extreme metal / black metal / gothic metal
 Cradle of Filth

CRÓNICA

Cradle Of Filth + Alcest
Cradle of Filth, Alcest, Naraka
23 de Octubre de 2022 por Jorge Azcona Sala Tótem, Villava (Navarra) 490 lecturas

Que Cradle Of Filth ya no vive su época dorada en cuanto a popularidad es algo que hasta la propia banda seguro es consciente. Quizá por ello, las huestes de Dani Filth se han hecho acompañar de unos invitados de peso como Alcest a lo largo de una extensa gira europea que alterna grandes salas con otras más discretas. Y de unas fuerzas tan renovadas que cuesta recordar tal estado de forma y esta actitud sobre el escenario.

Mucho antes de eso, a escasos minutos de las siete de la tarde (recordemos que se trataba de un domingo) salían a escena Naraka, nueva banda francesa cuyo principal aliciente fue contar con el mismísimo Franky Costanza a la hora de darse a conocer en "In Tenebris". A priori, su groove death metal orquestal de tintes industriales prometía ser interesante para quienes disfrutamos de Dagoba, pero si a la ausencia del batería -solo en funciones de estudio- sumamos temas tan planos y sin gracia como "Cursed", la gojiresca "The Black" o "Mother Of Shadows (curiosamente con la voz grabada de Lindsay Schoolcraft, ex-Cradle Of Filth) y un Théodore Rondeau más preocupado en quitarse la camiseta y mostrar tableta que en ofrecer más de una pose, el resultado no acabó de cuajar por ningún lado. En otras palabras, unos Dagoba descafeinados. Al menos, el frontman recuperó un par de puntos en mi cuenta particular al verlo disfrutar de Alcest en primera fila junto al resto de fans.

Y es que el proyecto principal de Neige, muy diferente al resto de bandas del cartel, fue para muchos el motivo de acercarse hoy aquí y dejar los prejuicios que pudiera haber con cualquier otra convirtiéndolos -casi- en el principal atractivo. Por mucho que su primigenia propuesta haya derivado en una suerte de post-metal con pequeñas vetas shoegaze, la suya es una de las evoluciones más coherentes de dicha escena. Con la habitual formación de cuarteto y sobre un manto de luces cálidas arrancaba "Les jardins de minuit", el mejor ejemplo de lo que hablo. "Spiritual Instict" ha conseguido justo eso, convertir a Alcest en otra banda sin que su esencia se haya perdido por el camino. Y si en algún momento te dio por pensar cómo sonarían las temidas armas de un single en un género como este, la respuesta estaba en "Protection" y, sobre todo, "Sapphire", dos temas en los que, una vez empastado el sonido, la gente voló en sentido metafórico gracias a sus hipnóticas melodías.

Como si las propias canciones lo pidieran, llegaron "Écailles de lune, Pt. 2" y "Autre temps" vestidas de azul. Colores invernales que inundaron la sala recordando a esa banda de black metal intimista que te transportaba a un mundo diferente helándote el corazón. Y quizá cuando más dentro de todo esto estábamos, llegó el momento de irse despidiendo con "Oiseaux de proie", que en mi opinión quedó a rebufo de otras, y la espiritual "Délivrance", creando uno de esos momentos mágicos que quisieras no acabaran nunca. Alcest es una banda única, y la estampa de un Neige de rodillas frente a su amplificador, en solitario, sintiendo la música, cuando toda la banda ya había desaparecido, fue simplemente reveladora.

Teniendo en cuenta que algunos de los discos de Cradle Of Filth están en lo más alto de mis altares y muchos otros me parecen bastante prescindibles, cabía la posibilidad de que el setlist cumpliera mis expectativas solo a medias. Sobre todo, viendo que venían confeccionando un repertorio algo extraño desde su último periplo festivo/veraniego. No me malinterpretéis, presentar cuatro temas de tu nuevo disco es algo -lógico- que dice mucho de la banda y la fe depositada en él. Más aún, cuando "Existence Is Futile" es de lo mejorcito que han facturado últimamente y temas como "Existential Terror", con la que abrieron, "Crawling King Chaos" o "Us, Dark, Invincible", que funcionó muy bien para cerrar el primer bloque, prometen quedarse mucho tiempo en la lista. El problema viene con la decisión de dar más cancha a discos discretitos como "Nymphetamine" o "Thornography" que a sus obras cumbre, incluir solo un par de temas menores de estas como "A Gothic Romance (Red Roses For Devil´s Whore)" estando por ahí otros como "Funeral In Carpathia", por ejemplo, o incluso rarezas (a pesar de que a "Scorched Earth Erotica" le tenga cariño y me parezca un temazo) a cambio de canciones que creíamos innegociables.

Y hasta ahí la única pega que pudimos encontrar a Cradle Of Filth en la noche de hoy, por muy raro que parezca y pese a todos los antecedentes que haya acumulado la banda en directo hasta la fecha. Aunque cueste identificarse con una formación que se renueva constantemente y que ya carece de grandes nombres, hay que reconocer que sonó (y lució) muy compacta. La calva de Marek Smerda en su habitual papel de Pinhead de Hellraiser, Daniel Firth y el "novato" Donny Burbage en su sitio, la teclista Zoe luciéndose en las partes vocales operísticas de "Nymphetamine (Fix)", y Martin Skaroupka repartiendo estopa en su pecera particular. Sin olvidar un Dani Filth que sorprendió a propios y extraños por su excelente estado vocal, tanto en los gruñidos más brutos como en su alarido marca de la casa. Es algo que agradecieron clásicos como "Summer Dying Fast", un rescatado "Nocturnal Supremacy" del lejano EP "Vempire..." o "I Am The Thorn", donde una bomba de confeti explotó por primera vez. Sí, resulta extraño ver un concierto de "black metal" cual fiesta de cumpleaños, pero a estas alturas de partido tampoco es algo que extrañe viniendo de Cradle Of Filth. De hecho, junto a una escenografía resultona que incluía dos esqueletos gigantes y unas raíces que brotaban hasta el pie de micro, acabó dando color a un concierto bastante currado visualmente.

Lo que sí me pareció muy acertado en cuanto a repertorio fue el bis final, con cuatro temas que repasaron de forma variada casi toda su carrera. Para empezar "Desire In Violent Overture" tras la intro "Venus In Fear" (¡que vale más que discos enteros!), único superviviente del magistral "Cruelty And The Beast" (quiero creer que por haberlo interpretado al completo en un tour especial justo antes de la pandemia). Más tarde cayó la sinfónica "Necromantic Fantasies" y "Gilded Cunt", para el deleite del sector más thrasher, y por último, como broche, "Her Ghost In The Fog". Imagino que cada uno tendrá sus preferencias, pero creo que es uno de esos temas imprescindibles que dejan al personal en lo más alto. Faltaron temas clásicos, también un par de horas de sueño el lunes por la mañana, pero la sonrisa tras ver a unos Cradle tan decentes y vivir una noche así de completa no nos la quita nadie.


COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA