metalcore / post-hardcore / deathcore / electronic
 Bring Me the Horizon
That's the Spirit
ZONA-ZERO
70
31 VOTOS
65
+
Bring Me the Horizon That's the Spirit
Publicación:
Septiembre 2015
Sello:
Sony / Columbia
Productor:
Jordan Fish, Oliver Sykes
Género:
metal, punk-core
Estilos:
post-hardcore, metalcore

Tracklist

  • 01. Doomed
  • 02. Happy Song
  • 03. Throne
  • 04. True Friends
  • 05. Follow You
  • 06. What You Need
  • 07. Avalanche
  • 08. Run
  • 09. Drown (New)
  • 10. Blasphemy
  • 11. Oh No

Miembros

  • Oliver Sykes: voz, programaciones, teclados
  • Lee Malia: guitarra, coros
  • Matt Kean: bajo
  • Matt Nicholls: batería, percusión
  • Jordan Fish: teclados, voz

Análisis

por el 21 Sep 2015
3287 lecturas
Me gustaría empezar este análisis con un mantra para los aventurados: "Bring Me the Horizon ya no componen a partir de un riff de guitarra efectista apuntalado con continuos cambios de ritmos de la batería". Repítetelo. Haz esta frase tuya. En efecto, creo que no la has leído el suficiente número de veces en los distintos análisis que ya han salido publicados sobre este disco.

Jordan Fish ha hecho que estos chicos maduren como músicos. Al ser Oli Sykes y él los artífices de la producción de "That's the Spirit" es inevitable que sus aportaciones musicales destaquen ligeramente por encima de las del resto. Y si me preguntáis, opino que esta dupla musical que tiene doble filo: hace a la banda ya no sólo dependiente de las dotes de Sykes a la voz, sino también de los arreglos orquestales sampleados y bases electrónicas de Fish. Preveo que lo que ahora es una estupenda amistad muy colaborativa y fructífera en lo musical (como lo fue en su día con Jona Weinhofen) acabará derivando en batalla de egos futura. Dos egos son muchos en una sola banda.

Te resumo por qué es importante entender cómo compone ahora la formación: a primera escucha de cualquier tema de esta hornada te va a ser casi imposible quedarte con un grito, un guitarrazo, un redoble o un sintetizador. Está todo más sopesado, más pensado para sonar como conjunto que como partes destacadas.

Personalmente no puede encantarme más el poder asistir a cada nuevo paso en la evolución musical de estos ingleses. Vamos a ponernos todos un poco serios y a considerar en perspectiva cada uno de las subetapas con las que esta formación nos ha ido marcando sus cambios. Si sois rigurosos, me admitiréis que jamás han publicado nada más experimental que aquella cara B de "Sempiternal" llamada "Deathbeds". Ahí sí que me creo que en sus ratos libres están repasando la discografía de Radiohead, como dejan caer en alguna de las entrevistas más recientes. Pero resulta que no han vuelto a sacar un tema tan electrónico a las claras. No han seguido transitando por ahí. Están dando saltitos cortos para nosotros. Han sacado un disco continuista con los ramalazos nu metal del anterior, con algo más de rock alternativo y un peso similar de la electrónica. Os pongáis como os pongáis. Curiosidad: la otra cara B del anterior disco apuntaba justo en dirección opuesta a "Deathbeds": "Join the Club" era post-hardcore con toda la banda sonando salvo Jordan Fish. Sin querer, nos estaban anunciando su versatilidad actual.

Apura la calada hasta lo más hondo de tus alveolos. Suelta el aire en un gemido corto. Es es el inicio de una nueva etapa en la evolución de esta banda, y es el inicio de "Doomed". Nos metemos en un túnel en el que siempre llueve dentro.

Este disco versa en su contenido lírico sobre la depresión, y a veces se aproxima al tema desde la ironía o el humor negro más británico (e.g. el logotipo del paraguas con lluvia cayendo dentro del mismo que ha acompañado a la campaña de marketing online de los meses previos a la salida del disco). La depresión no es nada bonito ni deseable, y si conocéis a alguien que la viva y desee ser ayudado, buscarle ayuda profesional por favor. Todos estamos aquí para mejorar.

Me ha gustado mucho el nivel de intimidad que han alcanzado las letras del vocalista. Las de "Sempiternal" me hablaban de la aceptación de su adicción a la ketamina y el inicio de la lucha para vivir con ella (un adicto lo es toda su vida). En ese mismo contexto, para mí las letras de "That's the Spirit" narran los primeros baches gordos de esa convivencia difícil regados con la determinación que da la esperanza. Os comparto mi interpretación personal. ¡Espero que os anime a encontrar la vuestra!

"Doomed" es esa sensación de tener que tocar fondo para que todo cambie. De querer que la lluvia te arruine tu desfile, tus mentiras, tus autoengaños. Su última estrofa ("So leave the lights on, I'm coming home..."), con la intensidad con la que está interpretada, no merece un calificativo menor que el de obra de arte. "Happy song" es el descreimiento después de salir del pozo. La ironía que desprende es redonda: cantemos y gritemos estribillos de canciones felices de guitarras estridentes cada vez más alto a ver si así ahogamos nuestra infelicidad. Evidentemente, no escuchándose uno no se llega a ningún lado. Qué elegante la progresión de los acordes de guitarra en el estribillo, por cierto. "Throne" es la única canción de mensaje puramente positivo de la banda en toda su discografía, seguida de "Oh No". Superación y cicatrización de las heridas, viendo en cada cicatriz una oportunidad para erigir tu trono personal. A mí este tema me ha ayudado en momentos peliagudos. Recomiendo el visionado del vídeo, en el que se pone imagen a conceptos tan interesantes como el de la inocencia redentora del niño interior que albergamos dentro.

"True Friends" es un pasito hacia atrás: de nuevo, como en todos sus discos, mensaje vengativo hacia viejas amistades. Lo único que me emociona es el homenaje en el lema de la canción a uno de los momentos más importantes de una serie de televisión contemporánea bien popular en los tiempos en los que escribo este texto. Pensad que podéis llegar a ello vosotros mismos y yo me libro de escribir odiosos spoilers.

¿Os habéis dado cuenta con qué elegancia he evitado nombrar el referente musical de la banda más claro en este disco? Bien, pues ahora mismo la mando al mismo cuerno: ¡el sampler del inicio de "Follow You" no me puede sonar más al inicio de "Lying From You"! Anécdotas aparte, este tema es pura gloria bendita. Romántico, sentido: me tiene ganado desde la primera escucha. Es bonito eso de querer acompañar a alguien por los calores del mismo infierno (sea el suyo propio o el de una situación que se comparte) siempre y cuando podáis ir de la mano. Orfeo yendo a buscar de nuevo a Eurídice y volviéndola a enamorar. "What You Need" habla de gente tóxica: esa gente que siempre echa aceitunas fuera a la hora de asumir su responsabilidad en sus acciones. Y que te hace perder la noción de gravedad de tu vida: a su lado, abrirse las venas parece un juego apetecible. Cuidado con gente así. "Avalanche" para mí representa la valentía que supone cantar y gritar a los cuatro vientos tu vulnerabilidad. La misma que nos lleva a caer en adicciones, que son esas avalanchas que nos sepultan cuando las intentamos superar. Muy tierno este sentimiento. Y sobre todo, sobrecogedor.

El tramo final para mí es el más regular en cuanto a estándares de calidad. Las cuatro canciones tienen presencia protagonista de sintetizadores ochenteros y noventeros de mucha clase. Y salvo en "Run", los gritos se desvanecen y dejan paso a los nuevos registros limpios del vocalista. Salen de su zona de confort y cortan la línea de vida. "Run" me habla de momentos en los que tu entorno es nocivo para ti y para tus sueños. "Drown" representa la necesidad de ayuda que muchas veces cuesta tanto verbalizar y reconocer. Soñé la primera vez que la escuché con la idea de que Bring Me the Horizon pudieran sonar como Weezer  The All-American Rejects juntos. Me parece honesto que la hayan regrabrado con el feeling que han atesorado tras su exitosa actuación en el Wembley Arena. Las guitarras en limpio adicionales en el puente me parecen del todo acertadas.

