Schoolyard Ghosts
ZONA-ZERO
87
6 VOTOS
86
+
No-Man Schoolyard Ghosts
Publicación:
Mayo 2008
Sello:
Kscope Records
Productor:
Steve Wilson, Tim Bowness
Género:
pop-rock

Tracklist

  • 01. All Sweet Things
  • 02. Beautiful Songs You Should Know
  • 03. Pigeon Drummer
  • 04. Truenorth
  • 05. Wherever There Is Light
  • 06. Song Of The Surf
  • 07. Streaming
  • 08. Mixtaped

Miembros

  • Tim Bowness: voz
  • Steve Wilson: guitarra, teclados, bajo, dulcimer, samples, banjo, arpa, programaciones, percusión y coros

Análisis

por el 01 Jul 2008
1273 lecturas
Steve Wilson, conocido fundamentalmente por estar al frente de los progresivos Porcupine Tree, es uno de esos genios polifacéticos y ultra-prolíficos que constantemente nos ofrecen nuevos y variados proyectos, con una clara diversidad estilística en cuanto a composición y tratamiento de los temas se refiere. Junto al vocalista Tim Bowness, lleva al frente de No-Man desde principios de los noventa, siendo incluso su germen (No Man Is An Island Except The Isle Of Man) anterior a Porcupine Tree. A pesar de que el proyecto no ha tenido la repercusión mediática de su banda madre, este es ni más ni menos que su sexto larga duración en una carrera discográfica que comenzó en 1993 (si bien existe alguna referencia anterior en formato single) y que llevaba desde el año 2003 sin ofrecernos ninguna novedad.

El dúo se autodefine como “pop alternativo progresivo”, si bien en su sonido encajan muchas más variables y estilos como pueden ser el trip-hop, el art-rock o el jazz. El posicionamiento musical de No-Man se configura a través de un bello contexto sonoro de carácter épico, emocional, melancólico y atmosférico, todo ello impregnado por un cierto aire de tristeza . En este nuevo disco, producido por sus dos integrantes, Tim Bowness se encarga de las labores vocales principales y algunos arreglos, mientras que Steve Wilson se ocupa de multitud de instrumentos (guitarra, bajo, percusiones, teclados etc.) y otros aspectos musicales tales como las armonías etc. Como apoyo a la hora de facturar este “Schoolyard Ghosts “ se han rodeado de un elenco de músicos de auténtico lujo, tales como el saxofonista/flautista Theo Travis, Gavin Harrison (batería de Porcupine Tree), Pat Mastelotto (King Crimson), Bruce Capan (American Music Club,Red House Painters) y los arreglos de Dave Stewart a través de la Orquesta Filarmónica de Londres, lo que otorga un cierto aire grandilocuente al trabajo.

No-Man busca la combinación del tradicional arte de escribir canciones sencillas y emocionales (si bien con un claro toque orquestal) con la investigación de nuevos sonidos y ambientes, propios de la música más popular y moderna aprovechando, por ejemplo, las posibilidades que ofrece la electrónica. El trabajo se abre con un tema como “All sweet things”, una delicada y bonita pieza donde la voz y el piano adquieren casi todo el protagonismo, acompañándose de guitarras acústicas, colchones de teclado, vientos etc. “Beautiful songs you should know”, por el contrario, introduce percusión y alguna guitarra eléctrica. “Pigeon drummer” es sin duda el tema más oscuro del disco, con un inicio tétrico en forma de coro femenino que da paso a una base percutiva casi industrial, alternándose a lo largo del corte partes pausadas con otras mucho más intensas. “Truenorth” y sus casi trece minutos definen a la perfección lo que han querido plasmar No-Man en este disco: bellas melodías vocales y de piano, orquestación recargada etc. “Wherever there is Light” posee una cristalina guitarra eléctrica que puede incluso recordar al slowcore de bandas como Red House Painters, si bien con un toque más pop. “Song of the surf” no desentona con la tónica general del disco, pero la siguiente, “Streaming”, se acerca mucho a los terrenos del trip-hop menos angustioso. Cierra el álbum “Mixtaped”, el tema más experimental de todos, con claras referencias al jazz menos ortodoxo.

Schoolyard Ghosts” quizás no es un disco apropiado para todos los momentos y situaciones, es una obra que se disfruta mejor en la tópica situación de “días lluviosos y de resaca”, en épocas de estado de ánimo bajo, melancolía etc. Se trata de un trabajo cocido a fuego lento, con un gusto exquisito y una calidad compositiva y de interpretación fuera de toda duda, una pequeña joya de esas que saben mejor si se degustan en ocasiones especiales.


Lo Mejor: La capacidad de transmitir sensaciones y emociones a través de las magníficas melodías y ambientes presentes en el disco.

Lo Peor: Alguno de los cortes se hace excesivamente largo.
 


COMENTARIOS

5 Comentarios

  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Encefalograma
    El disco es una auténtica delicia...
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Belial
    un disco muy bonito, trasmite mucho.
  • 60 Mediocre

    CESAREE
    Puntuar sin escuchar el disco solo por quién es...fíjate tú por donde que a mí me encantan Porcupine Tree pero este disco me ha aburrido muchísimo.
  • 95 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Nowitzki
    Una joyita.
  • 100 Excelente
    USER_AVATAR
    MaNuKN
    No he escuchado el disco, la verdad, no debería opinar, pero aun así este hombre merece como músico esto y mucho más...
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre