black metal / thrash metal
 Deströyer 666
Wildfire
ZONA-ZERO
85
10 VOTOS
68
+
Deströyer 666

Wildfire

Publicación:
Febrero 2016
Sello:
Season Of Mist
Productor:
Género:
metal
Estilos:
black metal, thrash metal

MEDIA

Tracklist

  • 01. Traitor
  • 02. Live and Burn
  • 03. Artiglio del Diavolo
  • 04. Hounds at Ya Back
  • 05. Hymn to Dionysus
  • 06. Wildfire
  • 07. White Line Fever
  • 08. Die You Fucking Pig
  • 09. Tamam Shud

Miembros

  • K.K. Warslut: bajo, voz, guitarra
  • Perracide: batería
  • Felipe Plaza Kutzbach: bajo, voz
  • R.C.: guitarra

Análisis

por el 03 Mar 2016
1620 lecturas
Quien decide ser valiente y ponerse este “Wildfire” entiende muy a las claras una cosa sobre los grupos que impregnan de thrash sucio todo su black metal, como es el caso de Deströyer 666: esta gente no cambia, si acaso se vuelven más siniestros con la edad, o empeoran sus problemas con el alcohol o las drogas, pero nunca les escucharás haciendo un disco conceptual sobre el cambio climático.

Ya en el disco, cuando comienza a sonar “Traitor”, además de venirse encima esa avalancha a lo Slayer, echan a andar también esos riffs tan característicos, tan tenebrosos y tan heavies de estos australianos, y vuelven a la memoria momentos míticos de su discográfica, esa que contiene discos tan infravalorados “Unchain The Wolves” o “Phoenix Rising”, y siempre alejada de los tops clásicos del black metal.

Una parte a destacar en esta vuelta satánica a los ruedos es volver a escuchar de vez en cuando esas influencias que hacen tan suyas, como ese ambiente cochambroso crust que tan bien le dan Darkthrone a sus discos, algo muy apreciable en la segunda “Live And Burn”. Si últimamente les había dado por alargar mucho las canciones y darles cierta progresión, aquí el invento se ha acabado, salvo por momentos muy específicos como la instrumental y adictiva “Artiglio Del Diavolo” o la cambiante “Hounds At Ya Back”, demasiado grandilocuente pero que gana a medida que se acelera. Y de revoluciones va sobrada “Hymn To Dyonisus”, y de otras acertadas influencias, como las de Dissection o Emperor, de los que aprenden las claves de la épica y del black con cierta sinfonía, que no melodía, ojo.

La segunda parte del álbum es leve y fácil en cuanto a técnica, y eso le da una vida increíble a la parte final. Por ejemplo, la homónima “Wildfire” es un tiro thrash con otro riffazo marca de la casa y con un solo que nos devuelve de un tortazo a 1988. O como el momento de macho alpha trve que tienen en “White Line Fever” (sí, va sobre pasarse de la raya) y que no podía faltar.

Para acabar, K.K. Warslut y compañía se toman un último sorbo de la copa de punk black costroso que los amigos Fenriz y Nocturno Culto preparan tan bien, para hacer así de “Die You Fucking Pig” una olla a presión repleta de black que suena con igual o más mala leche que su título.

Y llegado el final, “Tamam Shud” hace de los últimos minutos una de las mejores partes del disco, con un subibaja de riffs oscuros, con coros pletóricos que cantan “I hear her callin' my name / oh it's time to go” y con una historia bien interesante detrás, pues narra el caso del "Misterio del Hombre de Somerton”, hecho real ocurrido en su Australia natal y del que merece la pena leer un poco.

Para haber estado 7 años esperando, hay que decir que “Wildfire” colma todas las expectativas, y alegra comprobar que aún hay grupos dispuestos a plantar cara a sus mejores éxitos y a intentar el más difícil todavía. Vale que ya no se queman iglesias, pero el anticristo sigue vivo y coleando.


Lo Mejor: Una vuelta increíble y a un nivel más que notable.

Lo Peor: Cualquier tiempo pasado fue mejor. O eso dicen.
 


COMENTARIOS

2 Comentarios

  • 91 Muy Bueno

    dumokk
    Vaya pepinaco.El alma de los mejores Celtic Frost, la velocidad de Slayer y la épica de Bathory.
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Wakibu
    PEPINAZO
 

DISCOGRAFÍA