punk rock / pop punk / alternative rock / pop rock / skate punk
 Blink-182
Nine
ZONA-ZERO
46
1 VOTO
46
+
Blink-182

Nine

Publicación:
Septiembre 2019
Sello:
Columbia Records
Productor:
John Feldmann, Tim Pagnotta, Matt Malpass, Andrew Watt, Travis Barker
Género:
punk-core, pop-rock
Estilos:
pop rock, pop punk

MEDIA

Tracklist

  • 01. The First Time
  • 02. Happy Days
  • 03. Heaven
  • 04. Darkside
  • 05. Blame It on my Mouth
  • 06. Generational Divide
  • 07. Run Away
  • 08. Black Rain
  • 09. I Really Wish I Hated You
  • 10. Pin the Grenade
  • 11. No Heart to Speak Of
  • 12. Ransom
  • 13. On Some Emo Shit
  • 14. Hungover You
  • 15. Remember to Forget Me

Miembros

  • Mark Hoppus: voz, bajo
  • Matt Skiba: voz, guitarra
  • Travis Barker: batería

Análisis

por el 20 Ene 2020
567 lecturas
He tenido varias dudas sobre si el último disco de Blink-182, titulado simplemente "Nine" al reflejar el orden cronológico que va a ocupar en la discografía de la banda californiana, merecía al menos el aprobado o si la puntuación debería, al menos, alcanzar el número 50. No es que piense mucho las notas que doy a los discos, pero cuando se trata de aprobar o no, quizá merezca la pena pensárselo dos veces.

Como al final he decidido “suspender” "Nine", empezaré por la principal razón que me ha llevado a tomar esa decisión, que no es otra que la artificialidad que emana. "Enema of the State" y "Cheshire Cat", los discos que les situaron como banda de referencia del punk pop hace dos docenas de años, estaban llenos de canciones simples, demasiado inocentes e incluso tontunas, pero que desprendían buen rollo, honestidad y ganas de divertirse por encima de todo. Parecían salidas de una sana atmósfera de colegueo entre amigos que cantaban al desamor, a las juergas y al alcohol.

Lógicamente no vamos a pedir que Mark Hoppus, que se encuentra ya más cerca de los cincuenta que de los cuarenta, o Matt Skiba sigan inspirados por las mismas cosas que hace veinte años, pero sinceramente, la línea por la que optan en este Nine simplemente no me convence. Sobre todo, porque me parece que empieza a perder coherencia con el legado de la banda. Que maduren es natural, pero permitiendo que las bases y sintetizadores ganen a los instrumentos y que el edulcorante de las melodías se te atragante desde la segunda canción, me parece que se equivocan.

Pero no todo es malo. Cuando mantienen la inmediatez, simplifican la base instrumental a guitarra, bajo y batería y son capaces de controlar el nivel de azúcar que introducen en las melodías de voz, siguen siendo efectivos. El problema es que prácticamente esos momentos se reducen a dos o tres canciones, entre las que destacaría la inicial "The First Time" y "Ransom". "Black Rain", donde cuesta distinguir los instrumentos, quizá sea el ejemplo más extremo de la por otra parte tónica predominante del disco.

Mi impresión es que Blink-182 se están acercando muy peligrosamente a ser unos Fall Out Boy. No sé si Tom DeLonge habría ayudado en evitar esto o si lo habría acuciado aún más, pero a pesar de que nunca ha sido santo de mi devoción, no sé si una vuelta del guitarrista podría introducir algún cambio en la línea musical de una de las bandas más divertidas que ha dado el punk. Porque tal y como pinta la cosa ahora mismo, yo ya no doy un duro por Blink-182.


Lo Mejor: Las pocas ocasiones en las que aún demuestran que son capaces de parir canciones simples pero efectivas.

Lo Peor: Todo suena demasiado artificial y bailongo.
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA