progressive metal / post-hardcore
 Gospel

ENTREVISTA

El perdedor que llevamos dentro por Israel Higuera
13 de Mayo de 2022 484 lecturas
En 2005, una banda neoyorkina fusionó como nadie lo había hecho hasta entonces (ni ha vuelto a hacer después) la furia del hardcore más abrasivo con una sensibilidad clásica heredera del rock progresivo de los 70. "The Moon Is a Dead World" fue un disco único en su especie que con el paso del tiempo se ha ganado el estatus de obra de culto y hemos tenido que esperar más de tres lustros para escuchar su continuación. Gospel están de vuelta en 2022 con "The Loser" (cuyo análisis puedes leer aquí) y hemos tenido la oportunidad de charlar con Adam Dooling, vocalista y guitarrista, para conocer los entresijos de unos de los álbumes más esperados del año.

Bueno, Adam, supongo que la primera pregunta es obvia y también necesaria... No hemos sabido nada de vosotros en más de una década, ¿que ha pasado con la banda durante todo este tiempo?

¡No nos creerías si te lo contáramos! De todas maneras, es una historia aburrida. Tenemos todos buenas carreras profesionales y vidas maravillosas. ¡Todo va bien!

Habéis regrabado para el nuevo álbum 'Tango', un single que salió hace ya más de diez años. ¿Qué es nuevo y qué es viejo en "The Loser"?

La mitad de las canciones son nuevas y la otra mitad son versiones revisadas de temas antiguos. 'Tango' la escribimos originalmente en 2006 y los proyectos de 'Bravo', 'Deerghost' y 'Hyper' se remontan a 2009, aunque nunca documentamos 'Hyper' en las sesiones de grabación que hicimos con Colin Marston en aquella época. Pero algunas de las partes fueron escritas ya en 1997, si te lo puedes creer. Hay un poco de todo.



Tengo que reconocer que en mi primer contacto con el disco me pareció muy distinto a lo que pudimos escuchar en "The Moon Is a Dead World", pero tras algunas escuchas me di cuenta de que el estilo de la banda seguía intacto y que la sensación tenía más que ver con la producción, más limpia en "The Loser". Teniendo en cuenta que Kurt Ballou ha grabado ambos trabajos, ¿quién decidió no hacer el sonido tan crudo y sucio esta vez?

No se tomaron decisiones conscientes en ese sentido, creo que es más un reflejo de cómo nuestro equipo ha cambiado desde 2005. En aquel entonces yo tocaba una guitarra barata a través de un ampli de bajo de transistores con pedales de fuzz y reverb y Jon [Pastir, teclista y guitarrista -ndt] tenía un teclado Alesis Micron también barato. Todo era un poco más cutre y Kurt fue capaz de hacer que todo ese equipo barato sonara genial y único porque es un gran ingeniero. Poco después empecé a usar un amplificador de válvulas y Jon se compró un teclado de verdad. Esta vez hemos usado sobre todo los amplis de Kurt, así que supongo que sonamos un poco más profesionales.

Me ha encantado el disco porque suena muy fresco y a la vez conserva todo lo que hacía grande a "The Moon Is a Dead World". Pero parece que las composiciones son un poco más directas esta vez, menos intrincadas. Supongo que habéis crecido mucho como compositores durante estos años. ¿Tú qué crees, habéis mejorado?

Gracias, creo que hemos mejorado, sí. Todos hemos madurado, pero también es que nuestra dinámica ha cambiado. Casi todas las canciones de "The Moon Is a Dead World" se escribieron antes de que Jon entrara en el grupo, aunque no podrías haberte dado cuenta porque sus teclas encajaban perfectamente en el álbum. Entonces, las canciones de aquella época eran un poco más complicadas porque yo intentaba llenar el espacio armónico con la guitarra. Todos los temas de "The Loser" los hemos escrito entre los cuatro, con Jon como compañero en igualdad en el proceso de composición.

Siempre he pensado que Gospel es una banda única, con esa mezcla de hardcore y progresivo tan difícil de encontrar. Así que siempre me he preguntado de dónde venían vuestras influencias, ¿qué tipo de bandas inspiran el sonido Gospel?

Gracias. Es difícil decirlo, entre los cuatro escuchamos de todo. Solo intentamos entretenernos haciendo la música que querríamos escuchar. Música terrible. El sonido de la banda tiene definitivamente sus raíces en el hardcore underground, el punk y la música indie de los 90, cuando las escenas eran más pequeñas y se entremezclaban. Los cuatro somos de la misma época y tenemos los mismos puntos de referencia en cuanto a música popular, grunge, metal y hip hop. Aun así, tenemos intereses musicales distintos que no siempre se alinean. El punk y el rock progresivo es donde se solapan. Así que es como "nos gusta el prog pero no somos tan buenos como para tocar prog, así que en vez de eso te vamos a dar esta versión punkarra del prog". De alguna manera funciona, supongo.

¿Quién es 'el perdedor' del título del álbum?

Nadie en particular. Todos somos perdedores. Todos perdemos.

