un inicio bastante curioso, en el que prácticamente la música es inexistente, y tras ello, una melodía que no resulta tan destacable como otras, principalmente porque es demasiado aburrida y parecida en exceso a “You Drove Me to It”. Para terminar, llega el que fue segundo single del disco, “Retreat”. Esta canción no tiene altibajos, no tiene cambios bruscos. Se mantiene básicamente dentro de un número medio de revoluciones. Un coro pegadizo, una melodía fácil de seguir y la letra realmente bueno, convierte a “Retreat” en una canción más que notable.

En definitiva, este “The Neon Handshake” es un buen disco, un álbum a tener en cuenta para aquellos que ya están saturados del típico nü-metal. No es que sea una bomba de innovación, pero tiene un sello propio. No es el mejor disco del año, pero se hace entretenido y agradable, así que como mínimo, se merece un notable y el reconocimiento de la crítica, que esperemos que no haga lo mismo que con Symposium, y mantengan a Hell is for Heroes durante mucho tiempo más. Esperamos con ganas su nuevo trabajo.


Lo Mejor: Algunos temas realmente buenos.

Lo Peor: El disco se hace aburrido al final, repetitivo.
 


COMENTARIOS

8 Comentarios

  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Glassjaw
    Me flipa este disco, me pasé un verano enganchadísimo y aún hoy lo escucho y no pierde frescura. Espero ansioso un nuevo trabajo.
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Glassjaw
    Me flipa este disco, me pase´un verano enganchadísimo y aún hoy lo escucho y no pierde frescura. Espero ansioso un nuevo trabajo.
  • 70 Bueno

    ruiner
    me ha enganchado bastante, el cantante tiene una voz muy personal y tienen un sonido propio (lo cual es mucho) y además el disco es muy completo. y "i can climb mountains" me parece un temazo
  • 60 Mediocre
    USER_AVATAR
    zelero
    Es un buen disco. Lo que mas me gusta es que todas las canciones son diferentes entre ellas, y la voz del cant ante les da un toque de orginalidad, habra que tenerlos en cuenta para el futuro.
  • 70 Bueno

    Youandme
    Es un disco entretenido y agradable para escuchar, con un toque de originalidad y sobretodo la voz del cantante que les hace distintos a la gran mayoría de los grupos.
  • 60 Mediocre

    cybertopo
    Pensaba que el emteora iba a sonar como este disco, es decir, nu-metal con un giro hacia el pop, el meteora no me entusiasmó, pero fue un agrado el ver que no se habían pasado "al lado oscuro" No ocurrió con el meteora, pero sí con este disco. Este cd me parece más de lo mismo, ese nu-metal que me empieza a aburrir debido a su sobre explotación, y encima con un acercamiento al pop. No le pongo menos nota porque el cantante y la banda en general no se merecen un suspenso. Aunque por otro lado, el hecho de que innoven, aunque sea para meter un pie en el campo del pop, les hace más originales que otros mmuchos grupos que hay, que a pesar de ser mas heavies, estan muy vistos ya
  • 60 Mediocre
    USER_AVATAR
    MONs
    En general esta bastante bien, aunque no se porque no llegan a llenarme demasiado. A diferencia de vosotros no acaba de gustarme la voz del cantante, no lo hace mal el muchacho pero... no se... tiene algo... que no.
    Por lo tanto, no se porque pero este cd pasara a engordar la lista de espera para una posible futura escucha mas a fondo.
  • 70 Bueno
    USER_AVATAR
    jimjav
    Tras haberlos visto de pasada en el otoño pasado cuando telonearon por toda Europa a Papa Roach y murderdolls, me baje el disco más por curiosidad, ya que el directo no me gusto mucho, las cosas como son ni el sonido de Macumba ni el técnico de sonido, ni la hora de actuación ( 20:00) les favorecieron, pero tras orilo un par de veces de pasada el disco me llamo la atención y ya en una escucha más detallada me sorprendio gratamente. Como bien has dicho en el analisis es algo pop, pero creo que es una muy buena opera prima, mucho mejor que la de Inme, Probablemente con si sacvan un segundo disco un pelin mejor los lleguemos a tener hasta en la sopa, con un pelin de promo se podrian ganar el público español. Un 7 es su nota.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre