post-hardcore / hardcore punk / emo / pop punk
 Silverstein
This Is How The Wind Shifts
ZONA-ZERO
71
2 VOTOS
74
+
Silverstein This Is How The Wind Shifts
Publicación:
Febrero 2013
Sello:
Hopeless Records
Productor:
Jordan Valeriote
Género:
punk-core
Estilos:
post-hardcore, hardcore punk, emo

Tracklist

  • 01. Stand Amid the Roar
  • 02. On Brave Mountains We Conquer
  • 03. Massachusetts
  • 04. This Is How
  • 05. A Better Place
  • 06. Hide Your Secrets
  • 07. Arrivals
  • 08. In a Place of Solace
  • 09. In Silent Seas We Drown
  • 10. California
  • 11. The Wind Shifts
  • 12. To Live and To Lose
  • 13. With Second Chances
  • 14. Departures

Miembros

  • Josh Bradford: guitarra
  • Billy Hamilton: bajo, coros
  • Paul Koehler: batería, percusión
  • Shane Told: voz
  • Paul Marc Rousseau: guitarra

Análisis

por el 15 Jul 2013
1911 lecturas
A decir verdad, mis expectativas respecto a este "This is How the Wind Shifts", sexto álbum de los canadienses Silverstein, no eran especialmente altas. Siempre han sido una banda agradable de escuchar, no lo vamos a negar, pero tampoco han conseguido nunca envalentonarme lo suficiente como para considerarles un pez espada del post hardcore que practican.

Y suele pasar que cuando no esperas mucho de un disco, te llevas sorpresas agradables. Y éste ha sido el caso con "This is How the Wind Shifts", un disco planteado por Silverstein a modo de vinilo con una cara A y una cara B donde cada canción de la primera parte enlaza, en título del corte, temática de las letras y sonido, con la correspondiente de la segunda cara.

El disco empieza sin hacer prisioneros, con dos cortes ("Stand Amid the Roar" y "On Brave Mountains We Conquer") en los que Shane Told apenas recurre a las voces melódicas sino que dedica casi todo su esfuerzo a gritar, con las guitarras del debutante Paul Marc Rousseau y de Josh Bradford cortejándole como pirañas. Estos dos trallazos tendrán sus correspondientes canciones “hermanas” en la cara B, donde muestran las mismas cartas en "In a Place of Solace" e "In Silent Seas We Drown", la canción donde consiguen el mejor equilibrio entre cuchillo y un poco de pastel de nata.

Lógicamente, hay cosas recriminables, ya que hay relleno dentro del pastel (el principio de cada cara, completado con "Massachussets" y "California", merece mucho la pena, pero a partir de ahí se nota que bajan el pedal), y quizá sobren los bonus tracks en acústico, que llevan el total del disco a diecisiete canciones que acaban siendo demasiadas.

Sin embargo, Silverstein han conseguido, al menos, que de cara a sus próximos lanzamientos les tenga mucho más presentes en mi parrilla de salida, ya que si bien es verdad que veo difícil que vuelvan a alcanzar la repercusión que tuvo su debut "When Broken is Easily Fixed", creo que "This is How the Wind Shifts" sí debería llamar la atención de aquellos que los empezaban a perder para la causa. El disco tiene trallazos y con diez canciones bien seleccionadas posiblemente entraría entre lo mejor de 2013, demostrando que los canadienses no sólo se dedican a fabricar estribillos radiables, sino que si se lo proponen siguen siendo capaces de repartir estopa guitarrera por doquier. Y con sentido.


Lo Mejor: Han sabido priorizar sobre canciones con energía en las que demuestran estar a la altura.

Lo Peor: Alguna canción de relleno y momentos en los que se endulzan demasiado sin necesidad.
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre