• LO MEJOR DE LA DÉCADA (3/10)

    Publicado Ayer por Ramón F. L.
    0 Comentarios
    LO MEJOR DE LA DÉCADA (3/10)
    No contentos con presentaros la lista de lo más destacado de 2019, para Zona-Zero era casi un deber moral hacer lo propio con la década recién concluida. Así pues, con placer, y tras un inmenso esfuerzo de revisión, coordinación y análisis, os presentamos nuestro Top de los 2010. En diez entregas, a razón de una al día de lunes a viernes, durante las próximas dos semanas daremos a conocer los 100 discos que más han marcado a los miembros del staff, cada uno con un pequeño texto para que si no conocéis alguno os entre el gusanillo de descubrirlo, o, si ya lo habéis hecho, tengáis ganas de revisarlo.

    A todos aquellos a los que se les llena la boca diciendo que todo tiempo pasado fue mejor, les rogamos encarecidamente que echen un vistazo a nuestra lista, porque creemos que en ella hay razones de sobra para seguir creyendo en la creación musical a estas alturas, e incluso para sorprenderse. Por otro lado, si ya resulta complejo abarcar un año no digamos una década, así que es normal que echéis en falta ciertos discos que tengáis en alta estima o, cómo no, que os sobre alguno. No os cortéis y comentad esas sangrantes ausencias y presencias en nuestro foro o en las redes sociales.

    Ojalá disfrutéis leyendo tanto como nosotros lo hemos hecho eligiendo.

    #21


    Los maestros suecos del post-metal tuvieron una genial idea al reclutar para su equipo a Julie Christmas, frontwoman de Battle Of Mice y Made Out Of Babies, y componer para la ocasión este "Mariner", que ha conseguido como mínimo colarse con facilidad en este top de la década, además de mostrar a los discípulos de este estilo de capa caída cómo se regeneran unas ideas cada vez más trilladas.

    #22


    Khâron” significó la reválida del quinteto malagueño, uno de los grupos más difícilmente clasificables de nuestra geografía. Los dos años transcurridos desde “Erebo” les sirvieron para acopiar nuevas influencias y reducir la ratio de tradición en su música. El resultado es una obra más moderna y agresiva, más recargada y a la vez pulida. Pocas bandas en lo que a metal se refiere serían capaces hoy en día de amalgamar con semejante tino influencias tan dispares y lograr un todo sorprendente que fluya con tanta coherencia. Groove, death, math, sinfónico, neoclásico, progresivo, black… todo junto y nada revuelto en un disco arriesgado –«antes muertos que mediocres», parecen pensar–, repleto de detalles y recovecos que disfruta de una producción sobresaliente cortesía de José María Tornay. Desde “In Death” hasta “Red Lights”, “Khâron” cruza el Hades en ocho cortes llenos de melodía y brutalidad y nos brinda nuevas razones para mantener la fe en el metal nacional.

    #23


    Injustamente recordado por ese hit que sonaba en todos los rincones del mundo aquél verano de 2013, el cuarto y último disco de Daft Punk se impone a la colaboración de Pharrell Williams en "Get Lucky" a través de uno de sus trabajos más ricos y variados. Ganador al mejor álbum del año en los premios Grammy, el dúo francés convierte "Random Access Memories" en todo un homenaje a la música estadounidense de la década de los 70 y primeros 80.
     

    #24


    Si el propósito de estos locos de Rhode Island ha sido desde siempre inducir al oyente a su misma locura, con este último trabajo no sabemos si trataban de provocarnos una parálisis permanente, una adicción compulsiva al alcohol o un brote psicótico. Sea cual fuere, no hemos podido quitarnos esa sensación pegajosa de estar escuchando un discazo desde que se editó en 2018.

    #25


    La proeza de Dead To A Dying World con su último disco “Elegy” ha sido la de unificar con una pasmosa normalidad la oscuridad del doom metal, la rabia del black metal o las atmósferas del post-rock, creando en sus seis cortes, de los que tres superan la decena de minutos, un viaje donde sentimientos tan diferentes como la relajación, la rabia e incluso la desesperación se personifican en el oyente creando uno de los mejores momentos de la década.

    #26


    Quizás no fueron los primeros, quizás no sea el mejor disco de su estilo editado en esta década e incluso quizás no es el mejor disco de Deafheaven. Pero desde luego, fue el disco que hizo que el foco mediático cambiara su interés hacia un género a priori tan cerrado como el black metal. Gracias a ese lado más accesible a base de influencias propias del screamo o del post-rock, el black metal actual cuenta con un estado de forma envidiable. Y gran parte de esa culpa es gracias a este disco.

    #27


    Con Death Grips podemos decir aquello de "Bienvenidos al futuro". Estamos ante la banda meme, la mascota de Twitter. Da la sensación de que MC Ride, Zach Hill y Andy Morin no habrían tenido problemas para triunfar en cualquier otro periodo de la historia reciente, pero desde luego su ciber hip-hop anárquico es básico para entender todo lo que nos ha pasado en la década que ahora acaba.

    #28


    Resulta difícil explicarse por qué Derrota no gozan del estatus de grupo importante dentro de la escena punk de nuestro país. La mala costumbre que tenemos de no valorar nuestra música como se merece nos deja como resultado que discazos como "Guerra Civil" se queden en el olvido. Menos mal que estas listas nos sirven para reivindicar lo que nunca se debería haber olvidado, algo que además viene perfecto para el tema del que trata el álbum.

    #29


    No se prodiga mucho el combo germano liderado por Andy Schmidt –“The Liberation” es su tercer larga duración en casi cinco lustros de historia–, pero cada una de sus ediciones vale su peso en oro. En este álbum retoman la magia compositiva de su magnífico debut, el siempre reivindicable “Back to Times of Splendor”, y abren una vena más melódica, dinámica y accesible, aunque igualmente compleja. Temas río como “Wintertide”, “The Mountain” o el titular, además del clarísimo single “Time to Let Go”, aúnan sabiduría y una emocionante mesura a pesar de su duración, y son tan aptos para los fans de los viejos Opeth como para los de Insomnium. En definitiva, “The Liberation” es casi una hora de ambrosía musical para los amantes del death metal progresivo.

    #30


    La principal virtud que otorga a "Sinister Ceremonies" un lugar en el olimpo de los discos de la década de Z-Z es su meticuloso cuidado en cada uno de sus elementos, desde el mimo en la producción hasta el perfeccionismo máximo en todos los temas. Nada sobra y nada falta. Por desgracia, estos valencianos no han vuelto a editar nada desde aquel 2015 y se les echa mucho de menos.


COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta Z-Z, en tu cuenta Entra en Zona-Zero con tu cuenta de Facebook o regístrate