electronic / industrial metal / industrial rock

Skinny Puppy

The Greater Wrong of the Right Live
ZONA-ZERO
90
7 VOTOS
89
+
Skinny Puppy

The Greater Wrong of the Right Live

Publicación:
Mayo 2006
Sello:
SPV
Productor:
William Morrison
Género:
otras tendencias

Tracklist

  • Disco 1
  • 01. Downsizer
  • 02. I'mmortal
  • 03. Pro-test
  • 04. Empte
  • 05. Curcible
  • 06. God's Gift Maggot
  • 07. VX Gas Attack
  • 08. Worlock
  • 09. Deep Down Trauma Hounds
  • 10. Hexonxonx
  • 11. Tin Omen
  • 12. Inquisition
  • 13. Hardset Head
  • 14. Human Disease
  • 15. Harsh Stone White
  • 16. Reclamation
  • 17. Convulsion
  • 18. Testure
  • 19. The Choke
  • 20. Smothered Hope

  • Disco 2
  • 01. Information Warfare
  • 02. Eurotrauma : Skinny Puppy Live in Europe 1988
  • 03. Last Rights : Archival Footage
  • 04. Too Dark Park : Archival Footage

Análisis

por el 10 May 2006
2048 lecturas
Decir Skinny Puppy es mencionar un paradigma de la historia del movimiento artístico industrial. Para los que no conozcan en profundidad el género, el industrial, rama de la música electrónica en origen, coge su nombre del sello Industrial Records creado por los precursores Throbbing Gristle, junto a otros como Cabaret Voltaire a mediados de los años 70, los cuáles fueron tildados de “destructores de la civilización” por un periódico británico, frase que asimilarían y llevarían a cabo como lema otros grupos. “La idea de la música industrial se lanzó como un chiste dirigido contra el rock corporativo, la producción masiva de música en factorías, donde los discos eran un sinónimo de archivos”, dice el especialista David Dodson, alias Deftly-D.

Skinny Puppy, han sido herederos de aquellos grupos en la rama más oscura, grotesca y enrevesada. Fundados en 1983, de la unión creativa de Kevin Crompton, alias cEvin Key, y Kevin Ogilvie, alias Nivek Ogre, tras el paso de este por Image in Vogue. Desde aquella, sólo pararon tras acabar de grabar “The Process” el disco-mito, su anterior referencia en un aparatoso proceso de grabación: muerte por sobredosis de Dwayne Goettel , tercero de abordo, cambios de productor, separación traumática... Una sobredosis de música, mezclada con la ardua y voraz industria cultural.

¿Por qué ha de importar el tiempo? A Skinny Puppy parece haberle importado poco, pues ellos te llevan a un mundo atemporal, un espectáculo, el suyo, que no deja indiferente a nadie. Sólo hay que ver lo cuidado de su propuesta en el DVD principal, en el que, seguramente, hayan superado cualquiera de sus interpretaciones en giras anteriores, en cuanto a infraestructuras.

Skinny Puppy imponen respeto, miedo incluso, parecen aberrantes, excéntricos, pero todo esto se vuelve un valor importante, pues su propuesta se revela compleja y reflexiva. En un primer momento, es algo difícil entender su presentación, hay que admitirlo. Su espectáculo va más allá de ser el de una banda al uso. La interpretación, la dramatización, cobran tanto significado como la propia música, y todo ello se dirige a un solo objetivo: los sonidos oscuros, electrónicos y maquinales, que al usuario novel pudieran parecer ruidosas, pero que pronto también debiera caer en su equivocación. Su espectáculo gira en torno a la metáfora de hacia donde se dirige la sociedad: la desnaturalización. Cada vez nos parecemos más a autómatas, y dejamos atrás la realidad de que somos animales, como perros, gatos, tiburones, gaviotas, buitres, zorros u ornitorrincos, nos creemos dueños de lo que nos rodea, pero en un principio no lo eramos, nos apropiamos de ello. Deste modo, en la pantalla de visionado se intercalan imágenes de Bush, Hitler, cráneos holográficos, reconfiguraciones de la bandera estadounidense, imágenes viscerales y otras lindezas.

Destacaría la labor de Ogre, en torno a la que gira gran parte de la filmación. Utiliza un traje que parece un burro, aunque bien podría ser la representación de un perro –recordad las giras con C.H.U.D., un perro relleno muy curioso-. Se lo quita con el paso de compás de las primeras canciones, para luego echarse sangre por encima, barro, coger una falsa pistola y encararse con las proyecciones de los “señores de la guera”, ponerse una máscara de gas y otros, combinado con unos movimientos muy medidos, como si descubriera el mundo por primera vez y nos lo quisiera enseñar, con todos sus horrores y sus delicias, algo manchadas.

En el segundo disco, hay un vídeo casero de Skinny Puppy en Europa en la gira Eurotrauma, en “aquellos maravillosos años” y dos vídeos en directo: “Last Rights” y “Too Dark Park”, en los que se puede ver la evolución en cuanto perfomances, aunque tal vez fuesen más impactantes en aquel momento, proporcionalmente, pues hoy, en la “sociedad de la información”, pocas cosas escapan de lo posible.

En definitiva, Skinny Puppy siguen vivos con toda su filosofía. Soportar su propuesta, siempre arriesgada, es cuestión del gusto de cada uno, pero también de poner esfuerzo por entenderlo. Lo que empezó siendo una entrega difícil de analizar, ha acabado siendo ciertamente placentero, no porque su contenido, repito, sea fácil, sino porque estos DVDs contienen historia, mucha historia de una banda que marcó y seguirá marcando, para regodeo de sus fans.


Lo Mejor: Un grupo histórico del industrial está de vuelta en los escenarios.

Lo Peor: Nada que decir.
 


COMENTARIOS

2 Comentarios

  • 88 Muy Bueno

    crust_in_me
    mu cracks, mi 2ª banda favorita de en su género después de Prodigy
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    BitchFactory
    qué sorpresa esto por aquí! muy grandes y una puesta en escena sobrada. el guitarrista se parece a pinhead :D
 

DISCOGRAFÍA