rap metal / alternative metal / hip hop / flamenco
 Hora Zulu

ENTREVISTA

Sin pelos en la lengua por Jorge Azcona
02 de Diciembre de 2022 798 lecturas
Aunque tengas que ir a comprobarlo por lo rápido que han pasado, el mítico "Me duele la boca de decirlo" de Hora Zulú cumple veinte años. Un debut que cambió el panorama nacional mezclando flamenco con rap metal y sonidos modernos, y que ahora van a volver a dar protagonismo reinterpretándolo al completo en directo. Por esta misma razón, nuestra charla con su cantante Aitor Velázquez giró en torno a aquella época y, por supuesto, la gira aniversario que acaban de comenzar.

¡Hola Aitor! ¿Qué tal? Te pillo en plena resaca del inicio de gira en Murcia y Valencia. ¿Cómo han ido estos dos primeros conciertos?

Bastante intensos. Se puede decir que, tras la pandemia, es la primera gira por salas y parece ser que se han juntado nuestras ganas con las del público.

Espero poder ver esto por el norte porque es un disco que me trae grandes recuerdos y funcionó muy bien por aquí. La gente lo está pidiendo a gritos.

Es nuestra intención, a ver si se concretan pronto nuevas fechas. Para un grupo de Granada ciertas salas de la península están a casi mil kilómetros y es difícil, pero nuestra voluntad es firme.

Yo tenía 18 años cuando salió, y obviamente lo asocio a un momento de pocas preocupaciones y mucha diversión. ¿Cómo era el Aitor de 2002 embarcándose en Hora Zulú y a punto de publicar este álbum?

No me caracterizo especialmente por tener buena memoria para esas cosas, me imagino al cantar ahora las letras de ese primer disco que era algo más impulsivo y menos templado que hoy. Parece ser que creía tener muchas cosas que decir y mucha prisa por hacerlo. Pero puede que sean solo percepciones actuales a toro pasado y realmente no haya cambiado tanto.

Te iba a preguntar por eso mismo porque con los años tu manera de componer ha cambiado bastante, pasando de líneas más rapeadas y sencillas a un lenguaje mucho más complejo, profundo y rebuscado. Aunque muchas de estas canciones hayan permanecido siempre en el repertorio, ¿te sientes extraño al cantar algo que a lo mejor ya no te identifica tanto?

Sí, pero eso siempre me va a pasar. Llevo escribiendo canciones más de 25 años y ni siquiera lo que el año pasado sentía ahora lo siento igual. Lo importante suele ser que me gusten las formas más que el fondo, y aunque sigo buscando esa canción que me deje al cien por cien satisfecho, he de reconocer que he estado cerca la mayoría de las veces, y eso me vale para poder subirme a defenderlas a un escenario.

Recuerdo que mi primer concierto vuestro fue en la sala Artsaia de Pamplona allá por 2004 recién estrenado "Crisis de Claridad", y el último pudo ser en aquél Viña Rock de Benicàssim en 2007. ¿Qué puede esperar alguien como yo de un concierto de Hora Zulú ahora que ha llovido tanto?

Espero que encontrarás a una banda mucho más madura y reposada, con un oficio que antes no teníamos, pero me imagino también que algo se habrá perdido por el camino, las rocas al bajar por el río pierden las aristas y se convierten en cantos rodados.

El año pasado se marchó Álex y creo que no llegasteis a anunciar a nadie oficialmente. Bueno, incluso hay fotos promocionales en formato trío. ¿Quién os acompaña ahora? ¿Es la formación definitiva?

Fue un dolor enorme ver salir del grupo a un amigo como Álex y además un miembro que llevaba con nosotros tantos años, pero ahora nos acompaña Manu Romero que es un bajista increíble y ha aportado una nitidez nueva al combo. Esperemos que sea por muchos años también.

Estas giras aniversario siempre han sido un arma de doble filo. Por un lado hay gente que piensa que es vivir de las rentas pasadas y por otro los que no se perderían por nada del mundo escuchar su disco favorito al completo. ¿Cómo lo veis vosotros? ¿Hubo debate sobre hacerla o no?

Bueno, a mí no me hacía especial gracia, pero me convencieron, y vista la acogida parece ser que llevaban algo de razón. En el fondo a mí también me encantaría escuchar ciertos discos de ciertas bandas completos en un directo.

Dos décadas dan para mucho, y más en el negocio musical. ¿Qué ha sido lo mejor y lo peor en todo este tiempo?

Cualquier cosa que diga aquí va a sonar a tópico, veinte años al analizarlos te hacen darte cuenta de que "es un soplo la vida" como cantaba Gardel. Ha pasado de todo en lo personal y en lo profesional y me cuesta ahora analizarlo por separado. Probablemente lo bueno ha superado a lo malo y por eso aún estamos aquí.

A pesar de que la mezcla entre rock y flamenco o música andaluza ya existiera mucho antes -ahí estaba el "Omega" de Lagartija Nick y Enrique Morente o algunas otras bandas clásicas- vuestra irrupción trajo un sonido muy novedoso a la escena alternativa. En estos 20 años todo se ha fusionado tanto que ya cualquier mezcla se toma como natural, pero a veces puede llegar a pecar de artificial o impostada. ¿Lo crees así? ¿Cómo has vivido esta evolución a lo largo de los años?

Tengo un problema serio para contestar a esto pues no soy consciente de qué se ha estado haciendo estos años. Vivo bastante aislado en lo musical y desconozco casi absolutamente el trabajo de mis coetáneos, y digo esto para vergüenza mía. Me imagino que no todo se puede mezclar, pero no veo problema en intentarlo si se hace con un cierto gusto.

Guste Hora Zulú o no, ha creado un estilo único e inconfundible. Sé que es más fácil decirlo desde fuera, pero ¿en algún momento lo habéis visto así?

Cuesta mucho ver eso desde dentro y aunque así en algún momento lo percibiera, el pudor me impediría ponerlo aquí por escrito, igual cerrando un bar dándome golpes en el pecho... Pero así, negro sobre blanco, suena demasiado categórico y no se me antoja ni tan siquiera del todo cierto.

Uno de los motivos de re-grabar muchas de las canciones de vuestros dos primeros discos en "Limpiar, Fijar y Dar Esplendor" fue el legal, para recuperar sus derechos. Es algo que ya hemos visto en otras bandas, pero se nos escapa cómo se vive algo así desde dentro, sus entresijos. Coméntanos cómo fue todo esto, hasta donde puedas o quieras leer, claro.

A mí se me escapa también qué puedo contar legalmente. A nivel artístico, aunque en un principio me costó creerlo, luego me pareció enriquecedor. Volver sobre tu propio trabajo es algo que se hace en muchas artes, más allá de la música. A veces es interesante ver un mismo cuadro trabajado por el mismo pincel años después, con una técnica más depurada, y así acabé por tomármelo.

Habrá gente que también se pregunte ya por un nuevo álbum de estudio. En la última época habéis dosificado mucho el tiempo entre disco y disco, y aunque este lapsus no sea todavía el más largo, "La Voz del Amo" tiene ya unos tres años. ¿Hay algo cociéndose?

Hay un proyecto muy serio que nos está llevando tiempo, pues ni tenemos excesiva prisa ni queremos cocinarlo a fuego rápido. Desde que abandonamos el camino de las discográficas no seguimos el juego de las fechas y eso tiene su parte mala, pero también espero que su lado bueno.

Esto es todo Aitor. ¡Muchas gracias!


Fotos: Guille Gonzalez
  


COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA