The Infinite Wonders of Creation
ZONA-ZERO
92
8 VOTOS
73
+
Luca Turilli

The Infinite Wonders of Creation

Publicación:
Octubre 2006
Sello:
SPV
Productor:
Sadcha Paeth
Género:
metal

Tracklist

  • 01. Secrets Of Forgotten Ages
  • 02. Mother Nature
  • 03. Angels Of The Winter Dawn
  • 04. Altitudes
  • 05. The Miracle Of Life
  • 06. Silver Moon
  • 07. Cosmic Revelation
  • 08. Pyramids And Stargates
  • 09. Mystic And Divine
  • 10.The Infinite Wonders Of Creation

Miembros

  • Luca Turilli

Análisis

por el 16 Oct 2006
1804 lecturas
Hablar de Luca Turilli es hablar de unos de los guitarristas con más nombre y fama dentro del panorama metálico europeo. El singular (y controvertido) guitarrista de los no menos populares Rhapsody, lleva ya algún tiempo deleitándonos con sus obras en solitario, y por suerte para aquellos que disfrutamos con su excelente trabajo, aquí está una nueva entrega bajo el título “The Infinite Wonders of Creation”.

The Infinite Wonders of Creation“ es la conclusion a la trilogía discográfica que comenzó con “King of the Nordic Twilight” en 1999 al que siguió “Prophet of the Last Eclipse”, y en este caso, estamos ante una obra mucho más personal y variada que el resto de sus trabajos en solitario.

Lo que más llama la atención tras escuchar este disco de cabo a rabo por primera vez, es que la presencia de guitarras ha descendido considerablemente. De hecho, apenas encontramos unos pocos (pero sencillamente sublimes) solos a lo largo del disco. Se trata cuanto menos de un detalle curioso, pues cuando los grandes guitarristas tienden a publicar material en solitario, se dan un hartón de protagonismo en las composiciones incluyendo solos de guitarra imposibles a diestro y siniestro y centrando las obras en las líneas de guitarra.

No obstante, Luca Turilli ha optado por otro camino en este disco: guitarras las justas. El protagonismo es para las atmósferas, los teclados y las orquestaciones clásicas de talante épico y grandilocuente. Aunque no sea estrictamente hablando un disco de ópera metal, la sensación que a uno se le queda tras escuchar “The Infinite Wonders of Creation“ es la misma. La elegancia, la potencia compositiva, la fantasía y el romanticismo propio de una gran obra del siglo XIX está ahí, combinado con el metal más fantasioso, veloz y armónico.

El disco entero utiliza como inspiración la naturaleza y su grandeza, algo que queda perfectamente reflejado en la lírica y en la música. Sin lugar a dudas, la intención del compositor, se ha plasmado en su obra sin ningún tipo de salvedad.

Y por si eso fuese poco, estamos ante un disco técnico pero al mismo tiempo, muy pegadizo. Las composiciones de Luca Turilli, sin necesidad de recurrir a repetitivos estribillos, logran meterse en la cabeza del oyente gracias a melodías contundentes y unos pasajes que alternan de forma perfecta lo etéreo con lo terrenal. Dicho de otro modo, es como coger lo mejor de Therion y Haggard y mezclarlo con Within Temptation y Nightwish. Eso sí, aunque no sea muy partidario de las comparaciones con otras bandas, diré que las mayores similitudes de “The Infinite Wonders of Creation“ las encontraremos con Epica o After Forever.

A parte de la maestría compositiva y como guitarrista de Luca Turilli, cabe destacar también otros aspectos como su asombroso y laborioso trabajo con los teclados o las impresionantes voces de Bridget Fogle o Dominique Leurquin, apuntaladas puntualmente por la voz masculina de Olaf Hayer. Es precisamente en este apartado vocal donde más matices encontramos, pues la voz de ambas cantantes se adapta en todo momento a la música. Encontramos momentos operísticos, voces sinuosas y sensuales y momentos de fuerza y energía, aspecto en el que destaca Bridget Fogle. Sin lugar a dudas, Luca Turilli demuestra una vez más que en esto de rodearse de buenos colaboradores no hay quien le gane.

Escuchando con detenimiento “The Infinite Wonders of Creation“ uno tiene la sensación de estar ante un disco redondo, una obra maestra. Tal vez no invente nada, pero es que no lo necesita. Hay canciones para todos los momentos, combina todas las ramas del metal sinfónico y desde la introducción de corte clásico y wagneriano hasta la épica y larga última canción, mantiene ese nivel altísimo. A destacar la rotunda y potente “Mother Nature”, la épica y casi power-metal “The Miracle of Life” (sin lugar a dudas el mejor tema para los amantes del heavy clásico) o esa balada a base de piano y tenues orquestaciones llamada “Silver Moon”.

Luca Turilli se vuelve a destapar como lo que es: un genio que sobrevive a modas e incluso a la banda que le catapultó a la fama. Estamos ante uno de los mejores discos del año metálico sin ningún tipo de duda.


Lo Mejor: Las composiciones épicas, ambientales y variadas. Los apoteósicos coros operísticos y el trabajo vocal.

Lo Peor: Que Luca Turilli no tenga el reconocimiento en nuestro país que se merece.
 


COMENTARIOS

5 Comentarios

  • 10 Horrible

    amafake
    qué putísima basura ¿alguien ha oído las guitarras? ¿este tío es guitarrista? ¿en la misa de su pueblo quizá? es que, de verdad, no sé si me produce más risa o más arcadas
  • 93 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    gonzalo
    Coincido con el análisis, gran disco y gran músico!
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    tanoka
    Genial Luca. Yo creo que un análisis no va de gustos sólo, hay que reconocer que es un puto genio. Me ha molado mucho el análisi Jairo ;)
  • 27 Malo
    USER_AVATAR
    Sepulchaos
    Pues ami no me parece tanto, la verdad es ke no me gusta.
  • 90 Muy Bueno

    PetrucciStyle
    Este semidios de la guitarra hace maravillas allá donde esté. ¡Discazo!
 

DISCOGRAFÍA