Leyendo las letras, me han parecido algo misántropas y furiosas. Sin embargo, en las redes sociales pareces un tío divertido que está contando chistes todo el rato. ¿Qué tipo de cosas te cabrean?

Todo. Intento no fijarme mucho en ello. A nadie le gustan los quejicas y estoy en terapia. Prefiero intentar ser una ayuda antes que un coñazo. Así que, ¿misántropo? No. ¿Misándrico? Puede ser.

Está bien que digas que estás yendo a terapia porque en mi país hay una conciencia creciente sobre los problemas de salud mental. Desde los medios y las instituciones se anima a la gente a perder el miedo a hablar de depresión y ansiedad y a pedir ayuda. ¿Cómo te ha ayudado a ti?

Estoy vivo. Por favor, dadle prioridad a vuestra salud mental. Todos deberíamos ir a terapia, incluso aunque creamos que no nos hace falta. Por desgracia, todavía es salvajemente caro e inaccesible para mucha gente aquí en los Estados Unidos y todavía hay un estigma ligado a ello en muchos sitios. Ojalá esto cambie.

Hay unas cuantas referencias a padres e hijos a lo largo del disco, como si la paternindad y la infancia fueran temas centrales en las letras. ¿Es algo que te interese particularmente?

No me había dado cuenta. ¡Debería preguntarle a mi terapeuta! Ya en serio, son temas que tienen que ver con la onda general y la intención del disco, pero no el foco principal.

Parece que no he acertado mucho, ¿podrías contarnos un poco lo que te inspiró al escribir las letras?

Más que escritas, están representadas si es que eso tiene sentido. Así que no creo que necesariamente te hayas perdido algo, no es fácil descifrar sobre qué estoy farfullando. Odio escribir letras y estuve evitando escribir todo el nuevo material hasta prácticamente el último día de la grabación. Intento dejar espacio a la gente para que interprete las letras a su manera. Es una cosa muy screamo. Todas las cosas sobre las que grito son muy personales, eso es obvio. Procesar la rabia y la masculinidad tóxica que está siempre presente y muy dentro, poner en duda las ideas de redención y mejoría, las políticas de jardinización urbana, lo típico. En mi cabeza, el álbum es una serie de viñetas que cuentan una historia, una especie de arco abortado de redención o algo así. En plan "aquí está el tío del cigarro de 'Golden Dawn' diecisiete años después y no veas si es deprimente, ¿no?", algo gracioso. A lo mejor en 30 años se acaba convirtiendo en un musical de Broadway. Ese es el objetivo.

Ahora que estáis de vuelta en el negocio, ¿cómo ha cambiado el panorama musical desde que la banda dejó de estar activa? ¿Has visto alguna evolución para bien o para mal?

Difícilmente estamos "en el negocio" (risas). Es completamente diferente y no creo que puedas juzgar si para bien o para mal. Hay muchas cosas que son mejores y muchas que son peores. La música es mejor ahora, las escenas son más inclusivas y diversas. Pero aun así, nadie escapa del infierno capitalista. Echo de menos a Fugazi. ¡Ni siquiera vendían camisetas!

¿Vais a ser más activos en el futuro cercano o vais a desaparecer otra vez para volver dentro de quince años con un tercer disco?

Sí.

¿Tenéis planes de girar por Europa?

Todavía no, pero iríamos si nos invitan y podemos sacar algo de tiempo fuera del trabajo.

¿Vais a grabar y editar 'The Magic Volume of Dark Matter', esa canción de 23 minutos que se puede escuchar en directo en YouTube desde hace años? Sería épico.

¡Sí! Gracias por preguntar. Va a salir este verano como un 'omordnílap' de 12 pulgadas, o sea que la cara B te va a permitir escuchar la canción hacia atrás. Es bastante estúpido. La grabamos durante las sesiones de "The Loser".

Por último, hay un verso en 'Metallic Olives' en el que eres muy crítico con los terraplanistas y me ha llamado la atención porque te leí un tuit sobre vacunas y aunque en España son dos debates más o menos zanjados, parece que en Estados Unidos es bastante más controvertido. Desde aquí, la verdad es que el mandato de Trump parece haber sido todo un viaje. ¿Qué opinas de la situación política de tu país?

Sí, el verso de la Tierra plana es una referencia a esta basura de gente de la criptocultura como Joe Rogan, Trump y tal. América está desenfrenada con estos estúpidos de mierda, están por todos lados y tienen al mundo de rehén. Estaríamos mejor sin ellos. Cuando murió Meat Loaf escribí "I Would Do Anything for Love (But I Won't Get Vaxxed)" ["haría cualquier cosa por amor (pero no me voy a vacunar)", una referencia a la canción 'I Would Do Anything for Love (But I Won't Do That)' de Meat Loaf, que murió por COVID en enero de este año -ndt] porque el tonto del culo no se había vacunado. Que se joda. Aunque me encanta su música.

Fotografías: Mike Ferrari (Delphic)
  


COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA