Harrobian
ZONA-ZERO
80
11 VOTOS
71
+
Zea Mays Harrobian
Publicación:
Septiembre 2002
Sello:
Hotsak
Productor:
Jose Lastra, Zea Mays
Género:
pop-rock, nacional

MEDIA

Tracklist

  • 01. Jaiotza
  • 02. Hegas (Gizakia) Naiz
  • 03. Prozac Zaporea
  • 04. Norabide Galdua
  • 05. Gauaren Argitan
  • 06. Hiltzori (II)
  • 07. Heriotza

Miembros

  • Aiora Renteria: voz, violonchelo
  • Iñaki Imaz "Piti": guitarra
  • Ruben Gonzalez: bajo
  • Asier Basabe: batería

Grupos relacionados

Análisis

por el 14 Oct 2004
2102 lecturas
La irrupción de Zea Mays en el cartel del pasado Festimad fue solamente un atísbo de la realidad que acontece en Euskadi a lo que el rock respecta. Con una cargada llena de sentimiento, de rock duro, de humildad, respeto y mucha emoción (la que soltaban, como la que recibían por sus fans). Zea Mays demostró el por qué de su valía tras muchos años de experiencia, con Aiora Renteria como vocalista espléndida y melódica que hace efectivo su recital, sus complementos en Ruben Gonzalez al bajo, la guitarra efectiva de Iñaki Imaz Piti y con siempre una naturaleza de menos a más, más a menos (progresividad) siendo la bateria de Asier Asarbe consecuencia de sus sustancial fuerza tanto en escenario como disco. Zea Mays llevaron al parque del Soto, en pleno mediodía, prácticamente todo sobre su último trabajo editado el año pasado, “Harrobian” que demuestra el por qué del lugar donde están, del por qué siguen vivos a pesar de la –relativa-ausencia de éxito (después de ganar el concurso de maquetas en Euskadi Gaztea: su debut “Itsasoa” y posterior, su obra más referencial y lograda compositivamente, “Elektrezitatea”) , éxito que seguramente nunca llegará por la ausencia de estilos enmarcados ni una estética conforme a las tribus urbanas que triunfan tanto en Madrid, como la vanguardista Barcelona. Zea Mays son ciertamente un bello prisma resplandeciente, a través del cual se entiende la naturaleza verdadera del rock vasco de influencias alternativas a distintos niveles (solo puedo decir que no tienen que ver con Guano Apes - en clara referencia a los tópicos del rock de vocalistade femenina dentro del Estado -, algo con Skunk Anansie y más con Tool), que recogen el testigo de una voz que quieren callar, pero no es muda. Es la voz de Zea Mays.

El disco no guarda complejos a ninguna producción extranjera, conservando elementos como la txalaparta (instrumento de percusión todo de madera propio de Euskadi), sintetizadores, maracas que hacen de sus canciones un compendio característico, distinto. Un sonido nítido y claro, aparte de los elementos del grupo rock en sí que traslucen con claridad inmejorable todas sus virtudes. Un trabajo grabado en los estudios “Tio Pete” en Urduliz, Bizkaia, por un desconocido para mí, Jose Lastra. Este último disco de Zea Mays ha sido editado en Gaztelupeko Hotsak, que han contado con un trabajo más que notable últimamente, introduciéndonos a discos realmente interesantes y sonoridades distintas a las ya escuchadas en el rock vasco. Hay que tomar en cuenta que es una discográfica relativamente nueva, con intenciones que apuntan mucho más alto entre las arriesgadas ediciones de Nok, Split 77 y Fjord, bandas que cada vez, junto al sello, están recobrando más importancia.

Las historias que se relatan en el disco estan conectadas entre si, es de recomendar que para saber la traducción de las letras enteramente en euskera, os paséis por su web (www.zeamays.com) para introduciros también al universo que ellos intentan representar. Añadir que el libreto contiene a su vez un conjunto de historias o cuentos redactados por la misma banda con la ayuda de Kirmen Uribe. Pasando a lo estrictamente musical, en estos 38 minutos-una media de 4 minutos por tema, buen promedio de un grupo de rock progresivo- de disco, con 7 canciones –más propio de un EP- que proceden diversas atmósferas, unas más relajantes, otras más asfixiantes. Todo propio de un grupo que sube y baja la intensidad conforme lo exige su guión de cadencia rock progresiva, teniendo a Sou Edipo, Evirus 69 como mayor referencia en el Estado comparativamente hablando.

Notables en esta linealidad perpetua, ya que los temas cambian con esa multitud de detalles, arreglos de guitarra, en los que un tema como “Jaiotza” –por su tempo, por el descaro, por riesgo, por voz- significa plenamente aire fresco para la escena vasca, como montaña rusa –de estrecerte la psicodélia final-. Más adelante “Prozac Zaporea” –con la voz de Kapi OST a los coros- una de sus mayores bazas del grupo, donde la cuestión de quien es cada uno permanece perpetua tras la voz de Aiora que se amolda perfectamente al arreglo Iñaki con su guitarra, “(...)Gaur... gaua noiz helduko zain(...)” una frase que en Aiora, por su pronunciación tan característica en su tono áspero y melódico a la vez. Una delicia. Más básica y ajena a sus compañeras, siendo una canción prácticamente rock de cambios comunes, “Gauaren Argitan” e Iñaki con la intensidad de su guitarra como protagonista, y creedme que es realmente meritorio escuchar un disco de un sonido de esta calidad, Aiora como siempre, erigiéndose en el Estado como una de las mejores cantantes –femeninas- de rock. “Hilzori (II) pide mucho más de Aiora, donde prácticamente grita, momentos realmente de riffs fuertes y líneas de bajo que acompañan los instantes más emocionales del disco siguiendo la tónica progresiva de constantes subidas y bajadas (conteniendo hasta punteos de Iñaki!) del comienzo del álbum.