¿Qué mayor blasfemia hay que no escucharse a uno mismo? "Blasphemy" supone dar portazo y dejar atrás formas de ser de cerrazón e incomprensión. La canción la puedes aplicar a una situación en la que te alejas de alguien nocivo o incluso de un comportamiento tuyo propio que no te hace bien alguno y quieres desaprender. Intenso este tema, como las emociones que lo recorren. "Oh No" recubre con aires festivos un mensaje importante: cuidado con esas formas de ser que van de fiesta en fiesta, sin plantearse nada, llamando felicidad a cualquier bicoca. Aquí me es muy difícil no pensar en el contexto personal de Oli Sykes. Veo la positividad de poner punto y final a una forma de ser nociva y dañina para ti y tu entorno. Bravo por tu valentía, amigo. Nota para paladares finos: atención al solo de guitarra orquestado ("Blasphemy") y al saxo sampleado ("Oh No") previo a los estribillos finales. Los dos momentos cumbres de "That's the Spirit" en cuanto a instrumentación se refiere.

Esta es la historia que me sugieren las letras y el feeling de un disco así. Ahora puedes montarte la tuya propia y seguir disfrutando. O quedarte en que los que antes pegaban en el cartel de un Resurrection Fest ahora casi que lo hacen más en el de un Primavera Sound junto a bandas como Foals. Quédate con lo que a ti te valga. Pero ten clara una cosa: la diferencia entre esta banda y una banda mediocre es que la mediocre te da lo que quieres. Bring Me the Horizon te da lo que necesitas. Now that's the spirit.


Lo Mejor: Su versatilidad hace llevadera la escucha. Increíble la mejora disco tras disco del redoble de Matt Nichols. Qué gran baterista.

Lo Peor: Que sólo creas que puedan experimentar y "no fallar" los Deftones.
 


COMENTARIOS

13 Comentarios

  • 100 Excelente

    kokokos
    Obra maestra, me encanta de principio a fin
  • 65 Bueno
    USER_AVATAR
    40_Below_KoRn
    Su peor disco, a una diferencia abismal de los anteriores. Con el paso del tiempo se desinfla cosa mala y ahora me da hasta pereza ponerme con él, algo que no me pasa con sus otros trabajos. Tiene algunos buenos temas, pero otros dan vergüencilla ajena.
  • 45 Mediocre
    USER_AVATAR
    Second_Heartbeat
    Lo escuche un par de semanas porque se llaman BMTH,ahora no puedo con esto, me es imposible escuchar dos canciones seguidas.
  • 69 Bueno

    MmeRockabilish
    En mi opinión el que hizo la crítica se patinó un poco. No digo que sea malo, sino que le salió demasiado la vena fangirl.Para mi gusto el disco está bien, me gustan bastante al menos 7 de las canciones. Muchas bandas cambian al sacar nuevo disco y este es otro de los casos. Costará acostumbrarse, ya que al menos para mí la forma de cantar de Oliver y los antiguos instrumentales eran lo que hacían a la banda única y ahora, en vez de ser ellos mismos, suenan similar a otras que ya hay en el mercado, pero bueno, sigue estando bien.
  • 22 Malo
    USER_AVATAR
    condemor
    pero ¿Que mierda es esta??
  • 100 Excelente
    USER_AVATAR
    Empark
    .
  • 95 Muy Bueno

    Toolero
    Tremendo disco.
  • 55 Mediocre
    USER_AVATAR
    Millinomilesaway
    Pasable, pero no creo que pase la prueba del tiempo
  • 53 Mediocre
    USER_AVATAR
    SHalien
    No le he visto la mitad de cosas que le has visto tu, y me alegro que te haya transmitido tanto. Yo me he quedado con un par de ideas y con la sensación de que se han quedado a medias.
  • 70 Bueno
    USER_AVATAR
    Jolocho
    Jajaja es la primera vez que usan una crítica mía en contra de una banda que me gusta.
  • 40 Malo
    USER_AVATAR
    Jazzman
    Por desgracia se le queda grande la critica a éste disco. Al disco le falta cohesión entre los temas, y salvo 3 canciones el resto me parece propio de cualquier boy-band del momento.
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Wakibu
    AOTY.
  • 50 Mediocre
    USER_AVATAR
    rearviewmirror
    Disco sobreproducisimo y buscando dar el pelotazo a nivel masivo. Salvo un par de singles claros (Throne y Drown), veo temas con muy poca inspiración y mucho de copia a Linkin Park y 30 Seconds To Mars... Lo siento, pero no compro esto...
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre