hardcore punk / rap metal / thrash metal / groove metal
 Biohazard

CRÓNICA

Biohazard + Arrhythmia + Rise To Fall
Biohazard, Arrhythmia, Rise To Fall
25 de Octubre de 2013 por Jorge Azcona Sala Kubik, Vitoria 869 lecturas

Otoño es igual a temporada de salas. Tenemos bolos y grupos de todos los colores, los que vienen año tras año, los que llevamos esperando lustros, o los que tras una buena experiencia veraniega no tardan en hacer acto de presencia pocos meses después. Este es el caso de los neoyorquinos Biohazard, que tras su exitoso paso por el Resurrection Fest vuelven en forma de 5 fechas peninsulares. Esta vez tampoco falla la típica cita norteña, y además coincide con el nacimiento de de una nueva sala en Vitoria, ya existente pero que inicia su andadura en esto de los conciertos cañeros, la Kubik.

Tras un cambio de última hora en el orden de los teloneros nos resultó imposible ver a los bilbaínos Rise To Fall, pero por lo que nos contaron ya con la formación al completo tras una lesión del batería, y ofreciendo un bolo muy completo. Está claro que van subiendo peldaños poco a poco y entrar en carteles como este dan fe de ello.

Debido a esto, a los que sí pudimos presenciar fueron a los italianos Arhythmia. Totalmente desconocidos salvo por su reciente EP "Time No Coming Back" que conozco a raíz de esta crónica (es difícil encontrar su nombre hasta en la red), están acompañando a Biohazard en todas las fechas de la gira e incluso haciéndoles de pipas. Ya desde el principio me resultó difícil ubicarlos en una escena concreta, lo cual puede ser hasta bueno. Ritmos muy nü-metaleros se intercalaban con sonidos totalmente alejados a él, algún arreón esporádico, y sobre todo con una voz más rasgada no se me hicieron pesados en ningún momento y sonaron dinámicos. Veremos si logran asomar la cabezita después de este pequeño empujón.

Con una agradecida puntualidad británica salieron los de Brooklyn a arrasar con todo. Empezar con "Shades Of Grey" y "Urban Discipline" no está al alcance de cualquiera, y ellos lo saben. A pesar de estar la sala a medio gas se crea un buen ambiente, y no es para menos ante un set-list que exceptuando un par de temas puede transportarte perfectamente a mediados de los 90´. La sombra de Evan Seinfeld no es tan acusada como puede parecer, y es casi unánime la opinión de que están en un gran estado de forma. Billy Graziadei siempre me ha parecido un tipo con carisma y una voz muy personal a pesar de no haber sido nunca el principal foco de atención, y Bobby Hambel sigue moviéndose como un veinteañero. Así van cayendo clásicos de sus tres primeras obras, como "Wrong Side Of The Tracks" o "Tales From The Hard Side", ante el gozo del personal. Y yo el primero, pues aquél "State Of The World Address" es uno de los discos que más me han llegado a marcar. El único pero puede ser un sonido que sin llegar a ser malo del todo no es lo suficientemente lucido. Algunas voces y sobre todo un par de punteos se quedan por el camino, pero debo confesar que para tratarse de una discoteca (con lo que ello conlleva) no está mal distribuido y sonorizado el asunto. La única concesión y defensa del nuevo material llega con los dos temas más representativos del último álbum, "Vengeance Is Mine" y "Reborn", que no desentonan en absoluto y el movimiento general lo atestigua. En la recta final no falta la típica versión de Bad Religion"We´re Only Gonna Die", en donde Billy baja para poguear entre todos nosotros. El final se va acercando y tras un breve parón se despiden finalmente con "Punishment" y "Hold My Own".

Una hora y cinco minutos se pueden antojar escasos, pero en un bolo tan enérgico y sin apenas respiro como este no lo considero descabellado. La respuesta de la gente mejorable, y en cuánto a la nueva sala desearle suerte ya que ésta será la de todos para seguir disfrutando de grupazos como este.

COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA