Rich Man's War, Poor Man's Fight
ZONA-ZERO
76
2 VOTOS
76
+
Herod Rich Man's War, Poor Man's Fight
Publicación:
Febrero 2007
Sello:
Lifeforce Records
Productor:
Doug White
Género:
metal

Tracklist

  • 01. Assimilation
  • 02. All Night
  • 03. One Life To Burn
  • 04. Lies And Betrayal
  • 05. The Fire
  • 06. Broken Promises
  • 07. Forever
  • 08. The Ring
  • 09. Grand Design
  • 10. Journey Of Creation

Análisis

por el 25 Feb 2007
1505 lecturas
Hagamos de la sinceridad nuestro estandarte. La primera vez que me encontré frente a frente con la portada de "Rich Man's War, Poor Man's Fight", la primera idea que me vino a la cabeza es que me disponía a escuchar una banda descarriada de un-metal, o la enésima revisión de la más que manoseada mezcla de metal y hardcore. Ese estilo dibujado, de tonos grisáceos, en ningún momento me hizo suponer que su interior encerraría una decena de temas de heavy metal de sabor muy clásico, y de calidad más que notable. Y es que la entrada de Jason Russo en la banda ha provocado un giro similar al emprendido por grupos como Avenged Sevenfold, pasando a buscar en los años ochenta sus referentes estilísticos a la hora de dar forma a sus nuevas composiciones.

El nuevo trabajo de los de Buffalo cuenta con todos los elementos de un buen disco de heavy metal de vieja escuela, con ciertos toques también de thrash metal. Jesse Benker ofrece un excelente recital de buenos riffs de guitarra, pegadizos y llenos de ritmo, junto a innumerables punteos y cabalgueos (como en el cuarto corte, “Lies and Betrayal”), mientras que Russo alterna sin problema alguno los gritos agudos con estrofas mucho más agresivas. Temas como “One Life to Burn” (con ciertas reminiscencias a Guns 'n' Roses o Mötley Crüe), “Broken Promises” o la encargada de abrir este álbum, “Assimilation” (ágil y con un estribillo bastante atractivo), dan buena muestra de que este joven grupo tiene mucho potencial, y sabe crear canciones potentes y con mucho gancho, que ya quisieran para sí los más recientes discos de Judas Priest o Iron Maiden.

Y por supuesto, como en todo disco de heavy que se precie no puede faltar una balada o medio tiempo, en este caso el papel recae sobre “Forever” (título que el lector avispado descubrirá como de lo más original para una canción lenta). Por desgracia, el tema no despunta, y se queda en, sencillamente, pasable. De hecho, la llegada de la balada supone un descenso en el nivel de los temas, que solo se recuperará llegado el final, con “Journey of Creation”, adornado por un solo de mucho nivel. Realmente se trata de una lástima que, con un inicio de tanto nivel como tiene el disco, se desinfle en los compases finales.

En resumidas cuentas, es posible que los seguidores de trabajos previos de Herod se encuentren ahora descolocados ante el nuevo rumbo que su sonido ha tomado, abandonando casi por completo los matices más “modernos” de su sonido, y efectuando una revisión de los clásicos. Sin embargo, la escucha detenida de este "Rich Man's War, Poor Man's Fight" muestra que hay mucho talento detrás de los instrumentos, y que la formación se encuentra realmente cómoda con su nuevo sonido. Sin embargo, también queda patente que, para llegar a alcanzar un puesto más alto entre las muchas bandas del género (buena parte de ellas, además, ya consolidadas desde hace tiempo) todavía queda trabajo y dedicación. Y con este larga duración entre las manos, no me cabe la menor duda de que los resultados están al caer.


Lo Mejor: Una primera mitad de disco potente y bien interpretada...

Lo Peor: ... pero cuyo nivel no se mantiene en la segunda mitad del álbum.
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre