Drull
ZONA-ZERO
60
8 VOTOS
49
+
Goatsblood Drull
Publicación:
Julio 2004
Sello:
Cacophonus
Productor:
Steve Austin
Género:
metal

Tracklist

  • 01. Drull
  • 02. Ashtray Cunt Eyes
  • 03. Skulton River
  • 04. Beatrice Hog
  • 05. Birth Of Cousins
  • 06. ItchyHateTrigger
  • 07. Coelacanth
  • 08. Leechbag

Análisis

por el 05 Jul 2004
1346 lecturas
Una de las muchas tradiciones que existen en este país desde hace varios siglos es la de la matanza del cerdo. ¿Habéis presenciado alguna? Básicamente consiste en degollar a un cerdo para desangrarlo y de ese modo poder descuartizarlo y comerlo, lo que significa el inicio de la época de matanza. Si hay algo que caracteriza a dicha tradición es la de los gemidos que desprende el cerdo mientras se desangra rápidamente. Pues bien, esta desagradable circunstancia podría servir como metáfora para describir “Drull”, el nuevo disco de los canadienses Goatsblood. ¿Por qué? Sencillamente porque a lo largo de los casi 38 minutos que dura el cd, a uno le invade la sensación de estar presenciando una matanza. No es que el disco incite a la violencia, sino que el sonido ultrapesado y desproporcionado de cada uno de sus 8 temas convierte a “Drull” en una pieza digna del museo de los horrores, en la que su cantante se desgañita cual cerco moribundo acompañado por contundentes y violentas descargas instrumentales con capacidad más que de sobra para atormentar al más puesto.

Goatsblood llevan ya varios años dando de qué hablar en el panorama underground de su país de origen, Canadá, y es que según todo el mundo, la puesta en escena de estos chicos es apoteósica, con mayor contundencia si cabe que sus grabaciones. Precisamente el sludge grind-core que practica la banda se presta mucho a ello: temas más o menos largos en los que la técnica se canaliza hacia la brutalidad, como queda patente en cada una de las composiciones que forman “Drull”. Sin lugar a dudas, los amantes del género están de enhorabuena con la llegada de este nuevo disco, mientras que los seguidores del metal genérico tal vez no lleguen a entusiasmarse con esta producción, puesto que todo lo que “Drull” gana en intensidad y fiereza lo pierde en variedad y originalidad.

Los riffs demencialmente pesados se suceden minuto tras minuto acompañados en todo momento por unos pasajes de batería aterradores, sin lugar a dudas de los más contundentes que jamás he escuchado ya que en todo momento saben combinar bombo y caja para sacar el máximo provecho al instrumento. Tampoco se puede dejar de hablar del bajo, que cobra vital protagonismo en la mayor parte de canciones, como es el caso de la final “Leechbag”, gracias a sus impactantes explosiones que a base de acordes realmente graves dotan a las canciones de un peso añadido ¡cómo si no fuese suficiente!

Especialmente remarcables son los tres primeros temas, de lejos los mejor compuestos y con mayor jugo musical, ya que las variaciones y los cambios de ritmo tienen una gran presencia, algo que poco a poco deja de suceder. Con “Drull”, tema inaugural que da nombre al disco, Goatsblood pone todas sus cartas sobre la mesa y deja bien claras sus intenciones: atormentar al oyente con su atronadora música. Sobre una contundente línea de bajo y batería, la guitarra sigue un patrón cambiante a base de riffs duros con riffs confusos y envolventes, para desembocar hacia el final en una descarga de energía realmente espectacular, que no por breve impresiona menos. Le sigue “Ashtray Cunt Eyes”, un tema mucho más pesado y de lento discurrir, que tan solo en momentos puntuales se desboca para aterrar al receptor de su maníaco mensaje y que de ese modo no pueda escapar. El espectacular trío de inicio se completa con “Skulton River”, mucho más variada e inquietante que las anteriores, con el bajo como auténtico maestro de ceremonias. Por desgracia, la voz no da la talla, y se limita en todo momento del disco a soltar berridos a diestro y siniestro, hecho que desde mi humilde punto de vista no hace más que entorpecer la enfermiza interpretación de guitarrista, bajista y batero y es que ya se sabe que no por más gritar…

Tras la tripleta de inicio, “Drull” cae en una especie de decadencia que lleva al disco a tornarse aburrido, monótono y poco sorpresivo. Ni la estruendosa “Beatrice Hog”, ni “Birth Of Cousins”, ni la pausada “ItchyHateTrigger” ni “Coelacanth” dan la talla, salvando los muebles en esta parte final del disco únicamente “Leechbag”, tema breve pero igualmente variado, que desde una óptica más cercana al grind puro y duro, ofrece un repertorio de energía de indudable calidad.


Lo Mejor: La brutalidad que impera a lo largo de todo el disco.

Lo Peor: Se hace aburrido y monótono. Poco original.
 


COMENTARIOS

4 Comentarios

  • 80 Bueno
    USER_AVATAR
    Prong
    Joder la peña como exagera...
  • 40 Malo
    USER_AVATAR
    AeNiMA
    muy aburrido. musikalmente se puede escuchar xo vokalment...no komment!! x destakar kiza destakaria ashtray cunt eyes, xo la brdad no merec gastar mucho tiempo kn est disko.
  • 20 Horrible
    USER_AVATAR
    chupacabras
    joder, con la de disco guapos que hay todabia sin analizar.... y analizais esto.... no me digais q no tngo razon?
  • 30 Malo
    USER_AVATAR
    MONs
    Estoy montando un escuadron para ir a matar a estos tios. Quien se apunta? Joder, les pongo un 3 porque si ellos son capaces de aguantar la musica que hacen ya se merecen algo.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre