extreme metal / black metal / gothic metal
 Cradle of Filth

ENTREVISTA

Cradle Of Filth por Javier Jimenez
04 de Septiembre de 2008 2559 lecturas
A primera hora de una fresca mañana nos encontramos con Paul Allender, guitarrista de los ingleses Cradle of Filth, en un céntrico hotel madrileño. Mientras un recién levantado Dani Filth terminaba el desayuno y el sol bañaba un cómodo solarium con vistas al ajetreo de la Gran Vía, estuvimos charlando con el bueno de Paul mientras se tomaba el primer café del día. Durante la entretenida conversación, en la que descubrimos a un tipo con los pies en la tierra y la vista puesta en lo que pasa en el mundo, el inglés nos contó detalles de su nuevo “Godspeed On Devil’s Thunder”, una obra conceptual sobre Giles de Rais (uno de los hombres de armas de Juana de Arco que se destapó como uno de los mayores asesinos en serie de la historia con decenas de víctimas a sus espaldas), que verá la luz el próximo 28 de Octubre.

Texto: Javier Jiménez
Fotos: Javier Jiménez, Cradle Of Filth


Buenas David, en primer lugar, gracias por tu tiempo. Después de haber escuchado vuestro nuevo disco varias veces, pienso que habéis logrado un buen trabajo. Felicidades!

¿Como fue el proceso de grabación? Hemos oído que fue mucho más corto que otras veces.

Sí, además fue mucho más fácil. La base de todo la empezamos hace tiempo un amigo mío, Mark Newby-Robson, y yo mismo. Empecé a escribir el disco durante nuestra gira americana el año pasado, unos cuantos temas, y se lo pasé a Mark. Él es un gran músico, compone sinfonías y demás. Trabajamos muy bien juntos, ya lo hemos hecho otras veces, todo va muy rápido, realmente rápido con él. Además tiene unas ideas muy, muy bizarras, lo que realmente es algo muy bueno para nosotros. (Risas). Si no fuese un músico, creo que se habría vuelto loco o algo, pero es un compositor increíble, además de un gran profesor de música. El caso es que, como te decía antes, en cuanto nos bajamos del escenario en el tour por América, me tiré tres meses escribiendo el álbum con ayuda de Mark. Escribimos todo el disco entre los dos.

De manera que cuando llegasteis al estudio estaba todo casi listo, ¿no?

Eso es. Teníamos grabadas las demos de todos los temas, todo lo que queríamos que sonara en el álbum, estaba grabado en esas demos, que saldrán en una edición especial del disco, junto con algunos temas que no pudieron ir en el álbum, ya que teníamos 15 temas escritos, además de algunas piezas instrumentales que había escrito Mark, que algunas irán en películas.

¿Así que Mark es el “teclista externo” al que se refirió Dani en una entrevista hace poco?

Eso es, es él.

Dave Pybos (bajista) dijo recientemente que el álbum es un 99% tuyo. ¿Que puedes decirnos de esta afirmación?

Sí. Básicamente yo escribí todo. Otras veces alguien tiene una idea y hablamos y probamos a ver si funciona. Pero para este, no lo se, me dediqué a hacerlo yo, simplemente. Lo cual puede ser una buena mezcla, lo escribes tú y sabes como quieres que suene, pero también tiene un lado negativo, porque sufres mucho estrés.

¿Así que llegas con los temas y le preguntas al resto, tíos tengo esto a ver si os gusta o directamente dices, tíos esto es lo que tengo y punto?

No, yo no soy así, pero podría. (Risas). Ha llegado un punto en el que nos conocemos bastante bien. Si yo llegara con unos riffs de guitarra y se los enseñara al resto, a Dani no le gustaría esto, a otro no le gustaría otra cosa, así que lo que hago ahora es que cuando escribo canciones, escribo cada sección por separado, no sólo las guitarras. Escribo primero los riffs, soy guitarrista, así que una vez que tengo los riffs me pregunto como puedo crear una atmósfera determinada en este riff con el resto de instrumentos. Una vez hecho esto creo las bases, de manera sencilla, con una batería muy básica, le mando los temas en MP3 a Martin (Skaroupka), el batería, diciéndole la atmósfera o el sentimiento que quiero para cada momento y el me hace tres o cuatro ritmos y yo elijo el que más me gusta. Después tomo unas cuantas notas y le mando todo a Mark, el tío de las sinfonías, contándole lo que quiero en cada sitio, en cada sección, que tipo de atmósfera, y así hasta tener el tema entero. Cuando está terminado lo escucho entero desde el principio hasta el final, pruebo algunas cosas y cuando lo tenemos todo, se lo mando otra vez a Martin, le digo lo que quiero y el hace los ritmos definitivos, y en ese momento ya se pueden pasar los temas a la oficina y es entonces cuando ellos dijeron: “Joder, es increíble”.

¿Será entonces Mark vuestro teclista para la gira?

No, será Rosie (Smith), Mark sólo escribió las partes de teclado, pero Rosie está todavía con nosotros, de la misma manera que Charles (Hedger) a la guitarra, pero no participan en la composición del disco.

¿Podemos encontrar alguna colaboración en el disco?

Contamos con Doug Bradley, el de Hellraiser. Intentamos conseguir a Candyman, Tony Todd, ¿sabes quién es? El caso es que se lo propusimos y no conocía mucho la historia de Giles de Rais y no se quiso implicar, pero estamos muy contentos con Doug Bradley, hizo un gran trabajo.

¿Cómo llega Giles de Rais a vuestras vidas?

Por Dani, él escribió todo el concepto de Giles de Rais, el personaje y demás. Básicamente buscaba los aspectos oscuros del personaje, no sólo su faceta de guardaespaldas de Juana de Arco, el álbum, desde el principio hasta el final, trata de su vida, desde sus inicios, su acercamiento a la magia negra y la hechicería y hacia el final su lucha con la Iglesia.

Dani comentó recientemente que este es vuestro álbum más extremo, dramático e inquietante hasta la fecha. ¿Estás de acuerdo con esa afirmación?

Totalmente, de hecho cuando lo escuchó mi pareja por primera vez me dijo: “Cariño, es como una onda expansiva”, no musicalmente, personalmente, pero eso inevitablemente se refleja en la música. Cuando lo escribí, estaba realmente cabreado, frustrado y deprimido, y todo esto aparece en el álbum.

Las letras ciertamente son inquietantes, no sólo en este disco, sino en casi todos los anteriores, pero no lo enfocáis a Satán, como hacen otras bandas del género. ¿Qué piensas de ello?

Creo que es una pose. A toda esta gente cantando cosas sobre el infierno, maldiciones y demás yo les diría: ¿que coño pasa contigo tío?. No se, quizá depende de donde hayas nacido. Creo que ahora mismo hay cosas realmente inquietantes a nuestro alrededor y ninguna tiene que ver con cornudos demonios bañados en sangre. Sólo tienes que echar un ojo a las noticias del mundo, a lo que está pasando, todo eso es real, ¿sabes? Eso no es creer en ello o no, está ahí fuera. Giles de Rais era real. Hay gente que compone canciones sobre el día a día, en las que es difícil ser honesto con toda la mierda que hay, el terrorismo y cosas del estilo a nuestro alrededor, y creo que son cosas bastante más inquietantes que hablar sobre un maldito demonio, así que muchas veces cuando ves o te llega una banda y te dice: “Somos una banda muy extrema que canta sobre el diablo”, dices, vale y ya está. No es más que una jodida pose.

Pudimos escuchar “Godspeed on the Devil's Thunder” y creo que en cuanto al sonido, es más atmosférico que extremo, aunque es más contundente quizás que otras de vuestras producciones.

Si, eso es.

¿Es algo que buscabais o fue más labor del productor?

Mientras estaba escribiendo los temas nuevos, tenía en mente que quería una producción como la del “Thornography”, es una producción rápida y contundente, pero se puede escuchar todo perfectamente. Hemos quedado muy contentos con la producción. Estuvimos en el estudio dos meses, Andy Sneap estuvo con nosotros, y yo creo que el hecho de que fuera él la persona que lo grabó, mezcló y masterizó hizo que el sonido de este disco sea así. Andy es un gran amigo nuestro, de hecho es más amigo que compañero de trabajo, hemos combatido en unas cuantas batallas (Risas), pero aparte de eso, ha hecho un trabajo brillante y está muy contento. Nos ha dicho que quiere participar con nosotros en el próximo. En el caso del “Thornography” él sólo hizo las mezclas y nos dijo que no estaba mal, pero con este último, desde que escuchó los temas por primera vez, nos dijo: “Joder, esta mierda es increíble”, y es genial escuchar eso de un productor, sobre todo cuando está haciendo su trabajo con otras bandas y les cuenta lo de puta madre que suena el disco nuevo de Craddle Of Filth, lo que es jodidamente increíble para nosotros.

El artwork causó cierta controversia en internet porque algunos fans de la banda dijeron que parecía más la portada de un videojuego que la portada de un álbum de rock. ¿Qué opinas del artwork?

Buscábamos algo diferente, y realmente es diferente. El tema es que parecen imágenes 3D de ordenador, pero realmente está hecho a mano, está hecho con el ordenador, evidentemente, pero el tipo que lo hizo lo pintó a mano directamente en el ordenador, ya que así es como trabaja él, es su estilo. Quizá Dani le dijo que quería algo determinado, pero yo me encargué de la música exclusivamente.

¿Qué tal se presenta vuestro DARKEST TOUR con bandas como Moonspell o Gorgoroth?

En principio no vamos a tocar temas lentos, vamos a echar una mirada atrás y a tocar temas antiguos, de hecho del nuevo álbum tocaremos sólo un par de temas en cada concierto, todavía no hemos decidido cuales. Seguro que será bueno y divertido, pero para serte sincero, nunca he sido un gran fan de Gorgoroth, por ejemplo, porque no me he parado mucho a escuchar su música. Generalmente cuando vamos de gira con otras bandas, que si, escuchamos algo de su música y algunas nos encantan, hasta que no los ves tocando en directo no te das cuenta de lo jodidamente buenos que son.

¿Nos puedes avanzar algo de esta gira?

El set de escenario todavía no se ha terminado de diseñar. Espero que sea algo parecido a lo que nosotros queremos, porque normalmente no es así. (Risas) La idea es meter cosas bastante retorcidas en él, para hacerlo parecer... ¿Conoces los dibujos de Cthulhu?

Sí, claro.

Es como si fuera su reino, con cosas retorcidas, tentáculos y tal.

El tour cruzará toda Europa, pero no tiene fechas españolas.

Eso no tiene nada que ver con nosotros, pero te diré una cosa, no es realmente nuestro show, es más como un mini-festival. Todo comenzó con el promotor y Alemania estaba como más interesada en el tour y eso es todo.

¿Que preferís, festivales o salas?

Prefiero las salas, clubes pequeños, no me gustan los festivales, es decir, si tengo que hacerlo, tengo que hacerlo, es mi trabajo, obviamente, pero prefiero 1000 personas que 800.000. Me encantan las salas, es más cómodo, más sudoroso, caliente y recibes más del público

¿Que hace que un tipo que empieza tocando temas de Aerosmith y Roxette caiga en el lado oscuro?

¿Roxette?

Eso decías en una entrevista hace poco

Obviamente cuando respondí a esa pregunta no estaba muy atento, porque Aerosmith... si, pero ¿Roxette? (Risas) No es que tenga nada en contra de ellos. Me gustan muchos tipos de música, clásica, jazz, supongo que es parte de ser un músico, pero ¿el lado oscuro? Ya había estado allí, nací allí. Recuerdo cuando era un niño y estaba creciendo, mi padre solía escuchar canciones de rock de los 50 y los 60, empecé por ahí, aunque no la escucho mucho ahora, me encanta, es la música con la que crecí, pero al tiempo escuché a Maiden, fue un descubrimiento para mi, esa música hacía salir la presión en mi vida, y pasé a Judas Priest y Motorhead y fui bajando y bajando desde ahí hasta Slayer, Napalm Death, Suffocation, como casi todo el mundo del rollo, seguí bajando y ahora estoy en Craddle. (Risas).

Sabemos que en tema de artes marciales eres bastante bueno. ¿Enseñas o es un hobby a día de hoy?

A día de hoy no, pero cuando vuelva al Reino Unido me gustaría enseñar. Antiguamente vivía en Lisboa y allí enseñaba en una comisaría de la policía local dos veces por semana un par de horas, no sólo artes marciales o defensa, sino también control de violencia y demás, lo que estaba muy bien. Me gustaría enseñar otra vez, me encanta, yo he estado aprendiendo desde los seis años y sigo haciéndolo.

¿Te ves en un escenario con 50 o 60 años?

No creo que pueda dejarlo del todo, porque después de tantos años viajando y estando de gira, si no tuviera algo de eso, creo que me volvería loco, así que, ¿sobre un escenario a los 50? Probablemente sí, pero seguro que sin maquillaje. (Risas). Está llegando a un punto en que ya se hace un poco pesado hacerlo una y otra vez, pero simplemente tocando, seguro que si, me encanta, pero maquillado... no.

En ese momento pasa Dani Filth y Paul le para y le pregunta:

Paul: ¿Dani, que opinas de subirse maquillado a un escenario con más de 50?

Dani Filth: ¿Quién?

Paul: Nosotros.

Dani: Oh, claro. Bueno, a saber. (risas)

Y se pone a contar una historia sobre viejecitas y maquillaje, al principio para nosotros y luego sólo para él mientras sigue andando y se pone a mirar los tejados madrileños.

En muchas entrevistas de diferentes miembros habéis comentado que os gusta leer, ¿puedes recomendarnos un libro?

¿Leer? ¿Yo? (Risas). Eso Dani.

Por último, ¿hay algo que quieras decirle a vuestros fans españoles?

Sí, gracias por el apoyo, si no fuera por vosotros apoyándonos no podríamos hacer lo que nos gusta, tocar y hacer música, así que esto es como un jodido apretón de manos para todos, muchas gracias, de verdad.

Gracias a ti por haberte molestado durante tu desayuno
No te preocupes, gracias a vosotros.
  


COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA