alternative metal / progressive rock / experimental rock
 System Of A Down
Toxicity
ZONA-ZERO
100
261 VOTOS
86
+
System Of A Down Toxicity
Publicación:
Septiembre 2001
Sello:
American / Columbia
Productor:
Rick Rubin, Serj Tankian, Daron Malakian
Género:
metal
Estilos:
alternative metal

Tracklist

  • 01. Prison Song
  • 02. Needles
  • 03. Deer Dance
  • 04. Jet Pilot
  • 05. X
  • 06. Chop Suey
  • 07. Bounce
  • 08. Forest
  • 09. ATWA
  • 10. Science
  • 11. Shimmy
  • 12. Toxicity
  • 13. Psycho
  • 14. Aerials (más bonus track Arto)

Miembros

  • Serj Tankian: voz, teclados
  • Daron Malakian: guitarra, voz
  • Shavo Odadjian: bajo
  • John Dolmayan: batería

Análisis

por el 11 Ene 2004
8387 lecturas
Si hay algo en la música actual más difícil de conseguir que el apoyo de un sello, eso es lograr que todos los sectores te respeten. Demasiados de mente cuadriculada que reniegan de cualquier grupo nuevo que salga, otros tantos que desprecian cualquier nuevo estilo por no sonar como los “clásicos” y no menos individuos que atacan sin compasión a cualquier grupo con éxito son las claves para que un grupo de verdad, una buena banda moderna, no pueda muchas veces sentirse apreciada. Si son unos vendidos, si son simples, si son aburridos, si no son técnicos, si abusan de la imagen, si salen por la tele… cualquier excusa es buena para intentar derrumbar a los buenos grupos nuevos que van saliendo. Aunque esta situación no me guste nada, es más, la detesto, hay un grupo reducidísimo de bandas que logran escapar a dicha quema, y una de ellas es System Of A Down, un grupo que de forma meteórica irrumpió en la saturada escena metalera en 1999 para convertirse enseguida en uno de los grupos delanteros.

Tras su primer disco homónimo, la banda logró el éxito de ventas, de crítica, de respeto y por consiguiente, logró colocarse a la altura de bandas ya consagradas. Evidentemente, muchos no confiaban en ellos y auguraban un derrumbe tras su segundo disco. “Toxicity” apareció en el año 2001 y no solo cumplió con las expectativas sino que superó en impacto a su anterior disco. Un sonido original, que tomaba lo mejor de su anterior trabajo más las virtudes de los más grandes del metal de principios de los 90 (Faith No More sobretodo) y le sumaban una excelente producción (en mi opinión una de las mejores que ha realizado Rick Rubin), una evolución instrumental que sin ser radical sorprende y sobretodo, mucha mayor dosis de emotividad, de sentimiento, de corazón y sinceridad.

Toxicity” es un disco completo, en el que hay de todo: desde melodías envolventes y agradables hasta momentos de máxima agresividad, lírica política así como sentimental. El cuarteto de origen armenio demuestra que tiene el arte y la capacidad de hacer buena música que tanto les falta a la mayoría de grupos. No hay ni un solo momento en el que el disco resulte aburrido, monótono o soso. Las canciones logran cumplir el objetivo con el que fueron escritas: alteran las emociones, son tan capaces de hacerte llorar como de incitarte a luchar. Por si todo esto fuera poco, cada una de las 14 canciones tiene algo especial, algo que la hace única e imprescindible, algo que muy pocos discos logran. Es un disco relativamente reciente, pero para mí ya puede considerarse un clásico aunque supongo que tendrán que pasar muchos años para que esto se reconozca.

El disco abre con “Prison Song”, un corte impresionante, explosivo de inicio y repleto de cambios de ritmos, de quiebros imposibles que llevan la composición de la melodía al guitarreo, pasando por momentos de desvariación guitarrera (Daron Malakian hace un trabajo impresionante todo el disco) y otros en los que la guitarra desaparece para dar paso a un envolvente bajo o a la siempre precisa batería. Si a eso le sumamos la lírica incendiaria (criticando el sistema americano) y la impresionante labor vocal de Serj Tankian, el resultado es inmejorable. No menos espectacular resulta “Needles”, segundo corte del disco, igualmente variado y entretenido, aunque más paranoico y emotivo si cabe. Como si se tratase de una trilogía llega “Deer Dance”, un tema repleto de aceleraciones y frenadas, de gritos y melodías, de sonidos orientales (en este disco se nota mucho más el origen armenio del grupo) y estructuras complejas, similar a las dos canciones anteriores, pero totalmente distinta.

En medio de este bello caos musical llega “Jet Pilot”, un tema intenso y más agresivo, que se acerca por momentos al hardcore clásico, y algo similar sucede con la igualmente intensa “X”, un tema que empieza con un riff al más puro estilo Slayer, tema en el que System Of A Down muestra su lado más agresivo y contundente, y tras esta descarga de adrenalina llega “Chop Suey”, un tema de esos que se recuerdan siempre, una composición magistral, variada y emotiva en la que cada uno de los miembros del grupo demuestra ser una habilidoso con su instrumento. Además contamos con los sorprendentes arreglos orientales y de piano, que dan un toque especial y único al tema.

El toque de humor viene de parte de “Bounce”, una nueva demostración de lo que se puede hacer con ganas, con arte y con buen gusto musical. “Forest” retoma en cierto modo la estructura de “Chop Suey”, con un más que interesante contraste en las voces de Tankian. “Atwa” es un tema complejo, que pasa frenéticamente de la tranquilidad y simple (pero efectiva) melodía a la agresividad del estribillo. Inspirada en el asesino Charles Manson, System Of A Down nos muestra aquí como cualquier tema tratado con buen gusto puede resultar interesante para una canción. La emotividad de “Atwa” solo es comparable a la calidad vocal de Serj Tankian o a los riffs pesados que Malakian ofrece a su público.

El eterno conflicto entre la razón científica y la pasión religiosa aparece en “Science”, una nueva muestra de la capacidad que tiene el grupo para cambiar de ritmo y de estructura sin hacer que la canción se complique en exceso o resulte pesada o difícil de seguir. Tanto en “Science” como en “Shimmy” los riff de guitarra marcan los tiempos, con una excelente base rítmica a cargo de la batería. Además las dos canciones comparten los efectivos ritmos medio orientales con los que cuentan.

“Toxicity”, la canción que da nombre al disco, es la que por lo menos en nuestro país dio su mayor popularidad al grupo gracias a un anuncio de televisión. Su introducción de guitarra melódica sobre fondo acústico y su progresivo acercamiento a las guitarras más contundentes (sin pasar por alto la suavidad vocal que emplea Tankian en esta ocasión) es de lo mejor que he escuchado en mucho tiempo, así como el resto del desarrollo del tema. “Psycho” es como su nombre indica, un tema demente e imprevisible que da paso al tercer single del disco (y por supuesto, tercer éxito del grupo), “Aerials”, en el que System Of A Down vuelve a mostrarse capaz de mezclar las mejores melodías con los riffs más contundentes. Ya para acabar, “Arto” es el tema instrumental oculto que termina por redondear este disco que a bien seguro está en la lista de los mejores de muchos.


Lo Mejor: Su variedad y calidad compositiva.

Lo Peor: No se me ocurre nada malo que decir.
 


COMENTARIOS

177 Comentarios

  • 100 Excelente

    kokokos
    Ni un solo tema malo, para escucharlo sin parar
  • 40 Malo
    USER_AVATAR
    Sepulchaos
    a mi no me gustan, pero en este disco hay algunos temas de calidad.
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Falcon
    Genial.
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Koreaknifeparty
    12 años después sigue sonando muy fresco y contundente. Discazo.
  • 61 Bueno

    NuncaVisto
    El disco es bueno, sin duda, pero para mi esta muy sobrevalorado, se resume en 4 canciones: 'Prison song' 'Chop suey' ' toxicity' y 'aerials' , las demas seran buenas, pero quedan totalmente opacadas por esta cuadrupla. Entre Prison y Chop, las canciones son aburridas y monotonas, tienen garra, pero se sienten repetitivas (hubiera sido interesante si las hubieran juntado) y de Chop a Aerials en todas quisieron hacer algo diferente con sello de system, que eso en realidad es muy bueno, pero al final ninguna llega a cuajar mas que Toxiity y Aerials. Sobrevalorado
  • 95 Muy Bueno

    MLACABEX
    Un disco que cambió el metal del nuevo siglo
  • 100 Excelente
    USER_AVATAR
    Led
    Obra maestra.
  • 91 Muy Bueno

    meneillos
    obra maestra del metal moderno
  • 97 Excelente
    USER_AVATAR
    binladiya
    jodida obra maestra.
  • 100 Excelente

    MaRKoS9619
    ESTE DISCO ES, DESPUES DE HIPNOTYZE, EL MEJOR DISCO DE SYS. Y DE LA MUSICA EN GENERAL
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Shn_Metal
    Éste disco y su disco homónimo, los mejores de este grupo.
  • 100 Excelente
    USER_AVATAR
    napoleon
    Uno de los discos de mi vida,que demonios el mejor de mi vida XD naturalmente un 100 y pq no puedo darle mas
  • 93 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    julito89
    Muy bueno!!!Este disco me volo la cabeza en su dia(ahora la verdad no me gusta tanto Soad).Lo tiene todo la voz perfecta,riffs de guitarra muy bien ejecutados,buenas letras...enfin un clásico.
  • 82 Muy Bueno

    korny_vlk
    un disco weno pero no pa tanto, (y eso d q habilidosisimos a los instrumentos) eso si toxicity y chop suey la originalidad d los temas es innegable
  • 95 Muy Bueno

    Harkness
    Otra joya del metal, a mi parecer, cojonudo. Es acojonante lo que lograron SOAD con este álbum, la conjunción perfecta entre accesibilidad, salvajismo, psicosis por una parte, y sentimiento, honestidad, y crítica social por otra, dando como resultado canciones memorables como Chop suey, Prision song, Science, y en general todas las del álbum. Dede entonces SOAD han sacado muy buenos álbumes, pero a mi juicio ninguno tiene lo que tiene este. Ojalá algún dia nos vuelvan a deleitar con otra obra maestra como esta.
 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Septiembre