progressive rock / alternative rock / space rock / progressive metal / psychedelic rock / alternative metal
 Amplifier
The Octopus
ZONA-ZERO
87
17 VOTOS
83
+
Amplifier The Octopus
Publicación:
Enero 2011
Sello:
Autoeditado
Productor:
Sel Balamir, Amplifier
Género:
metal, pop-rock
Estilos:
progressive rock, alternative rock, space rock, progressive metal

Tracklist

  • 01. The Runner
  • 02. Minion's Song
  • 03. Interglacial Spell
  • 04. The Wave
  • 05. The Octopus
  • 06. Planet Of Insects
  • 07. White Horses At Sea // Utopian Daydream
  • 08. Trading Dark Matter On The Stock Exchange
  • 09. The Sick Rose
  • 10. Interstellar
  • 11. The Emperor
  • 12. Golden Ratio
  • 13. Fall Of The Empire
  • 14. Bloodtest
  • 15. Oscar Night // Embryo
  • 16. Forever And More

Miembros

  • Sel Balamir: voz, guitarra
  • Neil Mahony: bajo
  • Matt Brobin: batería
  • Charlie Barnes: piano

Análisis

por el 22 Jun 2011
1866 lecturas
Riesgo es una palabra muy romántica. Representa todo aquello que no tiene por qué salir bien; es más, aquello que lo más probable sea que salga mal y suponga un auténtico desastre, pero que si sale bien puede resultar en un tremendo éxito. Todos los días hablamos de riesgos en la música, de cómo tal grupo ha cambiado su sonido, o tal otro se ha puesto a experimentar. Niñerías. Amplifier y su pulpo han elevado mucho el listón de lo que se entiende por riesgo en esto de la música.

Sel Balamir (no, no es el tercer hermano de Faramir y Boromir) y compañía llevan unos cuantos años deleitando los oídos de los pocos que han descubierto su talento con dos álbumes redondos como "Amplifier" e "Insider", que inexplicablemente no les han llevado a los altares del rock. No solo eso, sino que la industria musical les dio la espalda y es por eso que decidieron emprender la aventura de la autoedición. En los tiempos que corren no es algo tan raro, pero en un grupo de su magnitud es un punto de imprevisibildad con el que sin duda contaban. Este es tan solo el punto de comienzo de un proceso que ha terminado en "The Octopus", que por sus características es la mano más arriesgada que sin duda han jugado en sus vidas.

Desencorsetados de las restricciones de sellos y discográficas, el último disco de Amplifier sale nada menos que cuatro años después de su anterior entrega. Eso sí, para compensar nos presentan un disco doble con dos horas de música. Todo un detalle que puede jugar en contra de cualquier grupo. Tales características son propias de un trabajo ambicioso con pretensiones de obra maestra al tiempo que peligro de convertirse en un soberano pestiño. Demuestran tener huevos sacando semejante artefacto; ahora bien ¿y la música?

Pues realmente buena. Eso sí, habría que ponerlo en un punto intermedio entre la obra maestra y el ladrillazo infumable. No han llegado a hacer ese disco que se esperaba traspasara barreras y elevara la música a un nivel superior. Pero eso no quita que siga siendo un enorme disco que cumple con la difícil papeleta de mantener la atención durante dos horas. Asentados en un rock progresivo que les acerca muchísimo a las propuestas de grupos como Porcupine Tree o Tool, lo cierto es que la variedad no es el punto fuerte del disco. Pero aun y así, la calidad de las composiciones bien merecen la pena de recorrer el camino al completo.

Los riffs personales, con influencias arábigas en muchos casos, y los desarrollos instrumentales son en general muy generosos. El entramado de riffs, melodías y landscapes conforman un conjunto bien sólido de idas y venidas en el que predomina el misterio, consiguiendo de esta manera un disco plenamente disfrutable de principio a fin. Quizá se echa en falta algún momento para la sorpresa en un álbum tan largo.

Destacar alguna canción es complicado, ya que todas se comportan como partes de algo mayor, pero "Minion's song", "Interglaciar spell", "The emperor" o "The sick rose" dan una idea bastante aproximada de lo que nos espera en el disco. No es la obra maestra que pudo haber sido, pero un candidato fijo a encabezar muchas listas que se publiquen en enero del año que viene.


Lo Mejor: Muchísima buena música para disfrutar, uno de los mejores discos del año sin duda.

Lo Peor: El viaje puede hacerse interminable si pretendes descubirirlo entero de un tirón.
 


COMENTARIOS

6 Comentarios

  • 84 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Jolocho
    Mecachis, con el tiempo notas que le falta algo.
  • 100 Excelente


    Para el Octopus habría que subir el máximo de puntuación a 200, para empezar a ser justos.
  • 70 Bueno
    USER_AVATAR
    Sepulchaos
    Curioso por lo menos...
  • 96 Excelente
    USER_AVATAR
    PUXI
    Me sigue gustando más su debut, le sobran dos canciones (The emperor, Golden ratio) y los minutos con solo soniditos de Utopian Daydream/Embryo/the runner no aportan nada. Aún así la colección de momentos memorables es inmensa, no han defraudado.
  • 65 Bueno
    USER_AVATAR
    LlaneroSolitario
    Bastante sosete, a mí no me ha gustado demasiado.
  • 70 Bueno
    USER_AVATAR
    Kupak
    Completamente de acuerdo con este comentario: No han llegado a hacer ese disco que se esperaba traspasara barreras y elevara la música a un nivel superior Lo mejor de Amplifier está aun por llegar.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre