We Put Scissors Where Our Mouths Are
ZONA-ZERO
75
4 VOTOS
77
+
Bullet Train To Vegas

We Put Scissors Where Our Mouths Are

Publicación:
Septiembre 2005
Sello:
Nitro / Background Noise
Productor:
Alex Newport, John Greenham
Género:
punk-core

Tracklist

  • 01. Cut The Party To Pieces
  • 02. A Prescription For The Blind
  • 03. The Camera Eye Backbite
  • 04. On The Disclosure
  • 05. RFLCTR BTZ
  • 06. This Bed's Meant For Two
  • 07. And Sorrow's Native Son
  • 08. Feeding God To The Lions
  • 09. Removing Ground
  • 10. Fashion The New Black
  • 11. Some Goodbyes Last Forever

Miembros

  • Dan Sena
  • Erik Bailey
  • Greg Horton
  • Martin Cornish

Análisis

por el 20 Sep 2005
1573 lecturas
Una de esas casualidades de la vida hizo que hace cosa de un año, en un CD de esos variados tan recurridos desde la popularización del mp3, entre otros temas de emo / hardcore, venía uno de Bullet Train to Vegas. Por aquel entonces no sabía nada de ellos, pero su propuesta me llamó la atención. Fue una pena no encontrar más material suyo, pero es que hasta su fichaje por Nitro Records, el sonido de este cuarteto tan solo había visto la luz a través de unos cuantos Ep’s autoproducidos de escasa difusión. Por suerte, ha caído en mis manos el primer larga duración del grupo, en el cual queda constatado que esa agradable sensación que me quedó al escuchar aquel tema maquetero del que no recuerdo el nombre, no es fruto de la casualidad, sino del talento innato de Bullet Train to Vegas.

We Put Scissors Where Our Mouths Are” es el título de este primer disco de la banda (¿por qué a las bandas de hardcore les gusta tanto poner títulos tan largos?). En él, podemos encontrar 11 canciones que se alejan en parte del hardcore más tradicional. Estaríamos hablando de post-hardcore, o lo que es lo mismo, una mezcla eléctrica de punk, jazz punk, hardcore, noise-rock y emo. El sonido de la banda es bastante peculiar y original, por lo que hablar de sonido propio no es para nada osado, aún teniendo en cuenta que este es su primer disco de estudio y que a penas cuentan con rodaje profesional.

Grupos como Blood Brothers, Cave In, At the Drive-In o The Plot to Blow Up son algunas de las referencias más acertadas y aproximadas a la hora de hablar de Bullet Train to Vegas y su disco “We Put Scissors Where Our Mouths Are”. O lo que es lo mismo, se trata de un grupo que coge la fuerza y la rabia propias del hardcore y la distorsionan produciendo sonidos esquizofrénicos, alocados, originales y sorprendentes que se mueven entra el realismo punk y la ebriedad más psicodélica.

Uno no sabe en ningún momento que viene a continuación, pues el disco e incluso las canciones en sí, son cajas de sorpresas. Se entrelazan melodías con fragmentos brutales, los cambios de ritmos son realmente abundantes y las explosiones de energía descontrolada se suceden creando una atmósfera de lo más entretenida. Está claro que uno no se puede aburrir al escuchar este disco.

Bajo una producción de sonido garajero (supongo que esto estará hecho adrede, pues los productores del disco no son otros que Alex Newport y John Greenham, productores de prestigio y curtidos en el mundo del punk), las 11 canciones de “We Put Scissors Where Our Mouths Are” ofrecen un poquito de todo. Para empezar, el disco abre con “Cut the Party to Pieces”, un minuto y cuarenta segundos de locura sin control, en la que las guitarras parecen enfurecer por segundos, mientras que la batería machaca el ritmo tanto como puede al tiempo que Dan Sena rasga su voz y esputa palabras a una velocidad endiablada. También encontramos otras canciones de corte similar como “The Camera Eye Backbite” o “Feeling Good to the Lions”, en las que de nuevo, la composición se acelera cada segundo que pasa, ofreciendo ritmos que mezclan el hardcore más bailable con caos anárquico y riffs brutales, recordando en estos momentos a grupos como Letters to Organize.

Pero este trabajo va mucho más allá de la simple fuerza punk. Bullet Train to Vegas también demuestran tener buenas ideas, saber plasmarlas en una partitura, interpretarlas con sus instrumentos y que con el resultado en las manos en forma de cd, su propuesta acabe resultando de lo más original y fresca. Canciones como “And Sorrow’s Native Son” o “RFLCTR BTZ” son un espejo en el que muchos otros grupos deberían mirarse. Es difícil que te dejen indiferentes sus constantes cambios de ritmo y sus curiosos riffs de guitarra, sobre los que la peculiar voz de Dan Sena acaba de redondear el trabajo.

We Put Scissors Where Our Mouths Are” es un disco frenético, repleto de energía y una buena dosis de punk y hardcore en su faceta más esquizoide. Como únicos defectos destacables, estaría que el coverart es bastante pobre, la producción puede sonar excesivamente garajera para algunos y que el disco se hace realmente corto pues apenas dura media hora. No obstante, se trata de un debut fresco e interesante, cargado de buenas ideas y sorpresas. Este primer título internacional de Bullet Train to Vegas es una delicia para amantes del post-hardcore y un disco que no dejará indiferente a nadie que lo escuche.


Lo Mejor: El disco suena fresco y original a pesar de ser un debut. Variado y entretenido.

Lo Peor: Muy corto. Cover-art bastante simple.
 


COMENTARIOS

2 Comentarios

  • 77 Bueno
    USER_AVATAR
    jimjav
    Se queda a medias en muchas cosas, si se aclaran pueden sacar mucho jugo a su música.
  • 80 Bueno

    cristote
    Muy buen disco si señor. Me lo compre en barna por recomendación expresa de dos personajillos y la verdad es que no me ha defraudado para nada. Entre refused y the bronx como bien me dijeron.
 

DISCOGRAFÍA