Vatúa!
ZONA-ZERO
70
15 VOTOS
65
+
Sapo

Vatúa!

Publicación:
Septiembre 2002
Sello:
Vale
Productor:
Sona9
Género:
pop-rock, nacional
Estilos:
pop

Tracklist

  • 01. Sarah
  • 02. Mazinger Z
  • 03. Tubercle Ultratomic
  • 04. Baglava i Minaret en J
  • 05. Turkish Shoes
  • 06. Jols
  • 07. L’Abella Maya
  • 08. Sapo
  • 09. Cadem a i Mitxa
  • 10. Em Caus Malament
  • 11. En Manel
  • 12. Patufet
  • 13. Amic
  • 14. Mandarines

Miembros

  • Gabi Díaz
  • Jordi Busquets
  • Xevi Camp
  • Lluís Riera

Análisis

por el 23 Sep 2003
8076 lecturas
El nuevo metal en España es un género que está empezando a levantar el vuelo. Se empieza a oír muchos grupos, de los cuales la mayoría cantan en español o en inglés. También podemos encontrar ejemplos de grandes grupos que cantan en euskera, pero por lo menos en Cataluña se echaba de menos un grupo mediático que cantase en catalán. Pues bien, Sapo es el grupo que ha roto barreras y se ha lanzado a cantar en catalán, eso sí, esto no es nü-metal del de “toda la vida”, es algo MUY distinto, un concepto musical, como diría alguno, bastante “desviado”.

El estilo de Sapo se podría enmarcar como funky metal, puesto que su sonido mezcla en todo momento melodías funky, rapeos y unos estribillos muy cañeros y agresivos. ¿Agresivos? La verdad es que esta palabra no parece pegar mucho con el grupo, y es que sus letras son totalmente distinto a lo anteriormente escuchado. Lírica esperpéntica, puro cachondeo y bromas. Dedicarle un tema a los caramelos Halls, Mazinger Z o la abeja Maya dice mucho de la idea que quiere transmitir este grupo. Otro elemento característico es la voz del cantante Gabi Díaz, no por que sea singular, sino porque le gusta jugar con la voz, hacer imitaciones y cantar actuando. Escucharemos a lo largo del disco imitaciones de la voz de una niña pequeña, voces guturales, voces de niña pija… Toda una locura.

“Vatúa!” es la versión mejorada de su primera grabación “Vatúa l’Olla!”. Su primera grabación era una maqueta autoproducida que se vieron obligados a grabar cuando la gente les insistía para comprar sus canciones tras los conciertos. Hicieron tan solo las necesarias para pagar la grabación, y cuál fue su sorpresa al ver que todas se vendieron en pocos días. A raíz de esto, decidieron ponerse mucho más en serio y participar en uno de los concursos musicales más importantes de Cataluña, el SONA9. Como no podía ser de otro modo, ganaron. A partir de ahí se hizo una campaña de publicidad bastante importante, que convirtió al grupo en algo así como un “míto” para sus fieles seguidores.

Este disco no gustará posiblemente a los más serios, a aquellos que entienden el metal tan solo como canciones oscuras, siniestras y depresivas, pero sin meternos ahora en el tema de la lírica, hay que quitarse prejuicios y escuchar la música. Son realmente originales, su sonido no tiene fácil comparación, y la calidad de sus melodías funky son dignas de mención. Ahora bien, la lírica es difícil de catalogar. Como la propia banda reconoce, se trata de “bromas hechas canción”, que tienen una continuidad en los escenarios. Sin lugar a dudas son letras divertidas, y la originalidad de las mismas es innegable. A ver quien encuentra semejante paja mental en otro sitio…

El disco empieza con “Sarah”, una pequeña introducción en la que una voz femenina nos dice en francés que Sapo es el grupo revelación del año (viva la modestia) con un fondo de acordes electrónicos muy dispersos, más bien son sonidos, ya que no forman ningún tipo de canción. Tras unos segundos, escuchamos una guitarra durante segundos, y la misma señora repitiendo “Sapo”, para inmediatamente enlazar con el primer tema de verdad del disco: “Mazinger Z”. La melodía general es funky, con una excelente intervención del bajo, que suena profundo y pesado, y es que el trabajo de Lluís Riera es soberbio durante todo el disco. La voz llama la atención, ya que imita la voz de una niña pequeña, que nos explica que tenía una camiseta de Mazinger Z. Tras el primer momento de funky, llega un estribillo en el que la melodía funky se torna más metalera, para dar paso a un fragmento de funky mucho más técnico que el primero, después más guitarreo agresivo y contundente, un poco más de funky simpático y un último coro potente.

Si la canción de antes te dejaba patidifuso por su curiosa lírica, prepárate para escuchar “Tuercle Ultratómic” (Tubérculo Ultratómico). La canción es mucho más pausada y lineal que la anterior, con el bajo de nuevo como principal actor. La voz de Díaz esta vez está sobreactuada (adrede) para sonar como la de un niño. Fragmentos en los que la guitarra de Jordi Busquets saca notas distorsionadas sirven de unión entre el cuerpo central de la canción y los gritos más intensos que sirven de seguidilla. “Baglava i Minaret en J” riza el rizo. Es más bien un sketch, con toques arábicos, en el que se repite una frase que llama la atención: “Purreig, Nova York, Istambul”. Después llega “Turkish Shoes”, que utiliza la frase anteriormente como estribillo, sobre un fondo musical intenso y guitarrero con una melodía arábica de fondo. La canción se debate entre el funky con mayor tendencia al hip-hop del inicio, el metal del estribillo y el hard-rock de las seguidillas. Precisamente es en una de las seguidillas donde suena un solo de guitarra muy retro que engancha y convence a las primeras de cambio. Finalmente, más voces en francés dan paso al que fue primer single de la banda: “Jols”.

“Jols” es una transcripción fonética de la marca de caramelos “Halls”. Por lo tanto, este tema es el que está dedicado a los caramelos, como antes dije. La canción regresa a la estructura de funk setentero con un estribillo metalero a la orden del día, y la lírica, básicamente trata sobre la adicción que alguien a susodichos caramelos, y hace una interesante comparación entre los Halls, las pastillas Juanola, los Chupa Chips… ¿Os podéis hacer una idea del estilo de este grupo? Finalmente, la canción entrega una frase que a mí jamás se me va a olvidar por lo absurdo de la misma: “Puc constatar que aquesta gent es molt bona, arribaràn molt lluny, qui més qui menys estem morenos”, o lo que es lo mismo: “Puedo constatar que esta gente es muy buena, llegarán muy lejos, quien más quien menos estamos morenos”. ¿A qué viene? No lo sé y posiblemente jamás lo sabré, pero la primera vez que lo escuchas no puedes dejar de reírte (si lo escuchas con amigos y en pleno colocón, la cosa se multiplica por mil).

Tras los caramelos llega la visión particular de Sapo hacia un hito de la televisión infantil: “L’abella Maya” (La abeja Maya). La canción funciona distinta a otras, ya que esta vez empieza por la parte más dura, y después los fragmentos funk suenan algo más potentes y agresivos. La voz vuelve a cambiar, para mezclar el acento gutural con otros momentos en los que la voz suena a frikie adolescente con la cara llena de espinillas (espero que me entendáis el simil). Musicalmente, siguen siendo muy interesantes, y es que insisto: si no te gusta (o no entiendes) las letras, fíjate en la música, porque es realmente original y buena. Para que os hagáis una idea, grupos consagrados como Dover y Gossos se han declarado admiradores de esta joven banda de Manresa (Barcelona).

“Be Agressive” de Faith No More ha estado de moda últimamente puesto que sus famosos coros de animadoras fueron supuestamente plagiados por Marilyn Manson. Pues bien, “Sapo” (la canción) empieza con unos mucho más similares cantos de animadoras. La canción repite un trabajo de bajo exquisito, mientras que la guitarra suena igualmente bien pero con un tomo mucho más “cómico”, algo igualmente habitual en el grupo. El estribillo repite fórmula de caña metalero, y la seguidilla en esta ocasión son los cantos y los coros de las cheerleaders.

Una nueva intermisión o sketch, es “Cadem a i Mitxa”, 54 segundos de la conversación por móvil entre una universitaria pija y una hipotética amiga a la que no se escucha. Totalmente delirante. El título de la canción vuelve a ser una trascripción fonética, ya que en verdad sería “Queden a i Mitja” (Quedamos a y Media). Tras esta conversación, llega uno de los temas más interesantes: “Em Caus Malament” (Me Caes Mal). Un inicio lento y profundo, un fondo musical sobre el que el cantante inventa voces y más que cantar relata la historia de un amiga frustrada. La tónica sigue y tan solo se ve interrumpida por los coros y el estribillo agresivo y repleto de fuerza. Y tras uno de los estribillos, llega una increíble seguidilla, más típica del aggro metal, pero que suena adictivamente bien, y que al mismo tiempo sirve de cierre para la canción.

“En Manel” empieza con acordes de piano, que van derivando en el cuerpo de la melodía durante un minuto, tras el cual se enlaza con “Patufet”, una reversión de un cuento clásico catalán. Le añaden el móvil, una “chati” y muchos toques de humor. Gabi Díaz vuelve a demostrar su versatilidad al cantar intercambiando voces. Todo un espectáculo. “Amic” (Amigo) es el tema más largo del disco, con 6:21. La canción está construida sobre riffs de bajo, con una original melodía que comparte elementos del metal, el funk, el soul, el pop… Una canción buenísima musicalmente hablando. Y ya, para cerrar este “Vatúa!” llega “Mandarines” (Mandarinas). Un curioso relato sobre los peligros de comer mandarinas. La melodía repite la estructura de funk y estribillo más duro y roquero, aunque en esta ocasión tiene cierto “tufillo” a época disco en sus momentos funk y una seguidilla realmente buena sacada directamente de las clases de interpretación made in Faith No More. Y es que en cierto modo, algo así solo se puede comparar al rock psicodélico y frikie de Mike Patton y su ex – banda. Si por necesidad alguien necesita una comparación, le diré que a mí Sapo me suena a una mezcla intensa de Faith No More, Red Hot Chili Peppers, The Supremes, Bloodhound Gang y O’Funk’Illo.

En definitiva estamos ante un disco que se sale de lo común, una pieza que innova, se revela original y que al mismo tiempo rompe con la “seriedad” y la agresividad lírica y estética de los grupos de nuevo metal. Yo recomiendo este disco, aunque una de dos: o te gusta muchísimo o no querrás volver a saber nada de ellos.


Lo Mejor: Mucha Originalidad.

Lo Peor: Que no te guste el rock cachondo.
 


COMENTARIOS

12 Comentarios

  • 100 Excelente
    USER_AVATAR
    SpacemanSpiff
    Seeeeeeeeee! Sapo ara i fins al final! Seeeeeeeeee!
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    mitp
    de puta mare
  • 80 Bueno
    USER_AVATAR
    fear57
    musicalmente me parecen muy buenos, para mi son unos primus catalanes con letras ridiculas, me gustan bastante
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    bob_harris86
    Seran estupidos, absurdos y lo que quieras, pero hacer esos textos y ponerles musica no es facil, yo tambien he tenido un proyecto de ese estilo (Parra Rock) y no es coser y cantar. A mi me hacen reir y disfrutar, por eso les doy la puntuacion ke a mi parecer se merecen
  • 10 Horrible
    USER_AVATAR
    Danny_Carey
    penosos y ridiculos
  • 100 Excelente

    brius_555
    gran disco, grandes artistas y brutales en directo y lo mejor de sapo? ke se saben reir de ellos mismos (eso los ace grandes) ah... el monologo despues de jols--> es exo por un amigo del cantante ke es profesor aki a manresa ke tenia tantas ganas de salir en el disco ke aciendo gala de su buen umor se marko ese monologo! la polla todo en conjunto! desde aki vui saludar al gabi i a tot a SAPO en conjunt i desitjarlis molta sort per la gira ke stan dunan per catalunya presentan el seu 2n treball "pastanaga"
  • 10 Horrible
    USER_AVATAR
    Kimi
    no me gustó nada el cd...en fin, hay gustos para tod@s no?
  • 90 Muy Bueno

    SheMornie
    Originales, catalanes y ademas majísimos.
  • 90 Muy Bueno

    Youandme
    Sapo ha inspirado a mi proyecto de cachondeo Aguja Power. Han demostrado que se puede hacer buena música y divertida al mismo tiempo.
  • 70 Bueno

    Metallico
    Vale, solo son graciosos al principio, pero su música está muy por encima de otras "vacas sagradas" del metal español. Me gustó mucho su maqueta, y los cambios que meten al disco lo mejoran. Encima sus conciertos son inolvidables, por su directo y por lo divertido de los mismos.
  • 60 Mediocre
    USER_AVATAR
    MONs
    Para mi son como los Chanclas o los Mojinos catalanes. Tiene su gracia si, pero con el tiempo como pasa con estos grupos se acaba cansado e incluso aborrecido. He de reconocer que tienen un par para hacer estas canciones (realmente no habia oido nada igual en mi vida) pero tal vez ya los he cansado. Un 6 pelao! SAPOoo!
  • 80 Bueno
    USER_AVATAR
    jai_lp
    Líricamente es un descojone, una cosa ilarante. Musicalmente, suena a nuevo, a fresco y a original.
 

DISCOGRAFÍA