El guitar bow utilizado para la despedida “Heriotza”, la forma de cantar, entre el folk vasco, una oscuridad rock ajena al conjunto del disco, un sufrimiento explicito expreso, gran despedida con sus dosis de intensidad desgarradora y psicodélicas implícitas como era de esperar. Mención especial para “Hegaz (Gizakia) Naiz”, la segunda canción del resto del disco, que entre el reposo inicial, una parte repetida varias veces entre palabras más afines (“Goizetik (...), Jaiotzetik (...), Haizeak (...)) que recuerdan paso a paso la aspiración de la libertad, el vuelo, el poder apreciar a su vez el aire, la lluvia, el amanecer, las luces y las noches, todo esto y más recoge esta gran canción con una parte desgarradora en el ecuador del tema, siempre en una clara inspiración de la admiración de sus propios antepasados vascos respecto a su entorno, la naturaleza, la libertad en sí que el hombre, ensimismado, no sabe apreciar. Testigo soy del valuarte de este gran grupo, de la aportación a lo que hayamos escuchado antes, y como he dicho antes, también sé que su propuesta es tan arriesgada como incomprendida. Sería una lástima que los años, como con Dut, les diera la razón y se les reinvindicara (inútilmente) como una banda de culto muchos años después. Pero realmente, si es arte lo que escucho, ¿para que lo necesitan?.


Lo Mejor: La voz, y la consistencia de la banda.

Lo Peor: La relativa linealidad.
 


COMENTARIOS

7 Comentarios

  • 83 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Khaoz
    Muy buenas canciones, con un toque progresivo que me encanta, mucha dinámica. Además tienen ese toque stoner que me fascina. Y de linealidad nada.
  • 18 Horrible
    USER_AVATAR
    Sepulchaos
    no me gusta, cosa de gustos
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    drive-to-paris
    Y lo que me he estado perdiendo por no prestar atención a los grupos d aki.. ais.. Vaya 7 canciones, y vaya letras..
  • 70 Bueno
    USER_AVATAR
    eten
    El titulo de la version de Mikel Laboa es "Gogo eta gorputzaren zilbor-hesteak", (en la que por cierto se dice la palabra ETEN 3 veces). En serio no conociais a Jose Lastra? En Euskadi es muy conocido. Como bien dice Michi fue el primer tecnico de Pi.L.T, grabó todo lo que edito ese maravilloso grupo que fue Ama Say, fue el ingeniero en el Chasin the Onagro de Atom Rhumba, el segundo y tercero de Kashbad, los dos de Audience..... A mi Zea Mays me gustan, pero me quedo con el elektrizitatea antes que con este.
  • 80 Bueno

    anderikerl
    Una gran voz, un gran grupo. Se merecen mas de lo que tienen reconocido. Son buenos.
  • 80 Bueno

    -Stigma
    gracias Michi por completar el análisis :). Grandes Zea Mays, y necesarios en la web.
  • 100 Excelente
    USER_AVATAR
    clashcityrockers
    un puto discazo. Aclaramos: jose lastra es el tecnico de sonido de los estudios Tio Pete, y ha grabado a PILT hasta tercer disco, "hiru" las comparaciones cn skunk anansie o ¿evirus69? son debido a la falta de referencias... lo suyo bebe mas o menos de las versiones que hacen, de lo mas variopinto: han versioneado a pearl jam, a at the drive in, a muse, a placebo, a prodigy, a jane's addiction, a deftones, a mikel laboa -grandisima version, pardiez...- en fin, que repasan el rock americano de los 90, con alguna escapada al punk, al emocore, y tienen una clara presencia del folk vasco en la forma de cantar de Aiora. De todos modos hay una clara influencia stoner en "prozac zaporea", y lo suyo es ir consiguiendo gradaciones continuas que explotan hacia la mitad del tema. La voz de Aiora es su gran baza, si, pero la guitarra de piti juega un papel fundamental, así como el bajo sólido de rubén y la batería de asier. La verdad es que sin alguno de los 4 el sonido se resentiría bastante: es un grupo que no ha cambiado un componente desde que nació, desde que les vi tocar en bilbao allá por el 98. muy grandes. y si se hace dificil etiquetarlos es porque han logrado lo que todo el mundo debería querer conseguir: sonar a ellos mismos. stigma: de nada! son amigos y grandes musicos, muy grandes. si podeis haceros cn la version q hacen de mikel laboa flipareis un rato -lo q no me se es el titulo, ainss-
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre