ambient / modern classical
 A Winged Victory for the Sullen
Atomos
ZONA-ZERO
82
4 VOTOS
82
+
A Winged Victory for the Sullen

Atomos

Publicación:
Octubre 2014
Sello:
Kranky / Erased Tapes
Productor:
Género:
otras tendencias
Estilos:
ambient, modern classical

MEDIA

Tracklist

  • 01. Atomos I
  • 02. Atomos II
  • 03. Atomos III
  • 04. Atomos V
  • 05. Atomos VI
  • 06. Atomos VII
  • 07. Atomos VIII
  • 08. Atomos IX
  • 09. Atomos X
  • 10. Atomos XI
  • 11. Atomos XII

Miembros

  • Dustin O'Halloran
  • Adam Witzie

Análisis

por el 12 Dic 2014
8969 lecturas
Si hablamos del silencio dentro del concepto musical, podríamos situarlo fácilmente en las antípodas de lo que conocemos como música, sobre todo en esta web, donde en gran medida valoramos el “ruido” o la ausencia de silencio como un punto ecuánime y coincidente en casi todo lo que nos calzamos en los auriculares o altavoces a diario. Pero hay ciertos momentos en los que el silencio se nos presenta como un aliado más, o incluso como el mayor exponente de que los extremos emocionales pueden llegar a no distanciarse tanto el uno del otro. De que podemos apreciar la mayor de las bellezas en precisamente la ausencia de todo ruido, y que algunos silencios pueden convertirse en lo más atronador que puedan escuchar nuestros oídos.

En “Atomos”, segundo disco de A Winged Victory for the Sullen, es ese silencio el que se alía con cada una de las notas e instrumentos, formando un hilo conductor a través de los 12 temas, que se nos presentan (de ahí su nombre) como una figura indivisible, como parte de un todo que da forma a la materia de la que se compone. No en vano, “Atomos” nace como composición para una obra de ballet de mismo nombre, representada por Random Dance London, y de muy recomendable visionado al menos durante algunos minutos para comprender la razón de ser de este disco.

Los autores de esta obra de arte y por consiguiente de AWVFTS son Adam Wiltzie, reconocido por su exitoso grupo Stars of the Lid, y Dustin O'Halloran, pianista y compositor neoclásico y autor de varios discos en solitario y de bandas sonoras (“María Antonieta” o “Like crazy”, entre otras), así como integrante del grupo Dévics. Y como suele pasar en estos casos, el comienzo de esta unión fue producto de un encuentro casual, concretamente en un concierto de Sparklehorse en Genoa (en el último tour europeo antes de la muerte de Mark Linkous), donde Adam tocaba como músico de directo. Desde entonces, dos discos y, según sus palabras, con la intención de seguir componiendo mucho más tiempo.

Podríamos suponer que Adam y Dustin se reparten el trabajo conforme a sus pasados tanto en el ambient grandilocuente en el caso del primero como en los instrumentos clásicos en el segundo, pero ellos siempre han mantenido que en la variedad está el gusto, y que nunca dividen su trabajo según la parcela del sonido que les sea más grata. Nada aquí es divisible, ni siquiera a la hora de componer y tocar, lo cual hace de “Atomos” un álbum donde si algo no falta es cohesión, y que deja el pasado de los dos artistas en mera anécdota, tomando sus habilidades en pro de algo nuevo y no comparable a su pasado musical.

Es imposible no perderse en los fragmentos de cuerda del disco, siendo probablemente los violines y cellos el factor más importante dentro de su sonido, junto a esos teclados tan ambient (tan de Stars of the Lid), formando la base de cada tema. Y en los momentos muy concretos en los que el piano hace presencia es cuando todo parece acabar de cobrar sentido, fabricando los mejores minutos de toda la obra, y convirtiéndose en una delicia para los amantes del sonido neoclásico de Nils Frahm, Ólafur Arnalds o Hauschka, por citar algunos.

En definitiva, esa nube de tenue y hermoso sonido se alía con el omnipresente silencio o la ausencia de ruido que tanto adoramos cuando necesitamos alejarnos de la oscura realidad, y transportarnos a cualquier parte alejada de todo. “Atomos” no duda en acompañarnos en tan placentero viaje, y nos muestra el camino a seguir hasta encontrar la luz.


Lo Mejor: La belleza puede expresarse con música, y este es uno de sus claros ejemplos.

Lo Peor: El que sea un disco tan cohesionado lo puede llegar a hacer monótono. Nada que no se arregle con más escuchas y atención al detalle.
 


COMENTARIOS

2 Comentarios

  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Wirrak
    Majestuoso.
  • 77 Bueno
    USER_AVATAR
    Jolocho
    Entro, digo que esto es un discazo como la copa de un pino y me voy.
 

DISCOGRAFÍA