alternative rock / progressive rock / hard rock / rock / alternative metal / art rock
 A Perfect Circle
Mer de Noms
ZONA-ZERO
90
147 VOTOS
85
+
A Perfect Circle

Mer de Noms

Publicación:
Mayo 2000
Sello:
Virgin
Productor:
Billy Howerdel
Género:
pop-rock
Estilos:
progressive rock, alternative rock, hard rock

MEDIA

Tracklist

  • 01. Hollow
  • 02. Magdalena
  • 03. Rose
  • 04. Judith
  • 05. Orestes
  • 06. Sleeping Beauty
  • 07. 3 Libra's
  • 08. Thomas
  • 09. Renholder
  • 10. Thinking Of You
  • 11. Brena
  • 12. Over

Miembros

  • Maynard James Keenan: voz
  • Josh Freese
  • batería, percusión
  • Billy Howerdel: guitarra, bajo, coros
  • Paz Lechantin: violín, coros

Análisis

por el 12 May 2003
14030 lecturas
Hablar de A Perfect Circle sería realmente fácil teniendo en cuenta simplemente que es uno de esos nuevos supergrupos formados por músicos de renombre, una reunión de destacados instrumentistas y compositores que quieren crear algo diferente a lo que pueden realizar con sus respectivas primeras bandas. Y lo cierto es que con ese espíritu, en el 2000 nación este grupo. Encontramos a artistas de la talla de Maynard Keenan (Tool), Josh Freese (Guns’n’Roses), Paz Lechantin (actualmente en Zwan) y especialmente el líder del grupo (aunque muchos puedan pensar que es Keenan): Billy Howerdel, un guitarrista, productor e ingeniero del más alto nivel. Precisamente el nombre de este disco, “Mer de Noms” tiene algo que ver, ya que este grupo es un “mar de nombres” propios dentro del mundo de la música. Y lo cierto es que lo que empezó como una aventura, se ha acabado por convertir en todo un grupo con buenas ventas, prestigio por parte de los oyentes y lo que es más difícil, de la crítica.

Este disco suena sin lugar a dudas ambiental, atmosférico, etéreo, sónico, moderno y sobretodo estimulante dentro del panorama rock actual. Es un grupo bastante difícil de catalogar, ya que tanto sus composiciones como los componentes del grupo provienen de distintos estilos, y eso se nota. Es fácil encontrar pasajes relacionados con el metal más clásico, el nü-metal, el rock alternativo, el progresivo, incluso el pop experimental. Podemos encontrar reminiscencias musicales de grupos que van desde Live, Jethro Tull o Pearl Jam hasta los propios Tool o Depeche Mode. Probablemente la comparación más evidente es la de Tool, sobretodo en temas como la dolorosa y explicita “Judith”, primer single del disco, en la que Maynard demuestra que es un gran escritor de lírica, y no necesariamente ha de ser ambiguo u oscuro para ello.

Una de las grandes diferencias con Tool está en la forma de cantar de Keenan, que es más melódica y pausada, con un tono sentimental y calmado, el cual no le sería posible utilizar en Tool. Entre otras cuestiones, esto se debe a que la idea original de Howerdel era que el grupo contase con una cantante, en concreto la bajista / cantante Paz Lechantin, pero finalmente ella se encargó de los coros, mientras que para la labor de primer cantante, se fichó a Keenan.

Desde la partida del disco con ‘The Hollow’, A Perfect Circle crea una extraña familiaridad y al tiempo una indefinible extrañeza en los arreglos. ‘Magdalena’ sigue en la misma línea y lo que más salta a primera vista es la cantidad de nombres (otro “Mer de Noms”) que sirven de títulos para las canciones, primero ‘Magdalena’, luego ‘Rose’, seguida por ‘Judith’, ‘Orestes’, ‘Thomas’ y ‘Brena’.

El segundo tema del disco es “Magdalena”, uno de los muchos temas con nombre personal. Esta canción suena más oscura y pesada que la anterior, siguiendo con la composición compleja y difícil de seguir, resultando mucho más experimental. Aquí de nuevo Maynard canta con sensibilidad, y es que cada uno de los nombres que dan título a las canciones, representan personas de verdad, historias vividas las cuales se deben cantar con sentimiento, con tristeza, alegría, rabia o añoranza. “Rose” por otra parte, suena más moderna, medio acústica pero con mucho arreglo electrónico, y aunque parezca a primera vista una contradicción, no lo es, ya que la canción se va desarrollando por distintos pasajes y variaciones de ritmo que lo hacen posible. Este sonido que navega entre lo acústico y lo tecnológico, trae a la mente enseguida muchos temas de Nine Inch Nails, y es que es un grupo de referencia obligatoria para todos los nuevos grupos, por muy consagrado que sean sus miembros.

“Judith” es el primer single del disco, y sigue con la tónica de coger su nombre de una persona. Es de nuevo un tema mucho más moderno, sin tanta experimentación pero con riffs pesados que lo acercan mucho más al Tool de toda la vida, incluso a la hora de cantar, Maynard Keenan se acerca más a su registro con Tool. “Orestes” es probablemente por mayoría absoluta la mejor canción del disco. De este tema surgió el nombre del grupo, en concreto al mito de Orestes, y su búsqueda de la perfección, y ¿qué hay más perfecto que un círculo? En esta canción de nuevo se muestran una lírica mucho más intuitiva y sentimental, que aleja este trabajo de Tool, pero nunca sin llegar a ser del todo distinto. La suavidad de ‘Orestes’ impresiona porque a la altura de la mitad del disco este tema no explota en el coro, sino que se mantiene suave y meláncolico. ‘3 Libras’ tiene las atmósferas e incluso estructuras musicales que el subvalorado grupo Live tan bien sabe manejar, nada más lejos a los territorios en que Tool se movería. ‘Sleeping Beauty’ podría ser la segunda parte de la anterior, mientras que ‘Thomas’ es sabáticamente pesada. ‘Renholder’ no es más que atmósfera y texturas orientales que sirven de introducción a la más industrial techno misteriosa, casi pop al estilo Depeche Mode, llamada ‘Thinking Of You’.

“Brena” por otra parte, vuelve a mostrarnos el lado más sentimental de la banda, ya que es un tema dedicado a la pareja de Maynard, la cual se llama del mismo modo. Son especialmente todas estas canciones con nombre de personas las que han permitido a Keenan acercarse a otros, a encontrar la inspiración en las personas que se quieren, se odian, se sienten, se duelen... algo que sería imposible con Tool, ya que a estas alturas ya todos sabemos de sus ambiguas letras, con ese toque esotérico y mágico, casi ritualístico y mitológico. Finalmente el disco cierra magistralmente con “Over”, un tema que empieza suave y dispuesto a llevarte a otro mundo mediante arreglos oscuros y volátiles, y cuando ya han logrado su objetivo, te meten de lleno en un tema totalmente experimental, con dobes voces y coros, con arreglos electrónicos a diestro y siniestro, y todo ello te va metiendo de lleno en el tema, hasta que de repente cesa y nos devuelve a ese ambiente extraño con un fondo de música tradicional hindú y un Maynard que casi de fondo lanza sollozos. Un gran tema, que cierra un disco.

Con el anuncio de un nuevo disco de A Perfect Circle para finales de año, no estaría más recuperar este disco aquellos que los tengan, y aquellos que no, si están dispuesto a someter su oído a una experiencia nueva y realmente confortadora, les invitaría a hacerse con este disco.


Lo Mejor: Los ambientes y las atmósferas.

Lo Peor: ¿Excesivamente denso?
 


COMENTARIOS

147 Comentarios

  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Seldon_Reilly
  • 95 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Cyclops
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    chelin
  • 73 Bueno

    gunsandlove
  • 85 Muy Bueno

    meneillos
  • 91 Muy Bueno

    IGLE_TRAP
  • 83 Muy Bueno


  • 95 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Led
  • 16 Horrible
    USER_AVATAR
    Kupak
    Tienen el mérito de ser una de las bandas que más me aburren del planeta Tierra.
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Khaoz
    Le falla algo el fondo de armario, pero tiene 5 o 6 temas de excelente composición.
  • 100 Excelente

    Iluneta
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Encefalograma
    Maynard es el puto profeta xD
  • 92 Muy Bueno

    JoRdi_06
    APC son y seran siempre mi grupo favorito, partiendo de esa base debo admitir que este álbum esta peldaño por debajo de su posterior obra maestra pero a 800 pasos por delante de la gran mayoría de discos similares. Un álbum fantástico, con una producción exquisita, una lírica excelente, ejecución impecable y, por encima de todo, unas canciones memorables, en que solo baja un poco el listón "Sleeping Beauty", pero con auténticos momentazos algídos como "Magdalena", la potente "Judith", "Orestes"(mi favorita del disco), la bonita "3 Libras" (posiblemente la mejor balada del nuevo milenio...), "Thomas"(increíbles virguerias vocales del genio Keenan) y la tierna y delicada canción de amor, "Breña". En definitiva, un fantástico viaje a través de diferentes estados de ánimo y sentimientos. Grandioso.
  • 92 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Michael_Scott
  • 95 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Adgalo
 

DISCOGRAFÍA