post-rock / experimental rock
 (lo:muêso)
Hoidên Limother Petity Vefuckêr
ZONA-ZERO
74
4 VOTOS
74
+
(lo:muêso)

Hoidên Limother Petity Vefuckêr

Publicación:
Mayo 2015
Sello:
Aloud Music
Productor:
Género:
pop-rock
Estilos:
experimental rock, post-rock

Tracklist

  • 01. Katazome Falls
  • 02. Amarillo Mortimêr
  • 03. Black Scissors
  • 04. DeadSeaHorses
  • 06. Stanley III
  • 07. Código Secreto De Las Estatuas Ecuestres
  • 08. Blaivlad Boulevard
  • 09. The Swindle (Jaguar Muerto de Cathêdral)

Miembros

  • Alfonso: batería
  • Karlos: bajo, voz
  • Raül: guitarra, voz
  • Juanma: guitarra, voz

Análisis

por el 08 Jun 2015
1631 lecturas
A menudo son las pequeñeces más cotidianas las que, a fuerza de vivirlas rutinariamente y hasta con cierta inercia, acaban por convertirse en las montañas más altas que, ya sean impuestas por otros o por nosotros mismos, hacen de nuestro día a día una aventura emocional importante, de la que no quedaría nada si no fuéramos humanos y la acción-reacción no nos pasara factura tan a menudo.

¿Y a qué viene esta monserga? Pues a que "Hoidên Limother Petity Vefuckêr”, el último disco de (lo:muêso), y primero tras un parón de 5 años (en lo compositivo) desde “palindromê ep”, es un disco duro de roer. Por mucho que a priori nos pueda parecer convencional y muy de diario, en realidad es un disco no apto para amantes de la radiofórmula, adictos al Spotify o cualquier otra tribu urbana que encuentre acomodo y comprensión en las escaleras de una Fnac.

(lo:muêso) son sangre donde otros son nervio. Son rústicos donde otros son técnicos. Son paciencia y buen narcisismo, pues esto no está hecho para molarle a nadie, qué duda cabe. Por hablar de su sonido en una primera toma de contacto, nos encontramos temas muy largos, de los que asustan pero atrapan, junto a otros de duración habitual y que, en cierto modo, están siempre en una huida continua de cualquier canon establecido.

Todo lo dicho se une a la producción condensada y espesa que ruge del altavoz y que, quizá por problemas de grabación, quizá por pura adaptación natural, casa a la perfección con los esputos que lanzan las guitarras de (lo:muêso) a cada riff. Y es que un disco que es pura fuerza, que mantiene la visceralidad personal tan intacta, no puede sonar de otra manera, debe hacer daño y nos gusta que sea así.

Como tantos otros discos, y como deberían ser muchos otros que no tienen coherencia alguna, "Hoidên Limother Petity Vefuckêr” es también un viaje en sí mismo y, en este caso, lleno de contradicciones y opuestos. Si “Katazome Falls” es post-rock intrigante y denso, “Amarillo Mortimêr” es emo enérgico, pero del antiguo, del de Sunny Day Real Estate. Si “Black Scissors” huele a paisaje quemado por guitarras ardiendo, a Godspeed You! Black Emperor y a subidón final, “DeadSeaHorses” es un rock más convencional, así como solemne. Grandes diferencias, pero todas ellas con un denominador común: la intensidad.

Hacia la segunda parte del álbum, casi como pausa para relajar tensiones, la instrumental “Svetehan (el-Kannehêm)” acelera el ritmo y se marca un minuto de punk-rock, para después poner el contrapunto relajado y ambiental con “Stanley III”, como si formaran parte del mismo tema. Siempre viviendo en la antítesis.

El tridente final es quizá donde observamos más de cerca la esencia del grupo. Ritmos de batería simples de indie-rock o incluso de screamo, voces desgarbadas en inglés y a machacar el ampli con unos riffs muy decadentes. Y si algo destaca en dicha esencia, es la capacidad del grupo para dotar de vida propia y sentido a unas notas que parecían fluir sin propósito alguno al principio. El tercero de estos temas, “The Swindle (Jaguar Muerto De Cathêdral)”, pone fin a la función con punteos intrigantes y con la misma e intacta identidad (y también integridad, por qué no decirlo) que nos encontramos en el momento de darle al play por primera vez.

A falta de llegarnos ese nuevo EP que se traen entre manos, qué mejor que disfrutar de este gran secreto nacional que es (lo:muêso) y que parece no acabar nunca de alzar el vuelo. Y por nosotros no va a ser, que aquí se os quiere. Que conste.


Lo Mejor: Intensidad, ganas y una enorme personalidad. A veces parece algo absurdo buscar fuera lo que hace también el vecino de la puerta de al lado.

Lo Peor: Puede resultar confuso y denso. No es un disco para llevarse a la piscina (aunque para gustos...).
 


COMENTARIOS

1 Comentarios

  • 80 Bueno

    meneillos
    tengo que subirle la nota, creo que se han superado, hay mucha magia y autenticidad ahí grabadas
 

DISCOGRAFÍA